Facebooktwitterlinkedin

A estas alturas, está claro que el 2020 no será recordado como un año para enmarcar pero, sin duda, ha sido un año interesante dentro del universo digital. Por ejemplo, sin ir más lejos, el informe Digital 2021 Global Overview Report, informa de que el sector de las apps de reparto de comida a domicilio ha crecido un 27% en tan solo 12 meses.

Este estudio, que realiza anualmente la agencia global We Are Social en colaboración con Hootsuite, aporta una visión general sobre el estado del ecosistema digital del año que acaba de terminar. Así, informa de que, a día de hoy, el valor del sector del food delivery ya supera los 112.000 millones de euros a nivel mundial.

La rentabilidad de las apps de reparto de comida a domicilio en 2020

De forma concreta, el informe indica que más de mil millones de personas a lo largo del mundo han usado en 2020 al menos una vez de los servicios de una plataforma online de este tipo y que cada usuario ha gastado una media de 92,40 euros (112 dólares americanos).

Recordemos que las plataformas de reparto de comida a domicilio son plataformas online en las que se realizas los pedidos  y te lo envían a casa. Por lo tanto, en este grupo también se colocarían los restaurantes que incluyan este tipo de servicio.

La situación del food delivery en España

Atendiendo a los datos de España, podemos ver en la gráfica que un 45,2% de los usuarios españoles han hecho algún pedido online de comida a domicilio en los meses de 2020. Porcentaje casi idéntico al de EE UU (45,3%), Australia (45,3%) o Reino Unido (45,5%).

Porcentaje por países de usuarios que han usado apps de reparto de comida a domicilio

Por otro lado, la industria del food delivery funciona bastante mejor en España que en países como Suecia (30,5%), Alemania (28,9%) o Francia (26,5%) donde el impacto de este tipo de plataformas apenas supera el 30%. El caso de Japón es curioso: tan solo un 15,6% de usuarios japoneses de entre 16-44 años han usado una plataforma online para pedir comida a domicilio durante 2020.

Los jóvenes tienden más a usar las apps para pedir comida a domicilio

En otro orden de cosas, como cabría esperar, los jóvenes son los que realizan más pedidos online a plataformas de reparto de comida a domicilio. Especialmente los usuarios de entre 24-34 años, y en menor medida, lo más jóvenes de entre 16 y 24 años.

Porcentaje por edades de usuarios que usan apps de reparto de comida a domicilio

La gráfica también nos da a entender que cuánto mayor es el usuario, menos tiende a pedir comida online a domicilio. A modo general, tanto hombres como mujeres hacen prácticamente el mismo uso de estas plataformas de envío de comida a domicilio, aunque el porcentaje es ligeramente superior para las mujeres.

Los 6 gigantes del reparto de comida a domicilio que dominan el mundo

Para finalizar , hacemos mención de las empresas de reparto de comida a domicilio más importantes en la actualidad.

Delivery Hero

Delivery Hero es una plataforma de reparto de comida a domicilio con sede en Berlín y que está valorada en más de 17.000 millones de euros. Fue fundada en mayo de 2011 por el sueco Niklas Östberg, opera en más de 40 países de todo el mundo y está asociada a más de 500.000 restaurantes. Además de repartir comestibles, reparte otro tipo de artículos como flores, productos farmacéuticos, etc..

Aunque no opera en España, es la accionista principal de Glovo, la líder del food delivery en nuestro país. Sus caminos se cruzaron en 2018 cuando Delivery Hero empezó a participar en las rondas de financiación de Glovo. En la actualidad cuenta con alrededor del 26% de las acciones de la firma española.

Actualmente, ambas pueden presumir de ser las pioneras del Quick Commerce (q-commerce). Una nueva forma de repartir a domicilio en la que la entrega de los productos se produce de manera casi instantánea dónde y cuándo lo necesiten los consumidores. Por ejemplo, Delivery Hero ya está entregando artículos en media hora, o incluso en menos tiempo.

Quick Commerce: una nueva generación de comercio electrónico de la mano de Glovo y Delivery Hero

Just Eat TakeAway

En 2020, la firma angloholandesa Just Eat TakeAway se convirtió en el gigante de los gigantes del reparto de comida a domicilio al comprar Grubhub por 6.420 millones de euros. Antes, en agosto de 2019, ya se había fusionado con su rival británica JustEat, formando uno de los grandes grupos de food delivery a nivel mundial

La compañía líder de reparto de comida a domicilio, que tuvo sus inicios allá por el año 2000, quiere alejarse de las polémicas que arrastran otras de sus competidores como Glovo. De esta manera, pretende diferenciarse implantando un nuevo modelo de negocio, Scoober, basado en una red propia de repartidores con contrato laboral, a diferencia de los “riders» de otras plataformas como Glovo o Deliveroo que operan como autónomos. Ya lo ha hecho por Europa, y pretende implementar gradualmente en España en las ciudades donde opera.

Food Panda

Propiedad de Delivery Hero desde diciembre de 2016. En España no la conocemos tanto, pero Food Panda tiene presencia en 50 países. Sobre todo es popular en Bulgaria, Rumanía y en la zona de AsiaPacífico. Entre otros, es la plataforma que domina mayormente en países como Pakistán.

El servicio que ofrece, permite a los usuarios seleccionar restaurantes locales y realizar pedidos a través de sus aplicaciones móviles y sus sitios web. La compañía se ha asociado con más de 115.000 restaurantes en 246 ciudades y trabaja con más de 80.000 repartidores.

Uber Eats

Uber Eats nació en 2014 como un experimento. En ese momento, su entonces director ejecutivo Travis Kalanick quería ampliar el alcance de Uber con nuevas formas de transporte. Para ello, creó Uber Fresh – que así se llamaba en un principio- y utilizó la extensa red de vehículos que ya tenía Uber para hacer los repartos. Esto provocó que creciera de forma muy rápida. UberFresh empezó repartiendo menús con un precio fijo a personas en Santa Mónica, en California; y en un año, Uber Eats ya estaba disponible en Barcelona, Nueva York y Chicago.

Más recientemente, después de que Just Eat Takeaway le arrebatase GrubHub, Uber adquirió otro de las grandes compañías de reparto de comida a domicilio, Postmates, en otro intento por consolidarse en el mercado y también para impulsar su rentabilidad. A pesar de que Uber Eats ha podido crecer de forma considerable durante la pandemia, todavía le queda recorrido para alcanzar unos buenos datos de rentabilidad. Su director ejecutivo en la actualidad, Dara Khosrowshahi, ha comentado que esperan que sea rentable en algún momento del próximo año.

Glovo

Como ya hemos comentado antes, la firma española fundada en 2014 por Oscar Pierre es, junto con Delivery Hero, una de las pioneras del envío instantáneo Q-Commerce y la plataforma de reparto a domicilio más popular en nuestro a país. Aunque su nombre se ha visto asociado demasiado a la polémica debido a la situación laboral precaria de sus “riders”. Mientras que Glovo considera que los repartidores son autonómos, otros muchos consideran -empleados inclusive- que estos trabajadores son un claro caso de falsos autónomos, en donde la empresa se aprovecha de no asumir los costes de tenerlos en plantilla.

Historia de Glovo: nacimiento y evolución del unicornio español de los pedidos a domicilio

Aparte de esto, 2020 no ha sido un año brillante para Glovo. Para aumentar su rentabilidad anunció hace unos meses la venta de sus negocios en Latam a Delivery Hero por 230 millones para centrarse, por otra parte, en el mercado europeo y asiático. Ya que al igual que sucede con Just East Takeaway, Glovo ha tenido problemas para generar beneficios desde sus inicios.

En la actualidad, Glovo está presente en 22 países y 700 ciudades. Respecto a España, cuenta con 1000 empleados, 12.000 repartidores y alrededor de 20.000 asociados. A nivel mundial, cuenta con 8 millones de usuarios, de los que 2 millones están en nuestro país.

El caso de China

En China, el sector del reparto de comida a domicilio está dominado por dos grandes empresas: Meituan y Ele.me. Esta última es propiedad de Alibaba desde 2018, mientras que Meituan está controlada por su gran rival en el eCommerce asiático: Tencent. A pesar de formar un duopolio de facto, el poder de Meituan es bastante mayor que el de Ele, tanto a nivel de facturación como de equipo. Con datos de junio de 2020, Ele.me contaba con la asombrosa cifra de 3 millones de repartidores, pero que se queda en nada en comparación con los 5 millones de riders de Meituan, que en 2019 contabilizó unos ingresos de 12.300 millones de euros.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram