Facebooktwitterlinkedin

Entre los cambios que hemos experimentado el sector digital en los últimos dos años se encuentra la adopción masiva del hábito del reparto de comida a domicilio. Un fenómeno que se ha vivido a nivel mundial, tal como refleja el informe Digital 2021 Global Overview Report, que afirma que el sector de las apps de reparto de comida a domicilio creció un 27% anual en 2020 (últimos datos disponibles). De acuerdo con esta misma fuente el valor del sector del food delivery ya supera los 112.000 millones de euros a nivel mundial. Motivos más que sobrados para analizarlo en profundidad.

Delivery, un servicio de más de 1.000 millones de clientes en el mundo

De forma concreta, el informe indica que más de mil millones de personas a lo largo del mundo utilizan al menos una vez al año los servicios de una plataforma online de este tipo y que cada usuario gasta una media de 92,40 euros (112 dólares) al año en ellos.

Recordemos que las plataformas de reparto de comida a domicilio son plataformas online en las que se realizas los pedidos y te lo envían a casa. Por lo tanto, en este grupo también se colocarían los restaurantes que incluyan este tipo de servicio.

Atendiendo a los datos de España, podemos ver en la gráfica que un 45,2% de los usuarios españoles han hecho algún pedido online de comida a domicilio en los meses de 2020. Porcentaje casi idéntico al de EE UU (45,3%), Australia (45,3%) o Reino Unido (45,5%).

Porcentaje por países de usuarios que han usado apps de reparto de comida a domicilio

Por otro lado, la industria del food delivery funciona bastante mejor en España que en países como Suecia (30,5%), Alemania (28,9%) o Francia (26,5%) donde el impacto de este tipo de plataformas apenas supera el 30%. El caso de Japón es curioso: tan solo un 15,6% de usuarios japoneses de entre 16-44 años han usado una plataforma online para pedir comida a domicilio al año.

Los jóvenes tienden más a usar las apps para pedir comida a domicilio

En otro orden de cosas, como cabría esperar, los jóvenes son los que realizan más pedidos online a plataformas de reparto de comida a domicilio. Especialmente los usuarios de entre 24-34 años, y en menor medida, lo más jóvenes de entre 16 y 24 años.

Porcentaje por edades de usuarios que usan apps de reparto de comida a domicilio

La gráfica también nos da a entender que cuánto mayor es el usuario, menos tiende a pedir comida online a domicilio. A modo general, tanto hombres como mujeres hacen prácticamente el mismo uso de estas plataformas de envío de comida a domicilio, aunque el porcentaje es ligeramente superior para las mujeres.

Los gigantes del sector a nivel mundial

Sin embargo, si elevamos el zoom y repasamos el estado del sector a nivel mundial, veremos que sus principales protagonistas son pocos… y muy poderosos.

Delivery Hero

Delivery Hero es una multinacional de reparto de comida a domicilio con sede en Berlín y que está valorada en más de 17.000 millones de euros. Fue fundada en mayo de 2011 por el sueco Niklas Östberg, opera en más de 40 países de todo el mundo y está asociada a más de 500.000 restaurantes. Además de repartir comestibles, reparte otro tipo de artículos como flores, productos farmacéuticos, etc.

En 2021 Delivery Hero se hacía con el 44% de las acciones de Glovo, la líder del food delivery en nuestro país, y poco después cerraba un acuerdo de compra por el cual pasará a poseer el 80% de sus acciones. Sus caminos se encontraron por primera vez en 2018 cuando Delivery Hero empezó a participar en las rondas de financiación de Glovo.

Delivery Hero es uno de los impulsores del concepto de Quick Commerce (q-commerce), una nueva forma de repartir a domicilio en la que la entrega de los productos se produce de manera casi instantánea dónde y cuándo lo necesiten los consumidores. Por ejemplo, Delivery Hero ya está entregando artículos en media hora, o incluso en menos tiempo.

Just Eat TakeAway

En 2020, la firma angloholandesa Just Eat TakeAway se convirtió en el segundo de los gigantes del reparto de comida a domicilio al comprar Grubhub por 6.420 millones de euros. Antes, en agosto de 2019, ya se había fusionado con su rival británica JustEat, formando uno de los grandes grupos de food delivery a nivel mundial.

La compañía líder de reparto de comida a domicilio, que tuvo sus inicios allá por el año 2000, quiere alejarse de las polémicas que arrastran otras de sus competidoras como Glovo. De esta manera, para lograr esa diferenciación, implantó un nuevo modelo de negocio, Scoober, basado en una red propia de repartidores con contrato laboral, a diferencia de los “riders» de otras plataformas como Glovo o Deliveroo que operaban como autónomos antes de la Ley Rider.

Pero parece que Just Eat TakeAway ha acabado cayendo al igual que sus competidores, ya que en abril de 2022 tuvo que afrontar su primera multa en España por la cesión ilegal de parte de su flota de repartidores. La empresa se habría aliado con Fleet Delivery Solutions S.L para emplear a 183 repartidores de modo fraudulento, evitando así pagarles la cantidad que les correspondería si Just Eat TakeAway los contratase de forma directa. La empresa fue sancionada con una multa de 187.515€, mientras que Fleet Delivery Solutions, la otra implicada, lo fue con 62.503€.

Food Panda

Fundada en 2012, es propiedad de Delivery Hero desde diciembre de 2016. En España no la conocemos tanto, pero Food Panda opera en más de 40 países. Sobre todo es popular en la zona de AsiaPacífico. Entre otros, es la plataforma que domina mayormente en países como Pakistán.

El servicio que ofrece, permite a los usuarios seleccionar restaurantes locales y realizar pedidos a través de sus aplicaciones móviles y sus sitios web. La compañía se ha asociado con más de 115.000 restaurantes en 246 ciudades y trabaja con más de 80.000 repartidores.

Uber Eats

Uber Eats nació en 2014 como un experimento. En ese momento, su entonces director ejecutivo Travis Kalanick quería ampliar el alcance de Uber con nuevas formas de transporte. Para ello, creó Uber Fresh, que así se llamaba en un principio, y utilizó la extensa red de vehículos que ya tenía Uber para hacer los repartos. Esto provocó que creciera de forma muy rápida. Uber Fresh empezó repartiendo menús con un precio fijo a personas en Santa Mónica, en California y, en un año, Uber Eats ya estaba disponible en Barcelona, Nueva York y Chicago.

En 2020, después de que Just Eat Takeaway le arrebatase GrubHub, Uber adquirió otra de las grandes compañías de reparto de comida a domicilio, Postmates, en un nuevo intento por consolidarse en el mercado y también para impulsar su rentabilidad. A pesar de que Uber Eats ha podido crecer de forma considerable durante la pandemia, todavía le queda recorrido para alcanzar unos buenos datos de rentabilidad. Su director ejecutivo en la actualidad, Dara Khosrowshahi, comentó que esperan que sea rentable en 2022.

En mayo de 2022, Uber Eats sumó a su oferta la cadena de hamburgueserías Five Guys en un beneficioso acuerdo para ambas partes, que buscaba dar respuesta a numerosas peticiones de sus usuarios, como afirmó la directora general de Uber Eats en España, Courtney Tim’s.

Actualmente, Uber Eats se encuentra presente en 32 países y, solo en España, en más de 500 ciudades.

Glovo, un actor español en la escena internacional

Como ya hemos comentado antes, la firma española fundada en 2014 por Oscar Pierre es una de las pioneras del envío instantáneo Q-Commerce y la plataforma de reparto a domicilio más popular en nuestro país, además de contar con presencia en otros mercados. En la actualidad, Glovo está presente en 1.300 ciudades y 25 países y cuenta con 15 millones de usuarios.

Aunque su nombre se ha visto asociado demasiado a la polémica debido a la situación laboral precaria de sus “riders”. Mientras que Glovo considera que los repartidores son autónomos, otros muchos consideran -empleados inclusive- que estos trabajadores son un claro caso de falsos autónomos, en donde la empresa se aprovecha de no asumir los costes de tenerlos en plantilla. Escenario que ha ido cobrando cierta estabilidad gracias a la Ley Rider, a pesar de que Glovo ha anunciado cambios en su sistema de facturación para desligarse del servicio de reparto.

El 2020 no fue un año brillante para Glovo. Para aumentar su rentabilidad anunció la venta de sus negocios en Latam a Delivery Hero por 230 millones para centrarse, por otra parte, en el mercado europeo y asiático. Ya que al igual que sucede con Just East Takeaway, Glovo ha tenido problemas para generar beneficios desde sus inicios.

No obstante, a la hora de realizar la operación, Delivery Hero tuvo que abonar una cantidad de 450 millones de euros debido al panorama económico que presentaba Glovo. Y es que la empresa de pedidos a domicilio cerró su ejercicio en el 2021 en números rojos y con pérdidas cinco veces mayores que las del año anterior (474 millones de euros).

Por otra parte, los ingresos de Glovo se incrementaron un 60% en el ejercicio de 2021 con respecto al año anterior pasando de casi 360 millones a 580. Sin embargo, esto no fue suficiente para conseguir unos buenos resultados. Estas pérdidas crecieron vertiginosamente, pasando de los 83 millones de euros a los 474 millones.

Nuevas empresas irrumpen de forma agresiva en el sector delivery pero generan dudas

Durante 2021, nombres como Gorillas, Getir o GoPuff comenzaron a sonar con fuerza en el panorama del delivery: estas empresas buscan desbancar a sus predecesoras y la estrategia para conseguirlo se basa en ofertas, descuentos y promesas de entregas a cada cual más veloz a sus clientes, con el concepto de «entregas ultrarrápidas». No obstante, la carrera de fondo en la que participan tiene un alto coste inicial que, por lo visto, no todas pueden gestionar y salir airosas al mismo tiempo.

Y, es que la rentabilidad de estas empresas pende de un hilo en sus inicios, su estrategia se basa en hacerse un hueco en el mercado y, tras esto, aumentar sus precios anulando la agresividad de sus ofertas, que comienzan a obtener verdaderos beneficios.

De acuerdo a un estudio realizado por la consultora Bain & Company, sería necesario que el precio mínimo por pedido fuese de 30€ para que estas nuevas empresas de entregas ultrarrápidas alcanzasen la rentabilidad. No obstante, la realidad difiere de este dato, ya que actualmente el precio medio del pedido ronda los 20€. También sería preciso alcanzar un volumen de pedidos a través de dark stores (supermercados «fantasma», localizados en los centros de las ciudades, de los que toman los artículos a repartir) de más de 1.000 diarios por almacén, cifra que también dista de la situación actual.

Getir

En marzo de 2022, la empresa turca Getir pasaba al siguiente nivel del entorno startup convirtiéndose en «decacornio» tras levantar 700 millones de euros en una ronda de financiación. En ese momento su valoración se situaba en más de 10.000 millones de euros.

El fundador de Getir, Nazim Salur utilizaba una metáfora para explicar la situación a la que se enfrentan las compañías del sector delivery, afirmando que su empresa era como un avión que despegaba y necesitaba mucho combustible para emprender el vuelo pero, una vez en el aire, alcanzaba la velocidad de crucero y se estabilizaba. No obstante, parece que a día de hoy su vuelo está experimentando serias turbulencias.

Getir acaba de realizar un recorte del 14% de su plantilla mundial, un despido de 4.500 personas que también afecta a su situación en España. Entre los próximos cambios que la compañía tendrá que afrontar se encuentran reducir gran parte de su expansión intensiva en capital, reduciendo a su vez la contratación, las inversiones en marketing y la oferta de promociones. Según diversas fuentes, la compañía estaría gastando unos 60 millones de dólares (55 millones de euros) al mes, pudiendo alcanzar un gasto de 1.000 millones de dólares (algo más de 900 millones de euros) en 2022.

Gorillas

Esta compañía alemana cuenta con tan solo dos años de vida pero es una de las startups europeas que más rápido alcanzó el título de unicornio. A principios de mayo de 2022 se encontraba valorada en unos 3.000 millones de dólares (2.790 millones de euros).

Sin embargo parece que la buena fortuna le ha ido abandonando. Recientemente Gorillas anunciaba un despido masivo, nada más que el 50% de su plantilla en Berlín (unos 320 empleados), así como su salida de los mercados de España, Bélgica, Italia y Dinamarca. El agresivo modelo de negocio del sector convirtió a Gorillas en una máquina de quemar dinero y la situación ya no era sostenible. Los planes a futuro de Gorillas pasan por enfocarse en sus cinco mercados clave (Alemania, EE.UU., Francia, Holanda y Reino Unido) a fin de conseguir una situación más estable en estos y llegar a ese codiciado momento de estabilidad.

GoPuff

Fundada en 2015 en EE.UU., en verano de 2021 fue valorada en 15.000 millones de dólares (14.000 millones de euros). En agosto de 2021 GoPuff se hacía con la plataforma delivery británica Dija y, en febrero de 2022, aterrizaba oficialmente en Madrid.

Poco después de su llegada a España, GoPuff anunciaba el despido del 3% de su plantilla a nivel mundial (más de 400 personas). Y, es que, frente a su plan de expansión por España destacan los 500 millones de dólares (casi 470 millones de euros) que se habría dejado solo en 2021. En cuanto a su financiación, ese mismo año consiguió levantar 2.200 millones de dólares (algo más de 2.050 millones de euros) gracias a dos rondas.

Las apps de reparto de comida a domicilio más descargadas en Europa

Si nos centramos en el ámbito europeo, de acuerdo con el estudio The State of Food Delivery and Restaurant Apps in Europe 2021, elaborado por Sensor Tower, Uber Eats se posiciona como la reina del ranking de apps de delivery más descargadas en Europa, al desbancar a Just Eat Takeaway, que desciende a la segunda posición. Deliveroo, por su parte, se mantiene estable en una tercera posición que ya ocupaba en años anteriores. No es el caso de Foodpanda, que tras un ascenso en 2020, sufre la mayor caída del ranking (dos posiciones), y se sitúa en décimo lugar.

ranking delivery apps

Evolución ranking de descargas de aplicaciones delivery / Fuente: Sensor Tower

En este último ranking de la primera mitad de 2021 aparecen aplicaciones muy populares en España y otras que, aunque triunfan en el conjunto europeo, no son tan conocidas en nuestro entorno. Echémosles un vistazo:

  • Yemeksepeti: esta app de entrega de comida a domicilio turca opera en 81 ciudades de Turquía y en el norte de Chipre. También cuenta con la variante Yemeksepeti Market, para realizar compras rápidas en supermercados.
  • Delivery Club: fundada en Rusia en septiembre de 2009, Delivery Club se ha convertido en una de las principales empresas de reparto a domicilio en el país. En 2014 fue adquirida por Foodpanda pero siguió operando bajo el mismo nombre.
  • Yandex Food: podemos decir que Yandex es el equivalente a Google en Rusia. Esta empresa también cuenta con múltiples servicios a mayores como Yandex Mail, Yandex Search o Yandex Food, su propio servicio delivery. Junto con Delivery Club es la opción más popular en Rusia.
  • Wolt: nació en Helsinki en 2015 y actualmente se encuentra presente en 23 países de Europa y Asia, entre los que no se encuentra España. Recientemente se ha anunciado su adquisición por parte de DoorDash, delivery estadounidense, la cual terminará de cerrarse este segundo trimestre de 2022.
  • Bolt Food: fundada por Markus Villig, un estudiante de 19 años, en Tallin (Estonia) en 2013, Bolt Food se ha convertido en uno de los negocios de más rápido crecimiento en Europa. Actualmente tiene presencia en más de 400 ciudades de Europa, África, Asia, Norteamérica y Sudamérica.
  • Tikla Gelsin: esta app de comida a domicilio turca es propiedad del grupo TAB Gida, empresa que tiene los derechos de distribución y producción de marcas como Burger King o Popeyes en Turquía.

El caso de China

En China, el sector del reparto de comida a domicilio está dominado por dos grandes empresas: Meituan y Ele.me. Esta última es propiedad de Alibaba desde 2018, mientras que Meituan está controlada por su gran rival en el eCommerce asiático: Tencent. A pesar de formar un duopolio de facto, el poder de Meituan es bastante mayor que el de Ele, tanto a nivel de facturación como de equipo. Con datos de junio de 2020, Ele.me contaba con la asombrosa cifra de 3 millones de repartidores, pero que se queda en nada en comparación con los 5 millones de riders de Meituan, cuyos ingresos superan los 12.300 millones de euros.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!