Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Durante 2015 vimos como Snapchat sufrió rediseños y se fue reestructurando para encontrar un hueco dentro del contexto global del comercio electrónico y la publicidad en medios y redes sociales; este duro trabajo parece comenzar a generar sus primeros frutos.

Lo que empezó como un servicio de videomensajería breve entre amigos se ha convertido en un canal donde se comparten historias, que pueden ver varios amigos a la vez y hasta una audiencia mayor. Ahora, los vídeos de Snapchat parecen haberse convertido en un arma competitiva de primer nivel en el mercado publicitario.

El potencial de los vídeos de Snapchat en 2016

Noah Mallin, responsable de estrategia social para Norteamérica de MEC Global (uno de los principales compradores de anuncios online en Norteamérica), declara a través de Business Insider que hay razones suficientes para creer que Snapchat saltará a convertirse en un gran contendiente del mundo publicitario online en el 2016, compitiendo específicamente con Twitter en este ámbito.

Es a través de los vídeos de Snapchat como la compañía de la “red de mensajería efímera” quiere dar un gran salto. Para profundizar en el análisis, hay que recordar que Snapchat inició su camino en la venta de anuncios publicitarios en octubre de 2014, con un inicio no demasiado exitoso debido a la gran ausencia de datos de la red (lo que es, en otras palabras, la materia prima para trabajar con las marcas).

Desde ese entonces, se han introducido diversas mejoras que si bien aun le hacen ver lejano un rendimiento al ritmo de Facebook o Google, si le han dado una aprobación a los vídeos de Snapchat dentro del sector publicitario.

Los vídeos de Snapchat, el “arma secreta”

Será a través de los vídeos en Snapchat donde la red se convierta en una real amenaza. Los nuevos formatos de anuncios a través de vídeos de Snapchat prometen mucho, con una modalidad de anuncio que permite elegir desde anuncios en ‘lentes’ patrocinados (lo que permite al usuario superponer gráficos y animaciones ligados a marcas) hasta los anuncios en formato de vídeos en Snapchat 3V (“Vertical + Vídeo + Vistas”).

Según Mallin, será cuestión de estadísticas y tiempo para que el buen rendimiento de estos formatos compruebe, durante la primera mitad de 2016, que el sistema efímero debe ser tomado en cuenta de manera muy seria.

Es aquí donde, como primer objetivo, Snapchat apunta contra Twitter para hacerse con el cetro en un reino donde la red social de microblogging no ha sido capaz de elaborar una propuesta convincente en torno a los anuncios en formato de vídeo. Y es que es Twitter el más afectado por el potencial crecimiento de Snapchat, pues ambas crean una interacción vía móvil y viven de la magia del momento y de la interacción en vivo en torno a una marca o un evento.

¿Crees tú que los vídeos de Snapchat sean el arma idónea para que éste último salte (por fin) al estrellato en el mundo de los anuncios online? Comparte tu opinión.

Shares