Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El eCommerce de alimentación en España todavía tiene una cuota de mercado pequeña, sobre todo si la comparamos con la de otros países. En Reino Unido el negocio de la alimentación en la red representa un 8%, mientras que en nuestro país permanece estancada entre el 0,8% y el 1,5%. Aún así, la industria alimentaria es de las que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos tiempos, y los grandes supermercados parece que se están poniendo las pilas para ofrecer sus productos y servicios desde distintos canales, entre los que no puede faltar el online.

Tanto es así, que Alimarket ha publicado un informe sobre el estado del eCommerce de alimentación en España en 2017, puntualizando en las estrategias, inversiones o desarrollos que están llevando a cabo las distintas empresas del sector.

Transformación digital en el sector de la alimentación online

La tremenda proyección del comercio online es una realidad ya asumida por todos. En el caso del sector de la alimentación online las perspectivas de crecimiento en los próximos años auguran buenos resultados, pese a que actualmente en España estamos por debajo de la media de cuota de mercado a nivel global. Aún con pérdidas de dinero, los distintos entes del sector desean estar presentes en este canal porque se espera cierto éxito futuro, tal y como ha ocurrido con la venta de comida online.

Y es que en el proceso de transformación digital, especialmente del comercio minorista, la omnicanalidad se perfila como el concepto más importante. Lo que se busca, principalmente, es: 

  1. Fidelizar al cliente hacia la marca y el producto o el modelo de negocio.
  2. Reducir fronteras entre el canal físico y el canal online.
  3. Introducir la venta de producto fresco online. Rechazado durante mucho tiempo, la venta de productos frescos conforma ahora una importante apuesta que, de dar buenos resultados, aumentaría el número de ventas en estas plataformas. El gigante Amazon a través de Prime Now, El Corte Inglés o Ulabox son dos buenos ejemplos de la apuesta por la venta de productos frescos online.

Hasta ahora, las diferencias entre comprar online o comprar en tiendas físicas en España no varía demasiado, si bien a veces sale más caro hacerlo online debido a los gastos de envío. Sin embargo, las ventajas de las eCommerce de alimentación son obvias y ventajosas: un servicio 24 horas que permite comprar con un solo clic y recibir los productos en el propio domicilio.

Por supuesto, hay retos que afrontar: la logística, con las necesidades propias del reparto de productos frescos (carne, verduras, frutas , puede ser todavía un impedimento para que pequeños actores puedan competir con los grandes del sector. Al menos, en toda España. Las experiencias llevadas a cabo por el momento apuntan a que las grandes áreas urbanas, Madrid y Barcelona a la cabeza, cuentan con la infraestructura necesaria y la masa crítica de clientes adecuada para poner en marcha servicios de este tipo. 

Y en todo caso, la alimentación online incluye muchos más productos que los frescos, como han demostrado ya los grandes supermercados españoles, que ofrecen reparto de productos envasados, en la mayor parte de zonas en las que tienen presencia. A pesar de que algunos, como Mercadona, todavía no hayan dado el paso final hacia el eCommerce con la seriedad que el sector merece.

El sector de la alimentación online tiene, en definitiva, un largo camino por delante para crecer y desarrollar todo su potencial. ¿Cambiarán los datos en un futuro próximo?

 

Imagen: Freepik.com

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram