Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Las estrategias de Amazon por lograr mantener su posición como el mayor minorista online parecen no tener fin. Hasta ahora, la compañía de Jeff Bezos había apostado por ofrecer grandes descuentos en los productos que vendía ella misma. Pero ahora Amazon revienta los precios reduciendo los precios de las tiendas que vende a través de su marketplace.

Amazon ofrece grandes descuentos en los productos de sus vendedores externos

Amazon ofrecerá grandes descuentos en los artículos de sus vendedores externos para lograr ser aún más competitiva con otros eCommerce, pero en esta arriesgada estrategia, los descuentos correrán por cuenta de la compañía. Así, los artículos etiquetados como “Descuento proporcionado por Amazon” ponen en marcha una nueva política que incluso muchos de los minoristas que ofrecen sus artículos en el marketplace habitualmente desconocían hasta ahora.

Así es como previendo la jornada de mayor movimiento de compras prenavideñas que arranca con las ofertas del Black Friday, Amazon quiere lograr mejorar las ventas contra rivales como Walmart en los artículos que no vende directamente ofreciendo grandes descuentos aunque el coste que asumirá puede ser muy grande.

Los grandes descuentos asumidos por Amazon se aplicarán a productos de todo tipo: desde juegos de mesa hasta dispositivos tecnológicos. Un portavoz de Amazon señaló por medio de un comunicado que “Cuando Amazon ofrece un descuento, los clientes obtienen los productos que quieren a un precio que les encantará, y las pequeñas empresas reciben mayores ventas a su precio de venta original”.

Durante la primera jornada el gigante del retail ha reducido los precios de algunos artículos tecnológicos como el iPhone 6S, de 532,40 euros a 505 euros, el Moto E4 Plus de 199 euros a 169 euros y el robot de limpieza Roomba 691, de 549 euros a 427,49 euros, entre otros artículos más, tal y como ha observado Kippel01.

La polémica vuelve a su marketplace

Pero, si bien este descuento no afecta a los vendedores en cuanto a lo que se les paga por sus productos, algunos de ellos se encuentran desconcertados. Claro que gran parte de ellos se encuentran encantados con que Amazon pague por un descuento en sus artículos, lo que hace que obtengan mejores ventas y sin tener que ofrecerlos a un precio menor, pero no todo es felicidad.

Muchos vendedores tienen acuerdos no sólo con Amazon, sino con otros marketplaces, incluido eBay o Walmart en Estados Unidos, quienes les exigen mantener una paridad en los precios de los productos que venden en otros lugares (lo que incluye a Amazon) y por obvias razones se crea un predicamento, y otros vendedores aseguran que esta política podría devaluar sus productos.

Además esta oleada de grandes descuentos en Amazon puede enfadar a las grandes marcas, que intentan ejercer un estricto control sobre los precios de venta de los productos en los diferentes puntos de venta.

Los consumidores serán quienes se vean más favorecidos, ya que al buscar artículos difíciles de encontrar en el gigante minorista, podrán obtenerlos incluso con grandes descuentos, además a pesar de que los vendedores externos opten por no recibir los descuentos, muchos consumidores aún elegirían a Amazon ya que ofrece grandiosas políticas de devolución y envíos.

Será cuestión de tiempo saber que tal funcionó esta arriesgada apuesta de Amazon y cuales fueron sus costes a mediano y largo plazo.

Imagen: Shutterstock.com

Shares