Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Una de las constantes preocupaciones de los consumidores a la hora de adquirir algún producto o servicio en internet es la seguridad de sus pagos. Como una solución global a esto, Verified by Visa anuncia sus próximas mejoras para aumentar la seguridad y garantizar que los pagos verdaderamente son efectuados por el titular de la tarjeta.

Las nuevas actualizaciones de Verified by Visa

Con la actualización, los comercios y las entidades financieras recibirán datos enriquecidos para mejorar la autenticación de los consumidores y reducir el fraude en las transacciones realizadas por medio del navegador del móvil o de un ordenador, una aplicación o cualquier dispositivo conectado a internet.

En esta actualización, Visa está mejorando sus sistemas para soportar 3-D Secure 2.0, la última generación de la plataforma de seguridad de la compañía y que es la base de su servicio Verified By Visa.

Esta tecnología dará a los comercios y emisores de medios de pago más herramientas para poder personalizar el proceso de autenticación, asegurando que la experiencia de los consumidores sea rápida y fácil.  Además se integrará un canal para el intercambio de información en tiempo real: de esta manera los comercios podrán autentificar a los consumidores utilizando por ejemplo el tipo de dispositivo o la dirección de entrega.

De acuerdo a estudios realizados por Visa, este sistema puede reducir hasta en un 85% el tiempo requerido para el pago en los eCommerce y se prevé un descenso del 70% de la tasa de abandono del carrito de compra.

Pagos seguros y rápidos en cualquier dispositivo

La capacidad multidispositivo también podrá ser de ayuda para proteger a los consumidores en cualquier plataforma y dispositivo que elijan para realizar un pago.

De acuerdo con el estudio de Visa sobre Pagos Digitales con más de 36.000 consumidores europeos, el porcentaje de usuarios que realizó pagos frecuentes con el móvil fue del 54%, una cifra que   se ha triplicado desde 2015, cuando era del 18%.

Con esta nueva actualización, facilitarán la futura integración de la tecnología de pagos en el Internet de las Cosas, ya que se prevé que más de 10.800 millones de dispositivos estarán conectados antes de 2020.

Además, Visa también ha mejorado la autenticación basada en riesgos, de forma que se reducen los puntos de fricción, como por ejemplo la introducción de una contraseña estática o un PIN para completar el pago en algún dispositivo.

Mike Lenberger, vicepresidente senior para soluciones de producto en Visa afirmó que “La tecnología de autenticación ha avanzado mucho desde los tiempos de la firma y la banda magnética. A medida que ha cambiado la forma con la que realizamos los pagos, también ha aumentado la necesidad de innovación para garantizar la seguridad. La inmensa mayoría de los europeos ha utilizado un dispositivo móvil para efectuar pagos, sin embargo la preocupación por el fraude o la seguridad sigue siendo el principal elemento disuasorio”.

Con esta actualización, Visa se asegura de ofrecer todas las herramientas necesarias para garantizar el cumplimento de la directiva europea de servicios de pagos 2 (PSD2) para los pagos con tarjeta.

Imagen: Shutterstock.com

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram