Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El negocio de la entrega de comida a domicilio ha estado en constante ir y venir  los últimos meses, y el nuevo movimiento estratégico de este tipo de startups es la noticia de que Takeaway vende a Just Eat todo su negocio en el Reino Unido. No deja de ser algo irónico el hecho de que hace apenas unas semanas comentábamos sobre un acuerdo similar pero en dirección opuesta, cuando Just Eat vendió precisamente al portal holandés Takeaway  sus activos en Bélgica y Holanda por 22,5 millones de euros.

Lo cierto es que en estas negociaciones de ida y vuelta no termina de conformarse un solo gigante del negocio de la entrega de comida a domicilio y cada una lucha por ser líder en su sector. Así es como desistiendo de su presencia en Reino Unido Takeaway vende a Just Eat sus activos en esa región.

Takeaway vende a Just Eat sus activos… y también su cartera de clientes

Sin hacer aún algún aviso de forma oficial, Takeaway.com comunicaba a sus usuarios por medio de su plataforma esta decisión, además de enviar un correo electrónico agradeciendo a sus clientes e informándoles sobre el cierre.

Takeaway vende a Just Eat interior

Business Insider explica que el portavoz de la compañía, Joris Wilton declaró que “El porcentaje que cobraba Takeaway.com a sus clientes era insuficiente como para mantener su modelo de negocio de forma saludable.”

Así es como Takeaway cerró su aplicación el lunes y ahora dirige a los clientes hacia la plataforma de Just Eat para continuar con sus pedidos, ya que los activos vendidos incluyen los detalles de los clientes. Wilton no aclaró el precio pagado por Just Eat pero negó que tenga un impacto significativo para la empresa.

Por lo ponto Takeaway seguirá operando en los Países Bajos, Alemania, Polonia y Francia, y esta venta no afectará la competencia que sigue teniendo con Just Eat en los lugares donde ambas compañías tengan presencia.

El negocio de la comida a domicilio deja con hambre de más a las compañías

Y es que el negocio de la entrega de comida a domicilio ha sido un negocio redondo que todas las startups luchan para oonseguir. Como en el caso de Take Eat Easy que en poco tiempo pasó de ser una plataforma con buen crecimiento y expansión,  logrando dos rondas de financiación, a no lograr recaudar los ingresos suficientes para cubrir los costes, finalizando por cerrar solo tres años después de haberse creado.

En un caso opuesto, Deliveroo logró una ronda de financiación hace apenas unos días recaudando cerca de 249 millones de euros, logrando el status de startup unicornio, con lo que sigue en la búsqueda de conquistar el reparto de comida a domicilio en las grandes capitales de las ciudades europeas. Hasta Uber, la aplicación de uso compartido de transporte privado, ha entrado al negocio de entrega de comida a domicilio con Uber Eats, que lentamente va expandiéndose y está presente en varias ciudades de Estados Unidos, Barcelona y desde junio en Londres.

La competencia es fuerte, y las ganancias deben ser representativas para que al mismo tiempo de ser competitivas estas empresas puedan tener ingresos suficientes para sus gastos operativos y atraer usuarios en un sector con tantas opciones por elegir es una gran faena para cualquier compañía.

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario