Copiar enlace

El remarketing es una estrategia de marketing digital que se basa en volver a conectar con usuarios que previamente han interactuado con una marca, sitio web o contenido. Esto se logra a través de la proyección de anuncios específicamente enfocados a estos usuarios en diferentes canales online. Estos canales pueden ser sitios web, redes sociales, correos electrónicos o aplicaciones móviles, entre otros.

La clave del remarketing se encuentra en su capacidad para llegar a una audiencia que ya ha expresado un interés previo en los productos o servicios. Al dirigirnos a este grupo, podemos incrementar significativamente las posibilidades de conversión, ya que estaremos dirigiéndonos a una audiencia que ya está familiarizada con la marca.

Utilidades del remarketing

Para poner en valor esta estrategia de marketing digital, vamos a enumerar algunas de las principales utilidades que posee.

1. Recuperación de usuarios perdidos

Teniendo en cuenta la enorme cantidad de oferta disponible que existe en la inmensidad de la red, es fácil que los usuarios se desvíen o se distraigan antes de completar una compra o conversión. En este sentido, el remarketing ofrece una oportunidad valiosa para recuperar a esos usuarios que, por alguna razón, no concluyeron la acción deseada en su primera visita.

Ejemplo: Una usuaria añade unas sneakers a su carrito, pero no completa la compra. En este caso, la marca puede implementar anuncios dinámicos que muestran el mismo modelo de sneakers que ésta abandonó en el carrito. Estos anuncios pueden aparecer en redes sociales, otros sitios web que visite y en su bandeja de entrada de correo electrónico.

2. Refuerzo de mensajes clave

El remarketing permite repetir y reforzar mensajes clave, así como proyectar la propuesta de valor. Al mostrar anuncios relevantes y persuasivos, podemos asegurarnos de que los usuarios recuerden por qué el producto o servicio que se ofrece es la mejor opción. Es, sin duda, una gran oportunidad de provocar que sucedan cosas.

Ejemplo: La usuaria del ejemplo anterior muestra interés en sneakers de estilo casual. En esta línea, la marca puede segmentar a este perfil en una lista de interés para esta categoría de producto. Posteriormente, puede enviarle ofertas personalizadas, como descuentos exclusivos en sneakers de estilo casual o una promoción de «compra un par de sneakers y obtén el segundo al 50% de descuento».

3. Segmentación precisa

Una de las mayores fortalezas del remarketing es su capacidad para segmentar audiencias de manera precisa. De este modo, puedes crear campañas específicas para diferentes grupos de usuarios basadas en su comportamiento anterior, intereses o etapa en el embudo de ventas.

Ejemplo: La usuaria visita la página de Instagram de la marca durante su sesión online. Conociendo esto, se puede poner en práctica el uso de píxeles de seguimiento, con los que la marca puede mostrar anuncios específicos a la usuaria en cuestión cuando navegue por sus redes sociales. Estos anuncios pueden destacar los productos que examinó durante su visita, así como ofertas especiales que puedan ser de su interés.

4. Personalización de la acción

Esta estrategia de marketing digital permite personalizar el contenido de los anuncios para que se adapten a las necesidades y preferencias individuales de los usuarios. Esto crea una experiencia más relevante y atractiva, lo que aumenta la probabilidad de conversión.

Ejemplo: Sabiendo que la usuaria exploró varias páginas de productos, la marca puede mantenerla informada sobre las nuevas llegadas y colecciones a través de correos electrónicos periódicos. El objetivo de esta acción de comunicación personalizada es que pueda estar al tanto de las últimas tendencias y novedades de la marca.

Beneficios del remarketing

Como podemos comprobar, este tipo de estrategia aporta interesantes beneficios en su aplicación. Entre ellos, podemos destacar los siguientes:

1. Aumento de las tasas de conversión

El remarketing, al dirigirse a una audiencia que ya ha mostrado interés, tiene una tasa de conversión notablemente más alta en comparación con otras estrategias de marketing. Simplemente por ello, es importante que lo tengamos en cuenta. Los usuarios están más cerca de tomar una decisión de compra y representa una oportunidad, ya que puede traducirse en un mayor retorno de inversión (ROI).

2. Reducción del abandono de carritos

En el comercio electrónico, el abandono del carrito de compras es un problema común, que además produce diversas situaciones que debemos analizar para optimizar todo el proceso. El remarketing ayuda a enfocar este fenómeno al recordar a los usuarios los productos que han dejado en su carrito, brindando un recordatorio persuasivo para completar la compra.

3. Mejora de la lealtad del cliente

Al mantener una presencia continua en la mente de los usuarios, el remarketing contribuye a establecer una relación más duradera y significativa con la audiencia. Esto puede fomentar la lealtad del cliente a largo plazo, siempre que cuidemos el estilo y el tono con el que nos dirigimos a los usuarios. Es importante tomar algunas precauciones en la estrategia de remarketing para que no acabe siendo intrusiva y molesta para el usuario. Si esto ocurre, en lugar de ser una oportunidad de compra puede acabar con frustración con la marca.

Para evitar esto, debemos establecer ciertos límites en la frecuencia con la que aparece el anuncio al usuario. Plataformas publicitarias como Google Ads permiten limitar la frecuencia con el objetivo de no producir ningún malestar al usuario. Además, tenemos que ofrecer siempre al usuario la posibilidad de dejar de recibir un anuncio concreto. Si éste no está interesado en el producto, es evidente que no vamos a lograr ningún resultado mostrándoselo de manera continuada, por lo que será mejor ofrecerles la posibilidad de dejar de recibir la publicidad.

4. Optimización de la inversión publicitaria

Como se trata de dirigirse específicamente a aquellos usuarios que han manifestado un interés previo, esta estrategia permite que se pueda lograr maximizar la eficiencia de la inversión publicitaria. De esta manera, no se gastan recursos en una audiencia general, sino en personas que ya han demostrado interés en la marca.

Consejos para optimizar la estrategia de remarketing

Empecemos por lo más obvio. Sabiendo del interés previo mostrado, cuanto más sintético y específico sea el mensaje mayor valor aportaremos al usuario, lo que se traduce en una mayor oportunidad de convertir las visitas en ventas.

Por otro lado, debemos tener en cuenta los diferentes tipos de extensión que podemos detectar en cuanto al proceso de decisión de un producto. Seguramente, descubriremos procesos más largos y otros más inmediatos, lo que determinará que podamos entender mejor el grado de interés previo mostrado por el usuario.

En cuanto al estilo de diseño de los elementos publicitarios que vamos a utilizar, hay que considerar la concordancia con el estilo de la marca, intentando no mostrar un tono que se desvíe de los parámetros habituales y puedan generar una distorsión en la percepción de la marca por parte del usuario.

También es importante que comprobemos que las listas de remarketing que se vayan a utilizar cuenten con el número mínimo de usuarios para que se produzca una rotación, definiendo el tiempo y las especificaciones óptimas que requiere cada una de ellas.

Por último, es interesante que realicemos una segmentación de las campañas de remarketing enfocadas en usuarios que no han comprado y usuarios que sí lo han hecho anteriormente. Como podemos intuir, las condiciones para cada uno de estos grupos son diferentes y podemos optimizar mucho mejor los mensajes, dado que conocemos este interesante punto de partida.

Por qué el remarketing es esencial en el marketing digital actual

En el panorama actual del marketing digital, donde la competitividad entre las marcas que participan del panorama comercial es feroz y la atención del usuario es tan efímera, el remarketing se destaca como una estrategia que puede aportar interesantes resultados. Teniendo en cuenta que es un escenario de partida en el que una marca ya conoce cierto interés previo por sus productos o servicios, esta opción permite que se pueda mantener una presencia persistente en la mente de los consumidores. Este hecho es clave para asegurar conversiones y construir relaciones duraderas.

Es importante que percibamos el remarketing como una oportunidad valiosa para maximizar el valor de cada visita a un sitio web. Lograr captar tráfico a un site es una tarea que requiere de mucho esfuerzo y recursos, por tanto, es inteligente intentar capitalizar el interés previo de los usuarios. El objetivo es intentar aumentar las tasas de conversión, reducir el abandono de carritos y fortalecer la lealtad del cliente. En un mundo digital saturado, el remarketing es fundamental para destacar y convertir a los visitantes en clientes satisfechos y fieles a tu marca.

Para finalizar, una consideración. El remarketing puede resultar muy productivo y suponer un nuevo “touch point” (punto de contacto) para formar parte del Customer Journey, redefiniendo nuevas oportunidades. Para conocer más acerca del concepto, te invito a consultar este artículo: Qué es el customer journey: el viaje del comprador, paso a paso.

Foto: Depositphotos

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!