Facebooktwitterlinkedin

Suena el telefonillo. Llaman a la puerta. Es el repartidor que estás esperando. Bueno, en realidad esperas al paquete del repartidor. Quiero decir al paquete que trae el repartidor. En la mano o en un carrito, depende del tamaño del susodicho paquete. Ya me estoy liando.

Es el momento de gloria (para nosotros, no para el repartidor), el que nos alegra ese día monótono en el que teletrabajas hasta que te sangran los ojos. Por fin ha llegado nuestro pedido. Viene en una caja de cartón (hasta aquí, todo normal). Abres la caja y te encuentras con… plásticos de burbujas, o papeles arrugados, un producto envuelto en más plástico y, si tienes suerte, la etiqueta de devolución y el albarán o factura. Estamos ante el drama del empaquetado o packaging en eCommerce. El producto viene ahí, de cualquier manera, solo, abandonado, rebotando

en la caja, un poco abollado y sin perro que le ladre. Sin cariño. Y mientras tanto, en la calle empieza a llover. Qué triste es todo.

Con la ilusión que me hacía mi nuevo cortador de pizzas, y miradme ahora…

El packaging en eCommerce es la prueba del algodón para saber cómo trata una tienda online a sus clientes y cuánto le importa la impresión que les cause el paquete (el envoltorio, malpensados). En muchos casos, es un elemento diferenciador muy potente. Sencillamente porque se trata del único contacto físico que tenemos con el cliente. Por eso es imprescindible, si queremos diferenciarnos, que el unboxing sea una experiencia positiva. Es más, debería ser memorable. Y en muchos casos es justo lo contrario.

El pequeño comercio tiene que usar todas las armas que tiene a su alcance para diferenciarse de los grandes, y el empaquetado en eCommerce es una de ellas. No es lo mismo tratar al producto con cariño que tirarlo en una caja rellena de trocitos de porexpán. Partamos de una premisa: si el cliente no se sorprende al abrir la caja, es que hay algo que no estamos haciendo bien. 

Desde luego, no será por falta de opciones o de ideas. Desde un empaquetado artesanal hasta que sean los propios operadores logísticos los que se encarguen de empaquetar y etiquetar el producto con nuestra propia caja antes de su expedición, tenemos un mundo de posibilidades por explorar.

Un buen paquete te ilumina la vida

Packaging en eCommerce: ideas para el paquete perfecto

Obviamente, no se trata de que el paquete sea más caro que el contenido, pero sí de que demostremos que a) no somos unos siesos y cuidamos al cliente y b) que ponemos en valor nuestros productos envolviéndolos de forma segura y atractiva e incluso c) que no queremos que el cliente tire nuestra caja o envoltorio, porque el hecho de que alguien reutilice un envoltorio con nuestra marca es una acción de marketing en sí misma.

Y si lo hacemos muy bien conseguiremos llegar al summum del empaquetado en eCommerce que no es otro que el punto d) Que el cliente comparta una foto o un vídeo en sus redes sociales. Eso vale más que 500 euros en publicidad pagada. Así que, como en Marketing4eCommerce nos encantan las listas de cosas, aquí va una lista de recomendaciones para que tengas un paquete ideal que sea la envidia de tus vecinos.

1. Plástico, porexpán y similares: cuanto menos, mejor

La sostenibilidad es un valor al alza entre los consumidores además de una necesidad si no queremos que el planeta se vaya (o nos mande) a freír espárragos. En 2021 entrará en vigor la normativa de la UE que prohibe los plásticos de un solo uso, la primera de muchas iniciativas europeas que le declaran la guerra al plástico. Así que apliquémonos el cuento y optemos por el papel o cartón reciclado, las virutas de madera y otros materiales de más fácil reutilización y reciclaje para envolver productos y protegerlos de los golpes.

2. Usa envoltorios con tu marca

Aprende de los grandes: la sonrisa en las cajas de Amazon es reconocible en cualquier lugar del mundo. Cuando alguien ve a un repartidor con una caja de Amazon, le basta con ver esa sonrisa para saber que es de Amazon.

Amazon empieza a donar sus excedentes a ONGs en Reino Unido

3. Si usas usa segunda caja donde va el producto, que sea reutilizable

Le estarás dando a tu cliente un valor añadido. Hacer cajas bonitas no es tan caro, y siempre puedes tirar de imaginación. Desde un portalápices a una caja para guardar cosas o una plantilla recortable para montar un juguete de cartón. Y aún mejor: ¿por qué no incluir sugerencias de reutilización?

4. Ofrece siempre la opción de empaquetado para regalo en la página de checkout de tu tienda online

Sabes que muchos de los productos que te compran son para regalar, así que pónnoslo fácil a los que somos unos negados envolviendo paquetes para regalo.

5. Incluye una tarjeta rotulada y firmada a mano

Si eres un pequeño comercio y quieres dar valor al trato personal, algo tan simple como una tarjeta dando las gracias, nombrando a la persona y con tu firma es un elemento distintivo muy potente y que se agradece mucho.

6. Mete un pequeño obsequio en la caja

Un mini-complemento, un calendario, un dulce… Cualquier cosa que regales será una sorpresa inesperada para tu cliente y puedes estar seguro de que lo recordará.

7. Facilita las devoluciones con una etiqueta de devolución

E incluye albarán o factura para que el cliente pueda comprobar que está todo. Facilitar las devoluciones no tiene por qué hacer que te devuelvan más, pero no te olvides de que las tasas de devolución oscilan entre el 20 y el 30%. Si sabes que las devoluciones se van a producir, el cliente te agradecerá mucho que no se lo pongas difícil con trámites farragosos.

La mayoría de empresas que ofrecen logística inversa te dan la posibilidad de imprimir la etiqueta de devolución, que el cliente la pegue en la caja y llame para concertar una recogida.

8. Si no quieres gastar mucho en packaging, usa la imaginación

Con papel kraft, cuerdas de colores, etiquetas y mucha imaginación puedes hacer maravillas.

Si piensas que un buen empaquetado en eCommerce es cosa de empresas grandes o «que tengan mucho tiempo», quiero poneros un ejemplo de micro, pero micro, empresa: las chicas gallegas de Atalanta Madera. Esto es un ejemplo de los packs que venden para regalar:

Nido de pájaro en madera con lápices de saúco

Todos los materiales que usan en el pack son reutilizados y/o reutilizables. Ellas mismas te dan la idea de como personalizar el nido de pájaro en una pajarita de papel. Y hasta te ponen el hashtag para que lo compartas en Instagram. Se trata de una empresa de dos (sí, dos) hermanas que siguen el oficio del torneado de la madera siguiendo una tradición familiar que se remonta a 8 generaciones atrás. Están en una aldea en el rural de Galicia. Y sus cascanueces han llegado, ni más ni menos, que a venderse en la tienda de la Tate Modern Gallery de Londres.

Así que si ellas pueden, tú también. No hay excusas para que tu packaging en eCommerce no sea memorable. Tienes mucho que ganar y sólo necesitas estrujarte un poco las neuronas. Ponte a ello y nos lo cuentas, estaremos encantados de que nos dejes un comentario con tu experiencia.

Imagen: Depositphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram