Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Como te hemos contado en más de una ocasión, los directivos de Google destacan por muchas virtudes: visión del mercado, ambición, creatividad… y locura. O al menos, eso es lo que podría desprenderse de una buena cantidad de las iniciativas que han ido lanzando en los últimos tiempos.

Algo que encaja con el perfil de una empresa que llegó a crear Moon Shots, un departamento entero puesto a disposición de las ideas más disparatadas y que ayer alcanzaba un nuevo hito con la noticia que desvelaban algunos de los principales medios norteamericanos. Google prepara…un oso de peluche

Por supuesto, no se trata de que la empresa de Mountain View vaya a abandonar su omnipresente buscador para hacerle la competencia a Mattel y Bandai en el sector de la juguetería. Google ha registrado una patente en la que el protagonista es un diseño de (según la solicitud de patente) “un dispositivo antropomórfico, quizá bajo la forma de un juguete o muñeco”.

De hecho, tal y como puedes ver en la imagen aportada por la propia Google, todo indica que los planes de la empresa pasan por crear una versión robotizada y ultrasofisticada de los muñecos de peluche que tan populares son en todo el mundo.

google muñeco de peluche

¿Por qué un oso de peluche de Google?

Pero…¿cuál es el objetivo de esta extraña propuesta de Google? Básicamente, explorar una nueva forma de seguir expandiendo su negocio: la gestión masiva y a gran escala de datos.

Desde hace años Google es mucho más que buscador: todos los pasos que ha ido dando en su avance imparable hacia la conquista del trono digital han tenido un factor en común: la obtención de ingentes cantidades de datos de sus usuarios que convertir en dinero. Básicamente, a través de publicidad.

Si echas un vistazo al diseño, comprobarás que los nuevos muñecos de Google llegarán al mercado equipados con cámaras, micrófonos y un motor, con el objetivo de captar la mayor cantidad de información posible de su entorno y poder interactuar con sus usuarios. Algo así como una versión hiperevolucionada de los clásicos Furby, pero uniendo tecnologías ya contrastadas por Google (como la búsqueda por voz).

El oso de peluche de Google genera polémica

Por supuesto, no han tardado en aparecer las primeras voces en contra de la posibilidad de que semejantes artefactos puedan estar cerca del alcance de los niños. La posibilidad de facilitar a Google que comience a recoger datos de sus usuarios desde una edad en la que ni siquiera saben pronunciar su nombre parece lo suficientemente extraña como para que este nuevo oso de peluche vaya a convertirse en el centro de gran cantidad de polémicas.

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Mostrar comentarios (1)