Tiempo de lectura: 5 minutos
Shares

Tal y como te contamos en nuestra review de su supermercado online, el eCommerce de Mercadona es uno de los peores de España. Un diseño prehistórico, obsoleto incluso para alguien que lo viese hace años, que el gigante valenciano de la distribución ha arrastrado como un sambenito por toda la eCommercesfera española, y que le ha hecho merecedor de “premios” por su pésima usabilidad. 

O lo era.

El pasado mes de marzo, Juan Roig anunciaba la renovación de la tienda online de este gigante de la distribución española. Un proyecto hipermegaultra(maxi)ambicioso en el que Mercadona iba a invertir alrededor de 20 millones de euros para convertirlo en una referencia de los supermercados online patrios, y para el que había fichado a todo un equipo de profesionales de primer nivel que estaría comandado por su hija Juana. Por aquel entonces la apuesta parecía potente, y conceptos como el de “colmena” parecían prometer que la logística sería la gran baza del nuevo Mercadona online.

Pero hoy hemos tenido la primera toma de contacto con el nuevo eCommerce… y ha sido bastante decepcionante.

El nuevo eCommerce de Mercadona pasa del suspenso al aprobado (raspado)

Mercadona ha puesto en marcha su nuevo eCommerce mucho antes de lo esperado (segundo semestre del año), brindando un hipernecesario lavado de cara… que sin embargo, no deja de ser bastante decepcionante. 

Seamos sinceros: el nuevo eCommerce de Mercadona tiene un diseño aceptable y un funcionamiento correcto, que sería aceptable (e incluso loable) si quien lo hubiera puesto en marcha hubiera sido un grupo de emprendedores a través de una esforzada agencia de diseño web local. Pero con las expectativas que se habían generado alrededor de este proyecto (y los recursos invertidos) las limitaciones son tantas y de tal calado que es complicado felicitar, al menos por ahora, al equipo de los Roig.

Mercadona online: opiniones, comentarios y análisis de un antisupermercado

Limitación geográfica

Por el momento, el nuevo eCommerce de Mercadona solo está operativo en una pequeña selección de códigos postales del área de Valencia (lugar de la sede de la compañía): del 46001 al 46008, además del 46010, 46013,46014, 46017,46018 y 46026. Los incautos clientes que estén fuera de esta zona cero mercadonil se verán abocados a comprar (si pueden) en su vetusto súper online.

Por supuesto, es algo comprensible, ya que se trata de una prueba: es la fase inicial de, como decíamos, un proyecto muy ambicioso. De hecho, formaba parte de lo anunciado en marzo: los pedidos de los clientes que compren en esta nueva web no serán preparados y enviados desde los puntos de venta físicos de la cadena, sino que se gestionarán desde distintos centros logísticos (a los que ha denominado “colmenas”) repartidos por todo el país.

El primero de estos centros logísticos está situado en Vara de Quart, Valencia. Más de 12.000 metros cuadrados de superficie para abastecer a la capital levantina y alrededores, y que cuenta tanto con productos de alimentación frescos como envasados, así como productos de perfumería y droguería.  Tal y como había explicado el propio Roig “Haciendo los envíos online desde los supermercados perdemos dinero a paladas”.

Evidentemente esto implica que haya un filtro de partida. Cuando llegas a la home de Mercadona, debes insertar tu código postal, y el sistema te redirigirá a la nueva web o a la vieja en función de ello. Nosotros hemos optado por tomar la pastilla roja y adentrarnos en lo desconocido…

…excepto si compras desde el móvil

“¿Pero a quién se le puede ocurrir comprar desde el móvil? ¡Estamos en 2018, no en 2108!” Algo así se debió escuchar en la sala de reuniones de Mercadona en algún momento del proceso, porque la empresa valenciana nos lo ha puesto bastante complicado a la hora de probar la web con el móvil…

…porque no se puede, a menos que te descargues la app…

… siempre que tengas un móvil Android, claro

Claro que la app está bien, replica el diseño de la nueva web y es fácil de usar, pero esa combinación de solo Android + solo Valencia es otra de las grandes decepciones de este lanzamiento.

Limitación de compra mínima

¿Esta te parece una limitación menor? Puede. Pero es que hay más. Para comprar en el nuevo eCommerce de Mercadona deberás hacer un pedido mínimo de 50 euros (!). Una cantidad que puede ser razonable a la hora de hacer una compra semanal, pero que deja fuera a muchos clientes que puede que simplemente quieran probar la nueva tienda online. Llegado este punto uno empieza a pensar si realmente los gestores de la firma valenciana quieren que alguien compre online en su web.

Gastos de envío excesivos

Y es que, a pesar de que la logística iba a ser uno de los ejes de este revolucionario super online del futuro, lo que va a ver el cliente de esa gestión logística es:

  • Coste de entrega por pedido: 7,21 euros. Más allá de lo curioso de los decimales (¿algún tipo de clave secreta relacionada con los códigos postales valencianos en los que opera?) pagar más de 7 euros por un envío online parece bastante excesivo, sobre todo porque…
  • Ni siquiera disponen de entrega en el mismo día. Los clientes tendrán que esperar un día para recibir sus productos en casa

Todo lo demás, más o menos bien

Eso sí, todo lo demás, está más o menos bien:

  • El diseño es, como decíamos, aceptable. 
  • Es fácil localizar productos
  • La web funciona de forma ágil
  • Las fichas de producto son mejorables, pero correctas
  • El proceso de pago es un poco latoso (múltiples pantallas de las que no conoces el final), pero asumible
  • Y las opciones de pago son limitadas (básicamente tarjeta de crédito)

¿Cómo evolucionará en el futuro?

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Mostrar comentarios (1)

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.