Facebooktwitterlinkedin

La reconocida marca de cosmética inglesa Lush ha dado un paso adelante en su etapa anti-social media, ya que ha anunciado que cerrará sus cuentas en Facebook, Instagram, TikTok y Snapchat a partir de este viernes 26 de noviembre, una decisión radical que de acuerdo a la firma, está orientada para crear conciencia sobre su impacto sobre la salud mental de sus usuarios.

Lush reafirma su posición anti-social media

En su comunicado, Jack Constantine, CDO & Product Inventor de Lush afirma que «no les pediríamos a nuestros clientes encontrarse con nosotros en un callejón oscuro y peligroso, pero algunas plataformas de redes sociales comienzan a sentirse como un lugar a los que nadie debería ir».

Constantine afirma que la marca se siente obligada «a tomar nuestras propias medidas para proteger a nuestros clientes del daño y la manipulación que puedan experimentar al intentar conectarse con nosotros en redes sociales», al menos, asegura, hasta que estas plataformas puedan proporcionar un entorno más seguro para sus usuarios.

La marca, que es conocida por promover una cosmética «cruelty-free», Lush también ha defendido de forma activa diversas causas sociales y medioambientales. Lo siguiente en su agenda es su etapa anti-social media que se implementará en los 48 países donde la marca británica de cosméticos tiene presencia.

La firma de cosméticos reforzará su presencia en YouTube y Twitter y lanzará su propia revista impresa

Pero esto no quiere decir que Lush abandone por completo su estrategia social media, ya que ha planeado una serie de iniciativas, que incluyen aumentar su presencia en YouTube, utilizar Twitter como canal para atención al cliente online, inclinarse por campañas de email marketing y envío de boletines, además de aprovechar Pinterest para ofrecer inspiración a sus seguidores. Como medidas offline, la marca invertía en más eventos físicos, activaciones en la comunidad e incluso en envíos de catálogos postales.

«Lush promete no ser completamente antisocial media. Haremos todo lo posible para encontrar nuevas formas de conectarnos, para construir mejores canales de comunicación en otros sitios, así como para utilizar las rutas más antiguas probadas y comprobadas«. aseguró la firma a través de su comunicado.

Otras marcas comienzan su éxodo de las principales redes sociales

De hecho, Lush no es la única marca en inclinarse por una posición anti-social media. Bottega Veneta, la casa de modas italiana especializada en productos de piel y cuero hizo una salida sorpresa de las redes sociales el pasado mes de enero, antes de lanzar una revista digital trimestral llamada Issue en abril. En junio, Balenciaga se apartó por completo de Instagram.

Y más allá de las marcas, incluso algunos influencers han tomado también una posición anti-social media, pero inclinándose hacia el contenido efímero en redes sociales como TikTok en lugar de permanecer en las redes sociales tradicionales que han tenido que enfrentar polémicas alrededor de los bulos y desinformación, su contribución en los problemas de salud mental y física de sus usuarios, especialmente de los más jóvenes, así como acusaciones sobre mal manejo de los datos de usuario.

Claro que esta estrategia está enfocada por dar prioridad a los canales correctos de relación con los clientes, ya que los usuarios buscan marcas que estén en concordancia con sus valores.

Para Lush, su decisión fue tomada debido a las denuncias relacionadas con cómo Facebook e Instagram impactan en la salid mental de los más jóvenes y las acusaciones a Meta de no haber tomado las medidas oportunas para solucionarlo. Un tema sumamente relevante para el target de Lush especialmente compuesto por millennials y generación Z.

«Las redes sociales no fueron diseñadas para cuidar la salud delas personas, pero nuestros productos sí», explicó Constantine en su comunicado. «Es contrario a nuestra naturaleza utilizar plataformas que las mantengan hipertensos, comprometidos y ansiosos».

Esta arriesgada estrategia de marketing podría ser benéfico para la compañía, si cuenta con sólidas referencias y recomendación de boca en boca, ya que aumentará su exclusividad y autenticidad de una marca que lucha por las causas sociales.

Sin duda este será un precedente digno de seguir, sin embargo habrá que esperar para saber cómo lo toman los 10 millones de seguidores de la marca en las diferentes redes sociales y si retomar otras estrategias de marketing logra compensar la pérdida de seguidores a la marca.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!