Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Las transacciones online a nivel mundial supondrán el 30% de la actividad comercial en el año 2020 según las estimaciones de Stratesys, compañía proveedora de servicios TIC. Un dato sorprendente, pero que lo es menos teniendo en cuenta el peso que el eCommerce ha ido consiguiendo en los últimos años. De hecho, año a año, trimestre a trimestre, diferentes estudios apuntan a que las transacciones online seguirán creciendo de forma imparable a medio plazo.

Los últimos datos ofrecidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia confirman la tendencia ascendente del eCommerce en España, después de una década de continuos avances. Las empresas de retail tienen en Internet una alternativa real para aumentar sus transacciones online. El comercio electrónico representa una oportunidad extraordinaria para hacer crecer sus negocios y las perspectivas de futuro indican que las nuevas plataformas tecnológicas contribuirán a su expansión nacional e internacional.

Pero además de la adaptación tecnológica, los retailers deben hacer las mejores elecciones para optimizar su modelo de negocio. En este sentido, el experto en retail Javier Ramírez, socio-director de Stratesys y responsable de Brandpos, asegura que “aquellas compañías que quieran ser competitivas no tienen otra opción que incorporar en su estrategia algunas tendencias que ya se configuran como determinantes para el futuro”.

Cinco claves para aumentar las transacciones online… y offline

La consultora señala cinco grandes claves para aumentar las transacciones online. Cinco retos importantes para todas aquellas empresas que apuesten por centrar o diversificar su actividad comercial a través de un canal de venta online.

  • Consumidores ROPO (Research Online Purchase Offline). Son aquellos consumidores que buscan online y compran offline, un colectivo que todavía podemos considerar mayoritario. Según datos de comScore, el 34% de los internautas que hicieron una búsqueda de un producto online terminaron comprando offline.
  • Click & Collect. Este modelo que se basa en la compra de un producto a través de eCommerce para después recogerlo en el establecimiento. Cada vez son más los retailers que optan por este sistema, ya que no sólo reduce el gasto logístico sino que además mejora la experiencia de compra. Elimina las limitaciones de los horarios de la entrega a domicilio o evita el desplazamiento al centro de mensajería. Con este sistema, el plazo de decisión de compra se amplía, pues permite configurar el “carro” y después modificarlo en el momento de recibirlo en el punto de venta. De esta forma se abre un espacio de tiempo para el cierre de transacciones online relacionadas con la compra impulsiva.
  • Big Data. La gestión de grandes cantidades de datos es una herramienta al servicio de los comercios de gran valor para su negocio. Pueden centralizar toda esa información procedente de múltiples fuentes, integrarla, estructurarla y prepararla para el análisis, convirtiéndola en un intrumento clave para conocer perfectamente sus clientes y aumentar las transacciones online.
  • Onmichannel. Esta estrategia contempla diversos canales de comunicación y relación con el cliente y ofrece al retailer numerosas ventajas. Entre otras, le permite reducir los costes que tendría el tratamiento de la información de forma independiente, pero también le ofrece mejorar sustancialmente la experiencia de compra del usuario, que percibe un trato personalizado y adaptado a sus expectativas.
  • Cloud. Significa que el centro neurálgico de cualquier negocio estará en la nube, ese espacio que garantiza flexibilidad, movilidad y eficiencia en la ejecución de la mayoría de los procesos relacionados con la actividad comercial y que, además, puede conllevar un auténtico ahorro de costes en infraestructura TI.
Shares