Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

El comercio electrónico es un fenómeno imparable. Para muchos consumidores se ha convertido en una experiencia común y satisfactoria a la hora de realizar sus compras.

En los últimos meses diversos estudios han confirmado el crecimiento de los compradores online, además de la predilección de las marcas por colocar sus productos en la red para darlos a conocer y estimular sus ventas.

Cada año crece el número de escaparates electrónicos, también de nuevos consumidores online, aunque los habituales son cada vez más fieles: mantienen una gran frecuencia de compra, les gusta estar informados y utilizan una amplia variedad de dispositivos para hacer sus compras.

e-Commerce en España: 4º puesto en Europa

Comparado con el volumen de negocio de otros países europeos, en el e-commerce en España, el margen de crecimiento es todavía muy amplio. Según Ecommerce Europe las ventas B2C de comercio electrónico aumentaron en el continente más de un 14% en 2014, alcanzando los 423.800 millones de euros.

Reino Unido sigue siendo el mercado de comercio electrónico B2C más importante de Europa con 127.100 millones de euros facturados. Alemania continúa en segundo lugar con 71.200 millones de euros y Francia se mantiene en tercera posición con 56.800 millones de euros.

Igual que en 2013, España figura entre los países emergentes y ocupa la cuarta plaza con un volumen de negocio de 16.900 millones de euros, según los cálculos de Adigital.

Ecommerce Europe

Aumenta el gasto en e-Commerce en España durante 2014

El último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia confirma esa cifra millonaria a finales del año pasado aunque revela una facturación ligeramente inferior para el sector del e-Commerce en España.

Con todo, los datos son muy positivos para la economía del país. En 2014 el e-Commerce en España ha aumentado un 24,8% hasta alcanzar los 15.891 millones de euros.

Los sectores de actividad con mayores ingresos han sido las agencias de viajes y los operadores turísticos, con el 13,2% de la facturación total; el transporte aéreo, con el 7,7%; y las prendas de vestir, con el 5,7%.

Si nos fijamos en el número de transacciones, en el cuarto trimestre de 2014 las tiendas online han registrado cerca de 68 millones de intercambios con origen en España, un 24% más. El marketing directo y la venta de discos, libros, periódicos y papelería han liderado el ranking por compraventas, con un 7,9% del total cada una de ellas. De esta forma, el sector cultural sigue acumulando el mayor número de operaciones electrónicas, sin contar el porcentaje de transacciones que consiguen los espectáculos artísticos, deportivos y recreativos (4,9%).

Todos estos datos nos permiten conocer mejor las preferencias del comprador español en Internet, un empeño de la marcas a la hora de perfeccionar las relaciones online con sus públicos.

En este sentido, también resulta interesante ver cuál es el reparto geográfico de la actividad de los compradores online españoles en las webs de comercio electrónico tanto españolas como extranjeras.

La Unión Europea es el mercado de referencia para las webs de comercio electrónico españolas

Las webs de e-Commerce en España se han llevado el 56,4% de los ingresos en el cuarto trimestre de 2014. El 43,7% restante ha correspondido a compras con origen en España hechas a webs de comercio electrónico en el exterior.

Desde España, los sectores de actividad con mayor volumen de negocio hacia el exterior han sido el otro comercio especializado en alimentación (9%), las prendas de vestir (7,7% del total) y el marketing directo (7,2%).

Por su parte, las áreas de actividad relacionadas con el sector turístico han acaparado el 59,8% de las compras que desde el extranjero se hacen en webs de comercio electrónico españolas. Las prendas de vestir y el marketing directo se han llevado el 4,5% y el 2,9% respectivamente de la facturación total.

El 73,7% de las compras de e-commerce en España desde el exterior han provenido de la Unión Europea, mientras que el 90,6% de las compras desde España hacia el exterior se han dirigido al mismo escenario.

Shares