Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Aunque aquí en España aún no se ha hablado mucho de iBeacons, lo cierto es que esta nueva tecnología de Apple podría revolucionar los pagos móviles, el mobile marketing e incluso los sistemas de GPS que se usan hoy en día.

iBeacons, el sustituto del GPS

Este proyecto se presenta como uno de los más ambiciosos dentro de las novedades del sistema operativo iOS 7. Con el objetivo de poder sustituir a los actuales sistemas GPS, sobre todo en aquellos lugares físicos en los que ni llegan los maps de Google o de Apple, iBeacons se presenta como una herramienta capaz de subsanar imprecisiones o completar el mapa gracias a unas balizas Bluetooh Low Energy que se distribuyen estratégicamente para emitir señales de forma continua para que el iPhone las detecte, independientemente de la escasa o nula frecuencia de los GPS. Las balizas (beacons) consumen muy poco y son muy fáciles de desplegar, por lo que su éxito en el próximo año está casi asegurado.

Las iBeacons presentan un gran potencial, sobre todo enfocándose a labores de microposicionamiento, mejorando las experiencias de los usuarios y abriendo un nuevo abanico de oportunidades.

Estas balizas indicarán el camino para llegar al destino u objetivo, ya sea un cuadro famoso en un museo o la terminal de un aeropuerto. Es interesante remarcar este último lugar, porque además de llevar al usuario a la misma puerta de embarque, las iBeacons también pueden integrarse con la aplicación Passbook, mostrando el billete del usuario de manera automáticaen la pantalla de bloqueo.

iBeacons como detector de oportunidades comerciales

Además de ser un excelente sustituto del GPS, las iBeacons también pueden ayudar al usuario en sus compras. Las balizas pueden servir para incitarle a entrar a la tienda, ayudarle a encontrar todos los elementos inscritos en su app de la lista de la compra vibrando en el momento que pase por el producto o ayudarle a identificar las ofertas y descuentos, fomentando así el marketing móvil y de proximidad.

estimote-applications

La alta tecnología de estas balizas no solo revoluciona el GPS o la forma de comprar de las personas, sino que también revolucionará la forma de pagar. El sistema NFC, que se presenta como la solución a los pagos móviles, podría peligrar si las iBeacons triunfan.

iBeacons y la revolución de los pagos móviles

Su API está integrada en los servicios de localización de iOS 7, por lo que aunque la app no esté integrada en los servicios de localización del sistema operativo, también se beneficiará de su precisión. Los propios desarrolladores de las iBeacons serán quienes determinen la distancia a la cual la baliza avisará al usuario, ya que no sería acertado enviar una notificación a la misma distancia de un producto de una estantería que en medio de un museo.

Además, cualquier emisor Bluetooth Low Energy se puede utilizar como baliza, incluso los propios dispositivos de Apple como el iPhone o el iPad. Esta última cuestión es muy interesante para los comerciantes, que podrán hacerse notar en un centro comercial, por ejemplo, y premiar a los usuarios que se acerquen, como la tradicional geolocalización de Foursquare.

Las iBeacons estarán disponibles en la próxima versión del sistema operativo móvil de Apple, que verá la luz previsiblemente el próximo 10 de septiembre. Los terminales con versiones anteriores no podrán aprovecharse de esta nueva tecnología de manera nativa y tendrán que conformarse con nuevas soluciones de otras empresas, como es el caso de los Beacons de Estimote, unas pequeñas balizas de colores que tienen el mismo funcionamiento que las iBeacons de la compañia de Cupertino.

Imagen | Estimote

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario