Copiar enlace

El pasado mes de abril, la Comisión Europea hizo público un listado de 19 plataformas tecnológicas que debían modificar su actividad para ajustarse a la Ley de Servicios Digitales (DSA, por sus siglas en inglés) antes del mes de septiembre, específicamente hasta el 25 de agosto de este año.

En esta nueva ley, se incluyen requisitos de moderación de contenidos, normas de transparencia y protección de menores, así como la obligación de una auditoría anual independiente en la que se garantice que combaten de manera eficaz la desinformación, el odio y las falsificaciones. Y entre las compañías que deben ajustarse a ella hay varios sospechosos habituales de Europa, como el caso de Meta, TikTok, Twitter, Google, Apple o Microsoft.

En la lista también se incluye a Amazon, el gigante del comercio electrónico minorista, que ha presentado un recurso legal ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para impugnar la decisión del ejecutivo alegando que no se ajusta a la definición de «plataforma online muy grande (VLOP, por sus siglas en inglés)».

Qué implica la DSA para estas 19 tecnológicas

Recordemos que con la DSA, las empresas señaladas estarán bajo la supervisión de la Comisión Europea y tienen la obligación de abrir sus algoritmos a expertos del Ejecutivo europeo y dejar que investigadores autorizados accedan a sus datos. Además, deben analizar los riesgos de sus servicios en cuanto a contenido ilegal y tomar acciones para contrarrestarlos.

Como umbral para establecer a estas 19 plataformas, la Comisión Europea tomó en cuenta el número de usuarios activos que tienen en Europa y señalaron a aquellas que tenían más de 45 millones. Por lo que incluyeron a plataformas sociales como LinkedIn, Snapchat y YouTube, así como a eCommerce como Alibaba, Google Shopping, Amazon y Zalando.

Amazon alega estar siendo discriminado por incluírsele entre las 19 plataformas de la DSA

Si bien Amazon defiende que la DSA se ha diseñado para enfrentar los riesgos estructurales asociados a plataformas cuya principal fuente de ingresos es la publicidad y que transmiten información y opiniones, argumenta que la mayor parte de sus ingresos procede del negocio minorista. Negando su papel dominante y afirmando que se le está discriminando en comparación con sus competidores en la gran distribución.

Un portavoz de Amazon defiende que «no es el mayor minorista en ninguno de los países» europeos en los que opera, y por tanto, «si la designación VLOP se aplicase a Amazon y no a otros grandes minoristas de la UE, Amazon sería injustamente señalada y obligada a cumplir costosas obligaciones administrativas que no benefician a los consumidores europeos».

La respuesta desde la Comisión Europea ha sido que «el alcance de la DSA es muy claro y cubre todas las plataformas que exponen a los usuarios a contenido, incluida la venta de productos y servicios que pueden ser ilegales». El ejecutivo ha señalado que la fuerte penetración que tienen los marketplaces y las redes sociales en los usuarios aumenta los riesgos y en consecuencia «la responsabilidad de las plataformas»

Zalando también presentó recurso legal ante la Comisión Europea

El marketplace alemán, Zalando, fue el primero en presentar un recurso legal ante el TJUE el pasado 27 de junio. En este alegaba que era víctima de un trato desigual y no debería ser considerado una plataforma muy grande o VLOP.

En su momento, Robert Gentz, CEO y cofundador de Zalando, declaró «La DSA es lo que hay que hacer, pero nos desconcierta que se nos haya designado como una plataforma online muy grande junto a otras 18 compañías».

Foto: Depositphotos

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!