Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Las Venture Builders no son algo nuevo. Estas compañías que actúan como estudios de startups, identificando oportunidades de negocio y conjuntando equipos para llevar a cabo esos esfuerzos, han sido parte de la mayor parte de los ecosistemas startup por mucho tiempo, tanto en Estados Unidos como en Europa.

En España también tenemos unos cuantos ejemplos de este tipo de empresas, pero una especialmente destaca sobre el resto: anteriormente conocida como Befactory, y con fuertes lazos a la Agencia Digital barcelonesa Berepublic.

Liderada por Gerard Olive, Miguel Vicente (Letsbonus), François Badelon y Josep Santacana, Antai ha creado cuatro compañías durante los últimos años, y dos de ellas han tenido un relativo éxito en términos de crecimiento, capital conseguido y empleo: Wallapop, de la que te hablamos hace poco, y Chicplace. Las otras dos son Elcodi y Fancybox

Antai, como la mayor parte de los estudios de startups, no es simplemente un lugar en el que se crean nuevas empresas, sino que también se encarga de financiarlas a través de su red de business angels y su fondo de inversión (Antai II), que ha sido elegido recientemente por FONDICO para invertir 7 millones de euros de dinero público, y que busca conseguir hasta 25 millones de euros para invertir en compañías.

Recientemente, he mantenido una charla con Gerard Olivé acerca de Antai, y me explicó que estas iniciativas (el venture builder, la red de business angels y el fondo) son las tres piezas principales que forman el puzzle de Antai: “Nuestro objetivo es crear dos o tres compañías cada año. Intentamos ofrecer ayuda en todas las áreas que podemos”

Al contrario que otros estudios de startups que utilizan sus propios recursos o equipos para impulsar estas nuevas empresas, Antai tiende a utilizar su propia red de compañías y emprendedores para encontrar el talento adecuado para cada proyecto. “Buscamos el talento en tres áreas principales: Consultoría, CTOs con gran experiencia y buena gente de marketing”.

Así es cómo Wallapop y Chicplace fueron creados, con Agustin Gómez y Sergi Pastor encabezando respectivamente los esfuerzos en cada iniciativa. La idea de la red de business angels de Antai es financiar iniciativas creadas dentro de la compañía, en contraposición con el fondo Antai II, el cual invertirá en startups exteriores (españolas o extranjeras), mientras tengan objetivos de internacionalización desde el primer día. Caixa Capital Risc y otros fondos españoles de Capital Riesgo son también partners de Antai, y suelen participar en las inversiones en startups locales.

En cuanto a las principales áreas de interés de Antai, Gerard menciona el ámbito digital/mobile (marketplaces y compañías P2P), finanzas, tecnología y, posiblemente, salud.

Los venture builders son diferentes de las aceleradoras habituales. Por una parte, los venture builders tienden a controlar la mayoría de las compañías que apoyan, mientras que las aceleradoras sólo asumen el 7%/15% de las acciones. En la actualidad, parece que los venture builders comienzan a ganar terreno a las aceleradoras en España. Antai, Denium Startups o Sonar Ventures son algunos de los principales ejemplos de esta nueva forma de generar startups.

Jaime Novoa, editor de Novobrief

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.

Escribir comentario