Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Con polémica por dentro, se ajusta la censura en búsquedas de Instagram. La aplicación de fotos ha lanzado una nueva política en donde se le permite borrar aquellos hashtags o etiquetas que generen resultados que infrinjan sus normas de contenido, como lo pueden ser imágenes de desnudos.

Esto se dio con un último caso con la palabra “curvy“, usada en inglés para referirse a mujeres voluptuosas y/o con curvas en su cuerpo. El equipo de Instagram descubrió que algunos usuarios utilizaban esta palabra para subir imágenes sexualmente explícitas, algo que sus normas comunitarias no permite (en sí, esta política proviene desde las políticas de Facebook, la cual es propietaria de Instagram). Al decidir borrar estos contenidos, muchos usuarios y usuarias que utilizaban el hashtag “#curvy” comenzaron una protesta utilizando en sus contenidos otra etiqueta fonéticamente similar, “#curvee“.

El “hashtaging” es parte integra de Instagram, pues es la manera en la que muchos usuarios consiguen que sus fotos ganen popularidad, al aparecer en búsquedas de otros usuarios, y así conseguir nuevos seguidores.

Si bien es cierto que este tipo de respuestas por parte de la red social pueden ser efectivas en casos extremos en donde el contenido atente contra el honor y dignidad de alguien, en muchas otra situaciones el contenido suele ser inofensivo e incluso artístico; es ahí donde parte la polémica de si Instagram se queda sólo como plataforma o como un “juez” directo de lo que debe aparecer o no aparecer en ella.

De cualquier forma, Instagram no es la única red social que enfrenta estos dilemas. Lo mismo le ha pasado a Facebook, red a la cual le llueven críticas desde hace tiempo por igualmente censurar desnudos artísticos o imágenes de madres amamantando a sus hijos.

Un ajuste colateral

Esto parece ser algo colateral a los ajustes en los sistemas de búsqueda que Instagram está proporcionando para restringir este tipo de contenidos que ahora no sólo sería rastreable desde el móvil sino también desde el escritorio.  Desde unos días atrás, Instagram está añadiendo la opción de búsqueda a su interfaz de escritorio.

Los usuarios ahora podrán buscar hashtags, perfiles o lugares en Instagram.com, en una experiencia que está creciendo fuera de la aplicación móvil -sin dejarla de lado, ya que desde ahí es dónde se está creando el contenido-. Además de agregar la opción de búsqueda web en Instagram, la aplicación también ha creado landing pages para las etiquetas con geolocalización (geotags) y hashtags, y también podrás ver algunos de los posts más destacados.

Aunque Instagram comenzó definitivamente como una app móvil, el contenido generado continúa evolucionando para las marcas, siendo parte integral de la estrategia social media para algunas de ellas y permitiendo conducir tráfico hacía distintas webs.

¿Cuál es tu postura alrededor de estas políticas de Instagram? Comparte tu opinión.

Shares