Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

A veces la realidad supera a la ficción. El mundo tecnológico avanza a un ritmo tan vertiginoso que así nos lo demuestra constantemente. Y como ejemplo, esto: miles de personas en Suecia llevan implantados microchips bajo su piel para aprovechar distintos servicios contactless, mediante la tecnología NFC. Gracias a esta tecnología ya utilizada en el país desde 2015, los suecos pueden despreocuparse de llevar encima (o perder) sus tarjetas o billetes de tren. Es más, una de las empresas ferroviarias del país comenzó desde el año pasado a escanear las manos de sus pasajeros con chips biométricos para hacer el registro de sus billetes. En este vídeo puede verse de una forma más gráfica.

De las 3.500 personas que llevan incluído el microchip, algunas han relatado que el proceso de implantación es sencillo y apenas perceptible. Algo así como un pinchazo que podría parecerse al procedimiento de colocación de un piercing.

¿Por qué los suecos se implantan microchips en su cuerpo?

Los suecos confían en el potencial de la tecnología digital. Lo de los microchips es solo una muestra de la fe que este país ha depositado en los últimos años en todo lo tecnológico; recordemos que Suecia ha invertido mucho en ello durante las últimas dos décadas y se ha convertido en uno de los países más exitosos del mundo en lo que a creación y exportación de productos digitales se refiere. Empresas como Skype y Spotify, se fundaron allí. 

¿Explica esto que miles de suecos lleven implantados microchips en sus cuerpos? Por raro que parezca, . Se explica por esa profunda creencia en lo digital y lo moderno, unida al fuerte estado de bienestar de Suecia.

La obligación de instalar una app espía dispara los temores a la censura tecnológica en China

¿Y no temen al llamado biohacking? Este término se refiere a aquellos biólogos aficionados que llevan a cabo experimentos relacionados con la biomedicina. Algo así como piratas de lo biológico

Esta variante de la biología, que es toda una cultura y una diversidad con diferentes subgrupos, difiere en Suecia con respecto al resto de Europa. Los biohackers suecos forman parte generalmente del movimiento transhumanista, aquel que se centra en mejorar el cuerpo humano con la intención, a largo plazo, de mejorar la raza humana y competir así en un futuro con la Inteligencia Artificial. Y son estos transhumanistas los que han implantado estos microchips (un tipo de microchips utilizados anteriormente para rastrear animales y paquetes) en zonas de la mano de miles de suecos (entre los dedos pulgar e índice, concretamente).

¿El resultado? Miles de suecos contentos con esta nueva tecnología y la demostración de que, en lo tecnológico, Suecia es un país realmente único.

Imagen: Freepik.com

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram