Tiempo de lectura: 8 minutos
Shares

David Pombar, gallego de Compostela afincado en Barcelona, se alió con su amigo Xoan González allá por 2012 para lanzar Setpay, el único TPV móvil “100% made in Spain”. Y tardaron en salir. Tanto que no ha sido hasta este verano que arrancaron a lo callado su actividad a pleno pulmón. Con muchos golpes recibidos por el camino del emprendimiento de una startup del sector fintech sin ser una multinacional o partir con 100 millones en la maleta o tener sede en Luxemburgo, Setpay se presenta al mercado sin precios fijos ni letra pequeña, orientada a autónomos y micropymes y trabajando en alianzas para llegar a clientes más grandes.

Así, muy en resumen Setpay es…

Es un “aparatiño” que te permite aceptar pagos con tarjeta en cualquier lugar donde puedas usar un móvil.

Llevamos escuchando hablar de Setpay desde hace 3 años, pero no acababa de lanzarse. ¿Ya está definitivamente en marcha?

Sí. Tras dos salidas en falso, comenzamos silenciosamente antes del verano de 2015. Ahora, con todo funcionando a las mil maravillas, toca darnos a conocer. Cualquier pequeña empresa sufre imprevistos, pero nuestra historia da para un libro. Ahora nos sentimos más fuertes, pero ha sido duro.

¿Qué complicaciones os habéis encontrado que han retrasado tanto el proceso?

Competir en un mercado tan regulado como el de la banca sin mucho presupuesto es muy complejo. En parte, veíamos el tamaño como una ventaja para pasar desapercibidos y poder seguir nuestro camino, pero se ve que hemos pisado muchos callos y no hemos sabido sortear algunas zancadillas.

Por otro lado, nuestras dos rondas de inversión se quedaron por debajo de las necesidades reales, por lo que la elección de algunos proveedores se vio condicionada y nos retrasó mucho.

Si a todo esto le sumas un equipo fundador sin la experiencia suficiente en un proyecto de este calado, pues la falta de velocidad es quizás de lo menos malo que nos podía pasar.

¿Pasado este tiempo… se mantiene el proyecto original o ha variado, perdón, pivotado mucho?

(Risas) ¡No se ha tocado nada! ¡Somos muy cabezones! No, no es cierto. A nivel producto ha cambiado poco hasta ahora, pero sí el enfoque de mercado y la manera de llegar a clientes. Las posibilidades de integrar nuestros servicios dentro de otras aplicaciones serán clave para el crecimiento.

¿Cuál dirías que es hoy vuestra ventaja competitiva y oportunidad de mercado?

Con respecto a los bancos, mantenemos unos precios más flexibles. Me atrevería incluso a decir, más justos. No cobrar un mínimo independientemente del importe de la venta o una cuota de mantenimiento cuando menos se usa el servicio nos parece un básico.

Algunas entidades comienzan a equipararse a nosotros en movilidad con dispositivos similares, pero las condiciones del servicio y el atarse al banco con la obligación de contratar otros servicios, juega a nuestro favor.

Entre autónomos y micropymes somos muy competitivos. Todo aquel que factura menos de 1.500€/mes con tarjetas encontrará nuestro servicio interesante.

A los negocios de mayor tamaño llegaremos de la mano de terceros aportando un medio de pago integrado y herramientas de fidelización, como puede ser el caso del sector de salud y belleza donde tenemos un acuerdo con Bellahora, el líder del mercado español.

¿Qué estrategia de marketing estáis aplicando? Algo que se pueda confesar sin que tengas que matarme después…

Nuestra estrategia de marketing se basa en las sabiduría ancestral de nuestras abuelas, y se resume en llamar a las cosas por su nombre. Trasparencia, letras grandes y responder, siempre, a todas las preguntas ;).

Además, nuestro perfil de cliente más habitual no es muy muy tecnológico… menos del 15% está en Linkedin y no llega a 40% los que usan Twitter. Por lo que la mayoría de nuestras acciones son via email marketing y a través de prescriptores.

¿Cuáles son vuestras perspectivas de lanzamiento y de cara a 2016?

Nuestro objetivo es cerrar el año con 500 clientes en España, y por las métricas actuales creo que vamos en el buen camino. Además, haremos una pequeña prueba de mercado en Portugal antes de diciembre.

Nos quedan muchos meses por delante de aprendizaje y el 2016 debería ser el año en el que alcanzásemos nuestra velocidad de crucero.

¿Cómo ves el presente y futuro de los pagos, en general? Es decir, cómo crees que estaremos pagando nosotros, tu suegra, el chaval de 20 años… en 2018 ó 2020?

Buenos, la verdad es que llevamos desde 2006 leyendo titulares como “Este será el año en el que paguemos con el móvil”. La realidad es que el 2016… tampoco lo será, aunque la mayoría de medios se empeñen en mezclar los datos de pagos online con pagos físicos para engordar las estadísticas. Todos hemos sustituido el PC por la tablet o el móvil, y es natural que las compras que se hacían desde el PC, se hagan ahora desde dispositivos móviles. Lo complejo será ver a a la gente dejando sus carteras en casa y pagando la compra o el periódico con el móvil.

En cualquier caso, sí creo que el futuro del pago físico con el móvil pasa por NFC. Tiene el apoyo de las telcos y la banca. Además, hace prevalecer a Visa y Mastercard como duopolio. La alternativa de los pagos de móvil a móvil o el uso de wallets bitcoin continuará siendo anecdótico.

Teniendo en cuenta los cambios legislativos que se aproximan en Europa, y que ya se han adelantado en España, no veremos startups ganando grandes cuotas de mercado como medio de pago en clientes particulares. La única duda que tengo al respecto es quién se quedará con los datos del cliente ofreciendo algún valor interesante en su wallet: Visa/Mastercard no tienen marca entre clientes finales, los bancos no aportan valor más allá del pago y se cierran a otros medios de pago, por lo que la guerra parece que será entre las Telcos y las .com (Google, Apple,….)

Por si no os ha quedado claro qué es Setpay, os contamos cómo funciona, en base a un post que publicamos allá por 2013:

¿Qué es Setpay?

SetPay, empresa española con sede en Santiago de Compostela, lanza su TPV móvil, que permite a autónomos, empresas y particulares gestionar rápida, cómodamente y en cualquier lugar los pagos con tarjeta de sus clientes. El sistema se vale del teléfono o tableta del vendedor y de un pequeño lector de tarjetas inalámbrico para realizar los cobros, lo que permite una sensible reducción de costes y simplifica al máximo la solución.

Estadísticas recientes muestran que el uso de tarjetas de crédito en España es superior a la media de los países europeos. Sin embargo, los clientes encuentran a menudo problemas para emplear este método de pago y tienen que recurrir al metálico. La razón es que, por una parte, el pago con tarjeta no es un servicio demasiado económico ni fácil de conseguir para PYMEs y autónomos; a esto hay que añadir que el excesivo tamaño y la escasa autonomía de los actuales terminales de cobro dificulta su uso por parte de los profesionales que prestan sus servicios fuera de un establecimiento (en la calle o a domicilio). Todas estas trabas suponen incomodidades para el cliente y pérdida de ventas.

“Se trata de un servicio novedoso en su fondo, no sólo en la forma”, nos indica David Pombar, Director Ejecutivo de SetPay. “ No hay ningún tipo de cuota fija, contrato de permanencia o penalización por poco uso. Tampoco solicitamos la facturación de meses anteriores, cualquiera puede ser cliente. Únicamente se cobra una comisión por cada transacción realizada. “Si nuestros clientes no ganan, nosotros tampoco.” aclara David. Por ello, lo interesante del servicio no solo radica en la manejabilidad del dispositivo, sino también en las facilidades económicas indicadas: ambas condiciones facilitan el acceso a estos medios de pago a vendedores ambulantes, cerrajeros, empresas de comida a domicilio, taxistas y un largo número de profesionales para los cuales la movilidad es un componente fundamental de su día a día.

El origen de Setpay

Los fundadores de SetPay se inspiraron en la empresa norteamericana Square para comenzar a desarrollar su solución. Square, que comercializa un sistema de pago similar, tiene ya más de un millón y medio de clientes en Estados Unidos y supone más del 20% de los puntos de venta del país. “No hemos trasladado simplemente el sistema ideado por Square a Europa, sino que lo hemos adaptado a un mercado mucho más regulado y con mayores restricciones de seguridad, y como consecuencia los usuarios están más protegidos ante posibles fraudes”, nos comenta Xoan González, Director Técnico de SetPay.

“Square utiliza la banda magnética de las tarjetas, un sistema inseguro y que va camino de la extinción en Europa. Por nuestra parte, en Setpay hemos optado por la conjunción de tarjetas con chip y validación del PIN por ser la forma de pago más segura en la actualidad”. Tanto es así, que este método es para VISA el único considerado seguro para pagos persona a persona. Otros métodos, como la firma en pantalla sin introducir el PIN, han sido desautorizados por VISA y no pueden ser usados en Europa para el cobro con tarjeta a través de teléfonos móviles.

Comenzar a usar SetPay es muy sencillo. Sólo hace falta solicitar el acceso en la web de la compañía y el usuario recibirá un correo electrónico solicitando la documentación necesaria para acreditar su situación, los datos de la empresa y el número de cuenta donde desea que se deposite el importe de sus ventas. El lector, que se conecta al teléfono o tableta del usuario, se le enviará inmediatamente y, de esta manera, puede ser utilizado desde el primer momento.

Shares