Tiempo de lectura: 6 minutos

Spotify, esa aplicación de música en streaming que no puede faltar en ningún smartphone que se precie, ya es todo un clásico del sector digital. Con más de 140 millones de usuarios activos, presencia en 60 países y más de 50 millones de usuarios de pago (2017), este gigante valorado en más de 7.500 millones de euros ha visto frustrada en más de una ocasión su salida a Bolsa (que se vuelve a anunciar cercana), pese a que compite y gana a empresas como Apple y su servicio de iTunes, Pandora o el mismísimo Amazon Music.

Pero, ¿de dónde viene la popular aplicación de color verde? En este post te contaremos algo más de la historia de este gigante de la música en streaming de hoy día.

Cómo nació Spotify

Spotify es de origen sueco y nace de la unión de las dos pasiones de su creador, Daniel Ek: la informática y la música. Daniel era tan precoz que fundó su primera empresa con solo 14 años: llegó a contratar a sus compañeros de Instituto para trabajar en la creación y diseño de webs.

Con 16 años, Ek intentó entrar a trabajar para Google, pero le rechazaron por no tener ningún título, así que fundó Advertigo, una exitosa empresa de marketing online en la que desarrolló una carrera exitosa.  Tanto, que a los 23 años, en 2006, vendió Advertigo al gigante internacional Tradedoubler. Y ese fue un paso crucial en el nacimiento de su proyecto estrella, ya que convenció a uno de los fundadores de Tradedoubler, Martin Lorentzon, también sueco, a que hiciera la inversión necesaria para que Spotify viese la luz.

Un nombre que ya nos hemos acostumbrado a leer y escuchar, y que, curiosamente, se generó de manera fortuita en un intercambio de palabras entre Lorentzon y Ek mientras buscaban el nombre de la nueva creación. Uno de ellos entendió Spotify, les gustó, y como no estaba registrado, allá que fueron ellos a registrarlo.

Así, una vez ya con el nombre elegido, los ingenieros se pusieron a desarrollar la aplicación, primero solo para ordenadores, y nació el modelo de música en streaming de Spotify. Como curiosidad, entre los desarrolladores estaba, por ejemplo, el creador de uTorrent, integrada poco después en BitTorrent.

Historia de Spotify: nacimiento

Eso sí, a pesar de que Lorentzon y Ek crearon Spotify en 2006, las negociaciones con las compañías discográficas para obtener las licencias de las canciones retrasaron más de dos años su puesta en marcha de forma pública.

En su lanzamiento el 7 de octubre de 2008, Spotify se concibió como una aplicación para escuchar música online por ordenador, y solo estaba disponible, en principio, para algunos países europeos como Suecia, Finlandia, Noruega, Francia, Reino Unido y España. Los usuarios podían acceder a millones de canciones sin necesidad de descargarse nada.

Eso sí, si querías acceder a la aplicación de forma gratuita te tenían que invitar, si no, tenías que hacer una suscripción de pago. Pero, con la aparición del iPhone y los smartphones Android, desde Spotify comprendieron que si querían ser alguien tenían que estar en los terminales de los usuarios, por lo que en 2009 crearon la app móvil para que los usuarios pudieran llevarse la música en su smartphone. Asimismo, crearon la modalidad Premium, que han mantenido hasta la actualidad, junto a la gratuita y la Unlimited.

Historia de Spotify: llegada a Estados Unidos

Pese a todos los problemas que ponían las discográficas estadounidenses para entrar en Spotify por los derechos de las canciones, al final la mayoría comprendió que tenían que estar, y en 2011 la compañía aterrizó en Estados Unidos, compitiendo de cerca con iTunes, a quien de momento le va ganando la batalla de usuarios activos.

Historia de Spotify: conversión en plataforma

Al poco de desembarcar en Estados Unidos, el creador de Spotify anunciaba en noviembre de 2011 la reconversión de Spotify en una plataforma que pudiera albergar aplicaciones de terceros, Spotify Platform. Tal y como lo explicaba Daniel Ek, la música iba más allá de la música, y así se integraron a la plataforma revistas como Rolling Stone con su propio canal o aplicaciones para ver las letras de las canciones como TuneWiki. La idea era llevar al usuario a recorrer la música por dentro y por fuera, y que Spotify no fuera solo un reproductor de canciones.

Asimismo, Spotify introduce en su plataforma la posibilidad de que los usuarios puedan ver lo que están escuchando sus contactos e incluso compartir lo que están escuchando con ellos.

2014: Spotify Free elimina el límite de horas de escucha

Aunque todavía no lo he mencionado, los usuarios de Spotify recordarán esa “tediosa” limitación de 20 horas de música mensuales que imponía en su versión gratuita. Sí, era un… contratiempo para los que no querían pasar a Premium, aunque el objetivo de Spotify con esta medida fuese precisamente ese.

Sin embargo, en 2014 llegó la gran noticia, y el gigante de la música en streaming anunció la eliminación definitiva del límite de las 20 horas… pero ¿gratis? Bueno, solo a cambio de publicidad esporádica que no puedes saltarte, entre algunas de las canciones. Es el “precio” que ahora pagan los usuarios gratuitos de Spotify.

Asimismo, en 2014, Spotify añadía una parte de merchandising de sus artistas en su plataforma al aliarse con Topspin, y un año después seguía apostando por la experiencia de usuario al unirse a Starbucks para “poner música a los cafés”.

La parte más social de Spotify

Con la evolución de los años, la plataforma ha tenido que adaptarse al impulso de la redes sociales, y así, este último año hemos podido ver a una Spotify de lo más social. En 2016 Spotify se aliaba con Facebook para que sus usuarios pudieran compartir música a través de Messenger, y en mayo, la plataforma de música en streaming llegaba a un acuerdo con Twitter para que se puedan escuchar canciones de Spotify sin salir de la red social.

Paralelamente a todo esto, en la historia de Spotify ha habido hueco también para apostar por la fotografía, al comprar la plataforma CrowdAlbum para que los usuarios puedan compartir fotos y vídeos de las actuaciones de sus artistas favoritos,  y también ha anunciado el lanzamiento de series de producción propia. Asimismo, Spotify ratificó en 2016 el éxito de su lista “Discover Weekly”, que ha superado los 5.000 millones de reproducciones y que se basa en los descubrimientos semanales adaptados a cada tipo de usuario y que se generan según sus gustos musicales. Personalización al poder.

¿Cuál será el siguiente movimiento de la reina de la música en streaming? Estaremos atentos para contarte los nuevos capítulos de la historia de Spotify.

¿Quieres saber más sobre la historia de grandes nombres del marketing y el eCommerce? ¿Qué tal si le echas un vistazo a estos otros artículos?

360b / Shutterstock.com