Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

Si te estás pensando en desarrollar tu estrategia de marketing en el ámbito mobile, seguramente te preguntarás si hay alguna manera de predecir el éxito de una web app. Y si eres inversor, seguramente querrás garantizar previamente que la aplicación que quieres impulsar sea rentable.

Cómo poder predecir el éxito de una app

En cualquiera de estas situaciones, estos consejos te serán muy útiles para prever el éxito o fracaso de una web app.. La startup tecnológica Woffu revela los parámetros y métricas clave que hay que valorar para poder predecir el triunfo de una web app y con ello decidir si es conveniente invertir o continuar con el proyecto.

1. CAC (Customer Acquisition Cost)

Este se refiere al coste de adquisición de un cliente, y se puede calcular dividiendo mes a mes los costes totales invertidos en ventas (marketing online, offline y equipo dedicado a ventas) entre el número de clientes totales captados.

Miguel Fresneda, CEO de la compañía afirma que “en Woffu, por ejemplo, invertimos unos 10.000 euros mensuales en el concepto amplio de ventas y obtenemos unos 20 clientes al mes con dicha inversión. Por ello nuestro CAC ronda los 500 euros. La tendencia correcta es que el CAC vaya disminuyendo con el tiempo y en Woffu lo estamos consiguiendo.”

2. Churn Rate

La siguiente clave ayuda a saber la fidelidad de los clientes y en consecuencia, su longevidad. Se refiere al número de clientes que se pierden mes a mes. El cálculo del Churn Rate es el producto entre los usuarios activos perdidos en un mes y los usuarios activos de ese mes.

Por ejemplo, una empresa con 100 clientes al inicio, que pierde 2 de esos clientes durante el mes, tendría un Churn Rate del 2%. Cuanto menor es el “Churn” mayor, duradero y fiel es el cliente. Una de las claves es mantener al cliente el máximo tiempo posible y, como mínimo, el tiempo para cubrir el CAC.

3. MRR (Month Recurring Revenue)

Esta es una de las métricas más relevantes para las web apps, y se refiere a los ingresos recurrentes que genera la compañía cada mes. Está relacionado con el Churn Rate.

En el caso de tener un ratio de bajas cercano a cero y mantener el interés del mercado vendiendo el producto, el MRR no para de aumentar, o dicho de otra manera, se estará generando valor en la compañía. Frecuentemente se habla también del ARR (Annual Recurring Revenue) que sería el último MRR multiplicado por 12 meses.}

4. ARPA (Average Revenue Per Account)

El ARPA son los ingresos medios que genera un cliente cada mes. Es importante que el ARPA sea ascendente.

5. LTV (Life Time Value)

Este cálculo se refiere al ingreso medio durante la vida media de un cliente.  Este se obtiene de multiplicar el ARPA por el tiempo medio de permanencia de un cliente. “En Woffu, nuestro LTV es de 60 euros al mes, por 100 meses (derivado de un 1% de Churn), es decir, 6.000 euros”, comenta Fresneda. A mayor LTV mayor será la cifra de negocios de la misma.

6. CAC/ARPA

Si se compara el CAC (Customer Acquisition Cost) con el ARPA (Average Revenue Per Account) se obtiene el tiempo de media (meses) que se tarda en recuperar el coste invertido para captar a un cliente. La recomendación es que dicho periodo esté por debajo de los 12 meses.

7. LTV/CAC

Si se divide el LTV (Life Time Value) entre el CAC, se obtendrá el número de veces que se incluye el coste de adquisición de un cliente en los ingresos que generará el mismo durante su vida media. Se debe cumplir la siguiente condición LTV > 3 veces CAC, la diferencia sería el margen bruto medio obtenido por cliente durante su vida útil.

8. Burn Rate

Este es el porcentaje de flujo de caja negativo, la velocidad a la que se consume la tesorería mes a mes. En caso de tener un 10% de “burn rate” mensual significaría que se dispone de 10 meses antes de quedarse sin tesorería. A modo de ejemplo, con 100.000€ en la cuenta corriente y un 10% de “burn rate” se consumirían 10.000€ al mes.

Si la empresa vende su app y mantiene su estructura, el “burn rate” irá disminuyendo al cabo de lo meses hasta alcanzar el punto de equilibrio entre los ingresos y los gastos (breakeven). Por todo ello el “burn rate” es recomendable que vaya disminuyendo.

Es común escuchar que las startups pierden mucho y valen millonadas: es precisamente porque se analiza su evolución, tanto en tráfico como en facturación… y se proyecta a futuro.

Imagen: Shutterstock.com

Shares