5 claves para acertar en una estrategia de social enfocada a ventas

El social commerce es una de las armas más potentes con las que contarás para poder aumentar tus ventas: descubre cinco claves para conseguirlo.
7 de noviembre, de 2022
Copiar enlace

Generar ventas no se logra solamente con publicar anuncios en diferentes plataformas. Es necesario contar con una estrategia que lleve nuestras ideas en un rumbo ideal para que podamos ver los resultados de forma rápida, efectiva y que a su vez logre hacer que nuestra marca destaque entre las otras.

Sabemos que crear una estrategia desde cero puede ser una tarea difícil: es normal no saber por dónde comenzar. Es por esto que existen muchos profesionales que siempre están a disposición de las empresas para crear su estrategia ideal de social que te ayudará a atraer más visitantes a tu embudo de marketing y convertirlos en ventas.

Un buen aliado para obtener grandes cambios y buenas estrategias en el área del marketing es Tigrz, una consultora y agencia de marketing social que se dedica desde 2019 a crear valor en el contenido de las marcas combinando estrategia, creatividad, rendimiento e innovación. En 2020 entró a formar parte del grupo Labelium, una consultora internacional de marketing digital con más de 20 años de experiencia que apuesta por tener una buena relación y transparencia con sus clientes.

Ahora Tigrz llega a Madrid con su método basado en un programa de aceleración de negocio para los clientes que buscan sacar provecho del área social Social y así mantenerse a la vanguardia con ayuda de la tecnología, content marketing y media buying. Además, también ofrecen la medición de resultados de las campañas hechas para la marca y la definición de los canales más óptimos para tener resultados orgánicos. 

5 claves de una estrategia de social enfocada a ventas

No importa si ofreces un producto o un servicio. Sea cual sea el caso, es de suma importancia contar con una estrategia acertada que te ayude a asegurar ventas. A continuación Tigrz nos ofrece 5 tips que son clave para atraer más visitantes que se traduzcan en ventas y así aumentes tus números en un dos por tres.

1. Pasar del plan a la acción

Las estrategia de social commerce no debe quedar solo en el papel. Es necesario ejecutar una serie de implementaciones técnicas dentro del business manager y la página web para poder apreciar los resultados que arroja el plan; así sabremos cómo reacciona nuestra audiencia al nuevo contenido que estamos generando y que ventajas nos trae, así como detectar los fallos e ir mejorando la estrategia durante el proceso.

Para poder tener buenas mediciones, se necesita la parametrización del CRM y la estructura del business manager, ya sea con un pixel o API de conversiones, para poder conocer en profundidad a ese usuario y poder crear, por ejemplo, campalas de lookalike (perfiles similares) o hacer campañas de remarketing de cross-selling de productos.

2. Recolección y análisis de datos

Es fundamental recolectar todos los datos obtenidos de los resultados de la estrategia para calificarlos y que de este modo podamos utilizarlos para, en un futuro, lanzar acciones comerciales con la marca.

Aunque no hay solo que centrarse en la parametrización, también es importante la trazabilidad del usuario, es decir, cómo medir cuando ya se ha conseguido que un usuario pase a ser cliente. Por ello, es importante pensar en cómo mantener y fidelizar esas relaciones con el cliente, para que pueda recomprar, hacer cross-sell o up-sell de productos o cualquier tipo de objetivo que se haya planteado.

3. Segmentación

Cuando ya tenemos una base de datos hecha, es momento de clasificar a nuestros usuarios. No podemos asumir que todos nuestros potenciales clientes piensan igual o se interesan por las mismas ofertas, por lo que hay que establecer grupos y crear ofertas atractivas para cada uno de acuerdo a sus intereses.

Necesitas generar perfiles de audiencia. Son segmentaciones de clientes con una cualificación de por qué le gusta, busca o le interesa un producto. Por ejemplo, familias con hijos entre “x” y “z” años que estén en Madrid. Lo que se busca es bajar ese “conglomerado” de datos que se ha conseguido de los clientes, a través de la recogida de datos. Idealmente deberás generar buyer personas, es decir, idealizaciones de individuos con unas características concretas que permitan desarrollar una serie de estrategias de impacto o de contacto con esa persona marketing.

4. Mensajes basados en la etapa del funnel en la que están tus clientes

El funnel de conversión (o embudo de conversión, si lo prefieres) identifica los pasos que debe seguir un cliente en un comercio online para la consecución de un objetivo. Aunque puede aplicarse a diferentes acciones (un registro, un formulario, un lead, una suscripción a un boletín de email marketing), lo más habitual es definir embudos para el “objetivo” con mayúsculas: las compras

Dentro de las etapas del funnel, se debe identificar las necesidades e intereses de nuestros usuarios para hacerle llegar mensajes adecuados en el mejor momento, ya sea a través de redes sociales, mensajes push, etc.

Para que comprendas mejor a lo que nos referimos, te damos un par de ejemplos:

  • Si el usuario no conoce la marca, una buena idea sería buscar crear un impacto con vídeos en el que se cuente un storytelling de la marca. Esto ayudará a que el espectador se interese y busque más información sobre ella.
  • Cuando la conoce y quiere profundizar más en ella, a lo mejor hay que enseñarle los productos, sus usos o hacer estrategias con influencer o con los user-generated content.
  • Si se trata de un cliente que ya conoce los valores de la marca, una buena opción es mostrarle los nuevos productos y ofertas que están a su alcance.

5. Tracking y trazabilidad

Haz un tracking y una trazabilidad de todas las compras y datos que ha hecho el usuario durante su viaje por las distintas etapas del funnel. De este modo podrás medir cuáles son los productos que está comprando, los datos que ha ido dejando a lo largo de su navegación, sus interacciones con nuestra empresa, la comparación de cuántos ingresos nos genera frente a cuántos gastos nos supone…

El objetivo es generar una estrategia que consiga llevar al cliente a que realice sus compras a nivel online y en tienda física (si es que utilizas ese canal). Esto es posible al facilitarle al usuario las vías de compra. Por ejemplo, si el cliente quiere comprar el producto físicamente, sería buena idea que se lo pusieras fácil a través de un enlace a Google Maps.

 

Publicado por

Redactora de Marketing4eCommerce
Periodista digital, amante del copywriting, las redes sociales y de una buena taza de café para empezar a teclear. Soy licenciada en Comunicación Social en mención impreso (2021), pero he ganado experiencia detrás de los teclados desde 2018.

Suscríbete a M4C

Únete a nuestro canal de Whatsapp

¡Todo lo que necesitas saber!

Apúntate a nuestra newsletter y recibe gratis en tu correo nuestros mejores artículos sobre eCommerce y marketing digital.