Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Dentro de la UE, en los Ministerios de Justicia e Interior de países miembros, se ha aprobado el enfoque general del Reglamento Europeo de Protección de Datos en Europa, una norma que viene siendo discutida desde hace 3 años y medio.

De ser aprobada, esta norma entraría en vigor a finales del 2015. Con ella se busca aumentar la confianza del uso de servicios digitales de Europa, regulándose aspectos como “derecho al olvido”, “derecho de portabilidad de datos”, y “derecho de ser informado de brechas de datos personales”.

En el pasado, según se declara en el portal Ticbeat, el Tribunal de Justicia de la UE ya había reconocido ante un español el nombrado “derecho al olvido”, consistente en que los ciudadanos pueden solicitar la eliminación de sus datos en Internet, siempre y cuando no haya un motivo extraordinario para que estos sean retenidos o el organismo que controla dichos datos -como Facebook o Google- demuestren que son aun necesarios o relevantes para el mismo.

Fortaleciendo la Protección de Datos en Europa

Una de las nuevas regulaciones que se ponen en marcha para los ciudadanos europeos es que, de suceder un hackeo, las empresas tienen que forzosamente informar a los usuarios y después notificar a la autoridad pertinente de supervisión del país de este hecho, para tomar las medidas adecuadas.

Por otro lado, el “derecho de portabilidad de datos” permitirá transferir datos de forma mas sencilla de un proveedor de servicios a otro, como de una red social a otra. Los ciudadanos tendrían derecho a disponer de mayor información de como se procesan sus datos en el mundo digital -hecho del cual Google ya está tomando cartas en el asunto-.

Ante todo esto, la filosofía que rige estas normativas y nuevas formas de trabajar es que la protección de datos en Europa debe estar por encima de todo, de modo que las nuevas redes sociales y servicios se elaboren pensando ya en el cuidado de los usuarios.

El Mercado Digital Único, el gran marco de estas reformas

Estas reformas se enmarcan dentro del marco del Mercado Digital Único, el cual según la Unión Europea, es una estrategia que se cree se materializará antes de que acabe el año 2016 a través una serie de acciones (existen un total de 16 acciones denominadas “clave”), las cuales se respaldan en 3 puntos principales:

  • El mejorar el acceso de los consumidores y empresas a los bienes y servicios digitales de toda Europa
  • Crear condiciones adecuadas e igualdad de condiciones para que las redes digitales y servicios de innovación prosperen
  • Impulsar el potencial del crecimiento de la economía digital

Por último, este nuevo plan de acción para la administración electrónica conectará los registros de mercado de toda Europa, lo que garantizaría que los distintos sistemas nacionales sean compatibles uno con otro, lo que llevaría a las empresas y ciudadanos a comunicar datos en una sola ocasión a la administración pública. Eso también acelerará la introducción de la contratación telefónica y de la firma electrónica interoperable.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram