Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

El comercio electrónico en Europa alcanzará en el año 2017 los 191 mil millones de euros en volumen de negocio, según los datos de la empresa de investigación y análisis Forrester. En el 2012 el negocio del eCommerce en el viejo continente consiguió facturar 112.000 millones de euros, debido principalmente al crecimiento experimentado en el sector durante los últimos años.

El informe de Forrester, que analiza datos de 17 países europeos, estima un crecimiento global anual del 11 por ciento, motivado por las ventajas del comercio electrónico para el consumidor, como el ahorro de tiempo, dinero y la variedad de la oferta, en muchos casos superior a la disponible en tiendas físicas.

La situación del comercio electrónico en Europa

A pesar de la situación económica por la que atraviesan España o Italia, Forrester augura en estos países un crecimiento incluso superior a la media europea. Así, el volumen de negocio del comercio electrónico en España alcanzaría en 2017 los 9.100 millones de euros (18% de crecimiento cada año) e Italia superaría los 8.300 millones de € con un 16% de crecimiento anual.

Los países europeos que en la actualidad  tienen un mayor volumen de negocio de comercio electrónico, como Reino Unido, Alemania o Francia, seguirán creciendo año tras año, pero a un ritmo más moderado. Así, en el año 2017, el comercio electrónico supondrá un 15% de la economía del Reino Unido, un 2% más que en el año 2013. En el caso de Alemania, esa tasa alcanzará el 10% en los próximos cuatro años (7% en 2013).

El comercio electrónico en el 2017

El estudio de Forrester señala además que dentro de cuatro años muchos artículos serán más demandados en las tiendas online que en las estanterías de las tiendas físicas. Según sus datos, en el año 2017 más de la mitad de las ventas de música y cine será a través de comercio electrónico. Algo similar le ocurriría al negocio de los libros, que conseguiría un 25% de ventas a través de eCommerce.

Los supermercados online también experimentarán en los próximos cuatro años un importante incremento en el volumen de ventas, llegando a alcanzar en el 2017 los 10.000 millones de facturación a nivel europeo. Estos datos están relacionados íntimamente por el impulso que está recibiendo el comercio electrónico por parte de las cadenas de distribución, que actualmente se encuentran en fase de implantación de nuevas tecnologías relacionadas con los ámbitos del eCommerce y del mCommerce.