Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Jeff Bezos puede estar tranquilo: a pesar de que algunas de sus propuestas, ideas e iniciativas siguen siendo discutidas, y a pesar de que la eCommercesfera se está convirtiendo día a día en un territorio más salvajemente competitivo, Amazon, su idolatrado proyecto vital, sigue batiendo récords año a año. Sin conformarse con aparecer cada Navidad en los informativos de todo el mundo por el asombroso volumen de pedidos gestionados por sus almacenes, sin resignarse a ser simplemente un líder para el eCommerce occidental, sin dejar de querer aumentar su influencia, Amazon ha vuelto a lograr alcanzar una cifra inimaginable: 2.000 millones de productos vendidos por terceros en su plataforma a lo largo de 2014

Amazon: un paraíso electrónico para los vendedores

Desde luego, el atractivo de la plataforma de Amazon para vendedores de todo el planeta es innegable. Salvo en países como India, con severas restricciones gubernamentales, o China, donde el poder del Alibaba de Jack  Ma sigue siendo incontestable, Amazon ofrece a quienes quieren vender sus productos online un lugar inmejorable, una avenida comercial por la que circulan millones de viandantes cada día, dispuestos a utilizar su tarjeta de crédito o cuenta de PayPal en cuanto localicen el objeto de su deseo

Esta semana, ha sido la propia Amazon la encargada de confirmar su atractivo para todos estos vendedores: Según sus datos, los vendedores que distribuyen sus productos a través de su plataforma alcanzaron una cifra récord de 2.000 millones de productos vendidos en 2014, alrededor del doble que en el año anterior. Lo más curioso es que, pese a haberse duplicado el número de unidades vendidas, la cantidad de vendedores sigue siendo la misma: apenas 2 millones de comercios online, procedentes de 185 países y que, a su vez, ha enviado sus artículos a 100 países de todo el mundo

Un negocio más que rentable para Amazon

En realidad, este récord tiene otro aspecto positivo para las cuentas de Amazon. Tal y como puedes leer en esta interesante información de The Wall Street Journal, las ventas generadas por terceros acostumbran a ofrecer mayores márgenes a la compañía, además de suponer una forma sencilla y más-que-barata de completar un considerable catálogo online que no deja de crecer cada día

Shares