Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Además de generar muchos disgustos, la profunda crisis económica en la que está inmersa la economía española ha hecho que algunos ciudadanos descubran conceptos otrora ignotos como el de la prima de riesgo, se interesen por las asalmonadas noticias económicas, redescubran el valor del trabajo de los sastres y zapateros y, por qué no, el atractivo de los rastros y mercadillos de segunda mano, más allá de pasajeras modas vintageófilas. Lo cierto es que en tiempos de crisis hay que aguzar el ingenio para extraer el máximo partido a todos los recursos. Exactamente lo que hace Wallapop.

Wallapop, seis meses de crecimiento fulgurante

Wallapop es una aplicación móvil española para Android e iOS que se basa en aprovechar la necesidad de muchos españoles de vender (y comprar) objetos de segunda mano con los que conseguir aumentar sus recursos económicos. Con un enfoque marcadamente joven, y en menos de un año, Wallapop ha ido creciendo hasta acumular alrededor de dos millones de productos en su heterogéneo catálogo, con una facturación mensual que roza la escalofriante cifra de diez millones de euros.



 

Creada por tres empresarios españoles, Wallapop cuenta ya con versiones para otros mercados europeos, como Inglaterra, Francia y Portugal, y ha alcanzado, en conjunto, el millón de descargas, lo que le ha llevado a situarse en el TOP 10 de aplicaciones más descargadas dentro de las categorías de Lifestyle (App Store) y Shopping (Google Play).

Quizá el factor diferencial de Wallapop, responsable en parte de su éxito respecto de otras propuestas online de compraventa de objetos usados, resida en su utilización de las ventajas de la geolocalización móvil. Mediante esta herramienta, sus usuarios tienen la oportunidad de contactar directamente con los usuarios que tienen más cerca, y con los que, en realidad, les es más sencillo cerrar un trato.

Y ahora, apoyada por Atresmedia

Por si fuera poco el éxito que Wallapop ha cosechado en estos seis meses de vida, hace unos días conocimos que su gestión ha merecido que un grupo de la importancia de Atresmedia haya decidido mostrarle su apoyo mediante la entrada en su accionariado. Eso sí, la participación del grupo audiovisual se realizará bajo la modalidad conocida como Media For Equity, en la que el inversor consigue sus acciones a cambio de la cesión de espacios publicitarios en sus diferentes soportes en los medios de comunicación.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram