Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

The Body Shop es una empresa de perfumería y cosmética perteneciente al grupo L’Oreal que ha conseguido un notable éxito en todo el mundo con su catálogo de productos basados en la filosofía de la no experimentación con animales y la utilización de los principios del comercio justo y la defensa de los derechos humanos. Nacida en 1976, cuenta actualmente con tiendas repartidas por todo el planeta, así como una interesante tienda online que hoy analizaremos.

The Body Shop: Una sobredosis de estímulos visuales

A la espera de que la evolución de la tecnología haga posible oler las fragancias que desprenden los sitios web, The Body Shop ha decidido, mientras tanto, saturar las retinas de los usuarios de su tienda online a base de una sobredosis de estímulos visuales. Banners de todos los tipos y colores, tipografías de todos los tamaños y grosores…incluso una noventera marquesina se desliza sobre la parte superior de la pantalla para recordar todo lo que esta empresa de cosmética puede ofrecer.

Que es mucho. El catálogo de The Body Shop cubre una variedad inmensa de productos, ingredientes y aplicaciones, que abarcan artículos tan extravagantemente exóticos como esta manteca labial a base de pomelo rosa, una crema para pies de cáñamo o un sérum reafrmante a base de granada. En todo caso, la web de The Body Shop permite (en su sobresaturado menú principal) localizar el producto más adecuado a cada necesidad, con categorías que apuntan a las motivaciones de compra de sus usuarios (hidratar, combatir imperfecciones, luminosidad…)

Una vez localizado el producto deseado, la respectiva ficha aporta toda la información (y más) que el cliente puede esperar, incluyendo la posibilidad de visualizar las valoraciones de pasados clientes.

Envíos lentos pero económicos

The Body Shop resuelve bien la parte relacionada con los envíos de sus pedidos.  A pesar de que se echa en falta la posibilidad de recogerlos en alguna de sus muchas tiendas físicas, la empresa permite que sus clientes elijan entre recibir su compra en casa (5,95€, gratis a partir de 40€ de compra) o en uno de los más de mil puntos de recogida de la red Kiala (4,95€, gratis a partir de 20€ de compra), con las ventajas de tiempo y comodidad que este sistema, cada vez más popular en España, supone para los consumidores. Además, el nivel tan bajo de gratuidad de los envíos hace realmente sencillo que un cliente medio pueda recoger sus productos sin coste en la red Kiala. Eso sí, en ninguno de los dos casos se trata de envíos exprés. Los clientes deberán esperar unos tortuguiles 6/10 días para recibir su nuevo cosmético.

A la hora de la devolución, The Body Shop ofrece la posibilidad de utilizar el correo o depositar el producto rechazado en alguno de los puntos de la red Kiala. Algunas tiendas de su red de puntos de venta también están disponibles para proceder a un cambio/devolución.

Por lo demás, la tienda de The Body Shop es un eCommerce con claroscuros.  Por ejemplo, cuenta con un teléfono de atención al cliente de tarificación normal, además de un email, pero ambos están algo ocultos de la vista del usuario. Además, el proceso de registro para proceder a la compra está visualmente cuidado, pero se hace largo y tedioso, y requiere completar demasiados campos con datos personales.

Shares