Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Se ha vuelto un tanto común que se propaguen mensajes maliciosos en Facebook -e incluso otras redes sociales-, o que algún conocido nuestro resulte infectado por algún virus que envíe mensajes “extraños” desde su cuenta. Todo esto es el resultado de hackers que se introducen en varios perfiles de Facebook y que consiguen infectar a miles de cuentas y ordenadores sin un esfuerzo real.

El caso más reciente es el de un “troyano en Facebook” que se ha expandido en pocos días y está comenzando a ser bloqueado por la red social. Es un virus que es capaz de tomar el control de los ordenadores afectados de forma de remota, dando libre capacidad al hacker para acceder a todo archivo, contenido e información del equipo infectado.

Cómo trabaja este nuevo troyano en Facebook

Este troyano en Facebook se está propagando a través de mensajes privados (inbox), con un lenguaje un tanto coloquial o neutro y que pudiera levantar muy pocas sospechas. Por ejemplo, se encuentra el que dice “No puedo creerme que seas tú que sales en esa foto” – si bien desde primera instancia parece sospechoso, mucha gente despistada o que da clic por inercia podría caer en la trampa.

Ejemplo del troyano en Facebook: "No puedo creerme que seas tú que sales en esa foto"

Ejemplo del troyano en Facebook: “No puedo creerme que seas tú que sales en esa foto”

Una vez que se abre el enlace, se abren páginas y vídeos pornográficos. Esta web a la cuál el usuario es enviado sirve como el puente para que el troyano se inserte en el ordenador. Sin embargo, lo que le sigue es mucho más lúgubre, pues el virus no se sirve de robos de contraseñas o similares para lograr su objetivo, sino que hace saltar un aviso en la pantalla del ordenador de que “es necesario actualizar algún complemento del ordenador”, cómo lo sería Adobe Flash.

En ese momento, el troyano en Facebook instala una extensión en el navegador que reenvía de forma automatizada el texto con el link malicioso a todos los contactos de esa persona en Facebook.

Ante todo esto, Facebook ya tomó medidas y está bloqueando el enlace fraudulento. Por lo pronto, te recomendamos tener mucho cuidado y comprobar si tienes aplicaciones enlazadas a tu cuenta, así como el clásico análisis del ordenador con algún antivirus en posibilidad de buscar un troyano que esté robando tu información.

¿Qué es exactamente un “troyano”?

En informática, se denomina Caballo de Troya, o troyano, a un software malicioso que se presenta al usuario como un programa aparentemente legítimo e inofensivo, pero que, al ejecutarlo, le brinda a un atacante acceso remoto al equipo infectado. Los troyanos pueden realizar diferentes tareas, pero, en la mayoría de los casos, crean una puerta trasera (en inglés backdoor) que permite la administración remota a un usuario no autorizado.

Un troyano no es de por sí, un virus informático, aun cuando teóricamente pueda ser distribuido y funcionar como tal. La diferencia fundamental entre un troyano y un virus consiste en su finalidad. Para que un programa sea un “troyano” solo tiene que acceder y controlar la máquina anfitriona sin ser advertido, normalmente bajo una apariencia inocua. Al contrario que un virus, que es un huésped destructivo, el troyano no necesariamente provoca daños, porque no es ese su objetivo.

¿Y a ti? ¿Te han enviado este nuevo troyano en Facebook? ¿Cómo lo arreglaste?

Shares