Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

La mayoría de las marcas y retailers fracasan en su aventura de eCommerce, así que haciéndonos eco de un articulo publicado ayer en el prestigioso medio especializado en marketing digital, Marktingland, resumimos los siguientes pasos:

Primer paso: dejar de esperar que las ventas  vengan a ti. El columnista David Rekuć cree que para el éxito de venta on line, su sitio web debe actuar como un vendedor, no como un camarero.

Demasiadas marcas han construido una presencia digital con una mentalidad de “camarero” confiando en un sitio web que actúa como un formulario de pedido y entrega del producto a los consumidores que han venido en busca de ella. En cambio, el comercio electrónico debe ser considerado como un “vendedor”,  aumentando el valor de los clientes actuales a la vez que persigue adquirir nuevos clientes.

¿cómo saber si su huella digital es más camarero o vendedor?

  1. Tu marca no se vende sola

En primer lugar,  no hay sala de exposición, no hay personal, y ningún catálogo para complementar su site web. Para elevar la presencia digital al siguiente nivel, su site de comercio electrónico tiene que convencer a nuevos usuarios para que realicen una compra.

  1. Necesidad de trabajar el marketing digital

Uno de los mayores problemas que muchas marcas se enfrentan es la ausencia de una buena campaña en marketing digital.

Para ellos es necesario hacer su site un vendedor (es decir: vehículo de marketing) en lugar de sólo un camarero (léase: herramienta operativa), de ahí la obligatoriedad de empezar a jugar en el mundo del marketing digital.

  1. Las ofertas no son lo suficientemente buenas

Para que sus canales de marketing digital funcionen con éxito en la adquisición de nuevos clientes, necesitarán apoyo con promociones agresivas que son difíciles de rechazar. La inversión en promociones agresivas lleva implícito que el resto de los esfuerzos en marketing multipliquen su eficiencia. Compañías de juego de comercio electrónico puros son un gran lugar para buscar inspiración.

  1. Minusvalorar el Email

Un camarero podría decir: “Espero que vuelvas!” Al final de una comida, pero un buen vendedor siempre se sale con un número de teléfono (o en los últimos años una dirección de correo electrónico) para seguimiento activo después de un cliente potencial se ha ido a casa.

Comercializadores de marcas inteligentes saben que incluso cuando conducen un montón de nuevo tráfico a su site, sólo va a conseguir órdenes de un porcentaje muy pequeño de los visitantes. Las tasas de conversión típicas rondan el 2% o el 3%. El siguiente paso es convencer al otro 97% de los visitantes a regresar.

Fuente : MarketingLand

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram