Tiempo de lectura: 4 minutos
Shares

No hay tiempo para cocinar. Y si lo hay, lo que falta son ganas. El estilo de vida moderno ha provocado no solo un cambio de ritmo sino también de prioridades en el reparto y uso del tiempo disponible fuera de la jornada laboral. En este contexto, el sector de la comida a domicilio ha experimentado un gran crecimiento gracias también al impacto de las nuevas tecnologías en el ámbito del comercio electrónico.

Este modelo de negocio ha experimentado un incremento notable en los últimos años. La plataformas de comida a domicilio en Internet han sabido equilibrar la oferta y la demanda para hacerles la vida más fácil a los usuarios. La clave está en el producto final pero también en el servicio online: cómodo, rápido y fácil de usar.

El hambre que demuestran en todo el mundo los gigantes de la comida a domicilio en Internet es un buen ejemplo de la expansión en la red del negocio de la gastronomía y de la restauración, un sector tradicional capaz de generar nuevas experiencias gracias al apoyo de la tecnología: reservas online, pedidos a domicilio, gastronomía colaborativa.

Crecen los pedidos de comida a domicilio desde los smartphones

El sector de la hostelería mueve en España más de 1.100 millones de euros al año, lo que representa el 7% del PIB. De ellos, cerca del 11% se corresponde con pedidos de comida online a domicilio.

El éxito de la comida a domicilio es una realidad y lo demuestran los datos de Aloha24, una startup española, afincada en Gijón, dedicada a este negocio dentro de la restauración. Es un servicio de comida a domicilio y reserva de mesa en local dirigido tanto a empresas como a particulares.Según sus cálculos, el negocio de la comida a domicilio por internet y de las aplicaciones para gestionar pedidos y repartos de hostelería mueve ya más de 120 millones de euros en España.

Hace 5 años, en España solo 2,5 millones de personas utilizaban Internet a diario y pedían comida a domicilio una vez al mes. Actualmente el 22% de las personas que pide comida a domicilio en España lo hace a través de internet o de las distintas apps disponibles en el mercado.

En el último año, los pedidos a domicilio a través de aplicaciones para teléfonos móviles y otros dispositivos similares han crecido más de un 400% en España, si bien en otros países de Europa como Francia o Reino Unido el número de pedidos de comida online que se realizan es superior.

Comida a domicilio: de la cocina rápida a los menús gourmet

Desde el punto de vista de los restauradores el salto también ha sido cualitativo. El gusto renovado por la gastronomía sumado a las nuevas soluciones tecnológicas han llevado la restauración gourmet a las apps de empresas gestoras de pedidos y repartos, dejando atrás la opción única de los restaurantes de comida rápida.

El hecho de poder realizar un pedido desde un ordenador o a través de una aplicación móvil, le permite al hostelero abrir una nueva línea de negocio, un nuevo canal de venta y nuevas herramientas de marketing para darse a conocer, lo que en la práctica significa mayor facturación. Según datos de Aloha24, los restaurantes que apuestan por la comida online facturan un 20% más que si no estuvieran en este mercado. En función del tamaño, los ingresos adicionales podrían fluctuar entre los 7.000 y los 50.000 euros.

El negocio de la comida a domicilio se prepara para seguir creciendo

Está claro que las nuevas tecnologías no son una amenaza sino una oportunidad para convertir un restaurante tradicional en un negocio más productivo. La cartera de clientes aumenta y con ello los beneficios. Pero no solo ganan los restauradores. Los usuarios pueden disponer de su tiempo de ocio sin moverse, basta con que hagan su pedido desde el teléfono móvil a través de una app y que compartan el resultado (si lo desean) en las redes sociales.

Los datos que nos deja este análisis demuestran que en los últimos anos los emprendedores españoles han sabido integrarse en un sector en pleno apogeo, el de la comida a domicilio, donde a pesar de los nuevos competidores y de los diferentes servicios, todavía existe margen para seguir progresando.

Shares