Facebooktwitterlinkedin

Hay empresas que están muy presentes en nuestro día a día y, sin duda alguna, Microsoft es una de ellas.  En la década de los 70 todavía se escribía a mano en las oficinas; los teléfonos solo eran fijos y la conexión a Internet no era indispensable. En este contexto nace Microsoft, una empresa que lleva décadas ayudándonos a ser mucho más productivos y ha revolucionado nuestra oficina, nuestro centro de estudios y también nuestros hogares.

Por esto, queremos hacer un repaso por la historia de Microsoft y cuáles han sido los pasos que la han llevado a convertirse en una de las compañías más icónicas del mundo.

Cómo nace Microsoft

La historia de Microsoft comienza cuando dos jóvenes, Paul Allen y Bill Gates, deciden abandonar sus respectivas universidades y crear Microsoft en 1975. Cuando fundaron la compañía ninguno de los dos podría llegar a imaginar el tremendo éxito que tendrían en el mercado y el cambio que supondría para el mundo de las telecomunicaciones.

La empresa se fundó con una única premisa: cambiar la forma en la que se trabajaba y que cada hogar, oficina o escuela pudiera contar con un equipo informático.

Historia de Microsoft

Paul Allen y Bill Gates en 1981

Dieron sus primeros pasos de la mano de IBM, la empresa pionera de tecnología del momento, llegando a un acuerdo muy inteligente por parte de Allen y Gates: recibir un porcentaje por cada ordenador vendido que llevara instalado uno de los software de la compañía: el MS-DOS.

Después de esto, siguen trabajando por su cuenta en un sistema operativo propio, el mundialmente conocido como Windows, por lo que en los años 90 este software de la compañía cuenta ya con el 90% de la cuota de mercado de ordenadores personales. Esto es lo que la llevaría a convertirse en la empresa megalítica que es ahora.

Windows, el sistema operativo por excelencia

Desde los inicios de su historia Windows contaba con un entorno operativo práctico con el que trabajar, la versión 1.0, ya concedía la opción de tener un teclado y un ratón y fue un completo éxito.

Su segunda versión, Windows 2.0,  introdujo los iconos en el escritorio, memoria expandida, mejora en los gráficos y atajos de teclado. Además, ofrecía control sobre el diseño de la pantalla y la opción de poder superponer ventanas.

En 1989 Microsoft ya había desarrollado su versión de programas ofimáticos y uno de sus productos más importantes de su historia: Microsoft Office con Word y Excel.

A principios de los 90 lanzaron Windows 3.0 con gráficos con 16 colores, nuevos iconos e incluso juegos como el solitario y el buscaminas. Por su parte, en 1992, llegó Windows 3.1, que vendió cerca de 3 millones de copias en sus primeros meses de mercado. En este mismo año, también llegó la conocida herramienta de bases de datos: Microsoft Access.

En 1995 llega Windows 95, que alcanza gran popularidad gracias a que incorpora el botón de inicio y permite la conexión a Internet por vía telefónica. Este mismo año, llega la primera versión del conocido navegador Internet Explorer y el servicio de mensajería online MSN.

Historia de Microsoft

Previsualización de MSN en sus primeras versiones

Por fin, en 1997, con la llegada de Office 97 e Internet Explorer 4.0, Microsoft logra desbancar a Netscape, que había sido el navegador líder hasta ese momento.

Los siguientes años la compañía obtuvo un crecimiento exponencial lanzando diferentes sistemas operativos entre los que destacan Windows 2000, Windows XP, Windows Vista, Windows 7 y Windows 10.

Actualmente, Windows ocupa el 57,8% de la cuota de mercado siendo el sistema operativo para ordenadores más popular y usado del mundo. Por otro lado, su capitalización de mercado llega a 1,58 billones de dólares, siendo una de las más grandes del mercado por detrás de Apple.

Los aciertos y fracasos de los productos de Microsoft: Xbox, Tablet-PC y Zune

En 2001 Microsoft se lanza al mercado de los videojuegos con la consola Xbox intentando competir con las de Sony y Nintendo. A pesar de que la Xbox no superó a la PlayStation 2, trajo grandes beneficios a la empresa en un momento en el que las empresas vinculadas a internet estaban pasando por un mal momento, debido al estallido de la burbuja puntocom. Por lo que, este acierto supuso un respiro dentro de la compañía.

Si la Xbox resultó ser un acierto para Microsoft, no se puede decir lo mismo de las Tablets PC que idearon. Aunque el verdadero «boom» de las tablets comenzó en 2010 con el lanzamiento del iPad, la idea de esta clase de dispositivo venía de mucho tiempo atrás.

De hecho, en 2001, Microsoft lanzaría la suya propia, un frustado intento de sustituir los ordenadores de sobremesa que acabó fallando por una mala ejecución por parte de Microsoft. Es cierto que esta clase de dispositivos ofrecían más comodidad para ciertas tareas, pero la gente quería seguir utilizando sus ordenadores de forma diaria.

Los intentos de Microsoft por expandirse más allá de los ordenadores personales no se quedaron ahí, viendo el éxito que Apple había conseguido con el iPod , no tardaron en desarrollar sus propios dispositivos de reproducción de música. Por lo que, Zune, llegó en un momento en el que el iPod ya contaba con una base sólida en el mercado.

Poco tiempo después, el proyecto de Zune se abandonaría. Con la llegada del iPhone y la integración del reproductor musical en los dispositivos móviles, el mercado de los reproductores queda completamente eclipsado. Esto supuso otro gran fracaso para la empresa.

Adquisición de Nokia y el fracaso de Windows Phone

Lo cierto es que el nuevo producto de Apple, el iPhone, había creado un movimiento que siguió afectando en la historia de Microsoft mucho tiempo después. Este producto, supuso una revolución en el mundo de la telefonía.

En el 2007 empresas como Blackberry o Microsoft siguieron confiando en los móviles con teclado, muy populares en aquel momento dentro del ámbito empresarial. Sin embargo, muchas otras compañías comenzaron a imitar a Apple sacando sus propios smartphones y dejando atrás los teléfonos con teclado.

Además de esto, Google no tardó en diseñar un sistema operativo propio para móviles: Android, dejando con poco margen a Windows Phone en el mundo de los móviles.

Para llegar a más gente del sector, Microsoft compró la división de móviles de Nokia por 7.000 millones de dólares y tras varios años intentando introducir Windows Phone en el mercado de la telefonía, Microsoft se deshace de esta compañía vendiéndola de nuevo.

Historia de Microsoft

Las causas de este fracaso fueron varias, pero la principal fue el propio modelo de negocio. Los fabricantes de móviles no querían incluir a Windows Phone en sus teléfonos, ya que tenían que pagar por sus derechos. Esto lo que hacía era que tuvieran que encarecer en el resto de sus productos, resultando menos competitivos en el mercado.

Microsoft en la actualidad

Microsoft ha conseguido dar un giro de 180 grados a su modelo de negocio, cuando en 2012 lanzan su gama de productos Surface que sigue creciendo exponencialmente a día de hoy. Actualmente, la popular empresa de la «ventanita» continúa expandiendo su horizonte con el propósito de mantener el privilegiado lugar que posee.

Aunque los fundadores principales de Microsoft ya están retirados, su historia y cómo lograron posicionar la empresa a escala mundial e impactar a millones de personas, seguirá siendo una referencia obligada y un gran ejemplo para futuras generaciones.

Lo que está claro es que Microsoft continúa con su premisa inicial de mejorar la vida de la gente a través de la tecnología y sus fracasos no han impedido que siga creciendo e innovando a lo largo del tiempo.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram