Copiar enlace

Google ha anunciado recientemente que está retirando una de sus métricas Core Web Vitals, para reemplazarla con una métrica más nueva, capaz de representar con mayor precisión la experiencia de usuario. En concreto, la nueva métrica es Interaction to Next Paint (INP), la cual sustituirá a First Input Delay (FID), a partir de marzo de 2024.

A través de una publicación de su blog oficial, la empresa explicó que «A partir de hoy, INP ya no es experimental y, en cambio, se considerará una métrica Core Web Vital pendiente. Esta es una nueva designación para indicar que INP ha demostrado que está listo para reemplazar FID, pero todavía no estamos haciendo el cambio (…) Para que el ecosistema tenga tiempo de adaptarse, INP se convertirá oficialmente en una métrica Core Web Vital estable en marzo de 2024».

Actualmente, en los informes de Core Web Vitals de Search Console aún se muestran métricas del FID, pero a medida que el INP lo reemplace en marzo de 2024, los informes dejarán de mostrar métricas de FID para comenzar a utilizar definitivamente el INP, como la nueva métrica para evaluar la capacidad de respuesta de una página web. Recordemos que estas métricas son fundamentales a nivel SEO, ya que el rendimiento de una web y una buena experiencia de usuario son clave para que Google la tenga en cuenta a la hora de posicionarla en sus resultados de búsqueda.

De First Input Delay (FID) a Interaction to Next Paint (INP)

Desde el lanzamiento de las Core Web Vitals  en 2020, se presentó First Input Delay, una métrica encargada de medir la capacidad de respuesta de una página web, es decir, el tiempo que tarda el navegador en responder a la primera interacción del usuario. En particular, mide la diferencia entre el momento en que el usuario interactúa con el dispositivo y el momento en que el navegador puede comenzar a procesar los controladores de eventos.

Sin embargo, esta métrica presenta limitaciones. Y es que FID solo se mide para toques y pulsaciones de teclas, pero no incluye el tiempo dedicado a ejecutar esos controladores de eventos, ni ningún trabajo realizado por el navegador después para actualizar la pantalla. 

Ante esta limitación, el equipo de Chrome se dedicó a buscar comentarios sobre una métrica que pudiera funcionar mejor y luego de un año de estudio, anunciaron el lanzamiento de Interaction to Next Paint (INP) en mayo de 2022, como una métrica experimental.

El objetivo detrás de INP es medir el tiempo que pasa desde que un usuario interactúa con la página web, hasta que se produce el siguiente cambio visual en la pantalla, lo que permitiría tener una idea más amplia de la experiencia real del usuario y de cómo percibe la capacidad de respuesta del sitio web.

Google explica: «es muy posible que su sitio web se encuentre en el 93% de los sitios que tienen un buen rendimiento de FID en dispositivos móviles; sin embargo, es posible que se sorprenda al saber que solo el 65% de los sitios tienen un buen INP en dispositivos móviles. INP pinta una imagen mucho más precisa de la capacidad de respuesta, por lo que estos números nos ayudan a ver más claramente el margen de mejora que tenemos por delante».

¿Cómo se mide el INP?

  • Si el INP tiene una puntuación de 200 milisegundos o menor, la capacidad de respuesta de la página web es buena.
  • Si la puntuación del INP está por encima de 200 milisegundos, pero por debajo de 500 milisegundos, quiere decir que la capacidad de respuesta del sitio necesita mejorar.
  • Si el INP está por arriba de 500 milisegundos, quiere decir que el sitio web tiene una capacidad de respuesta deficiente.

Recomendaciones para mejorar el INP:

  • Optimizar el rendimiento del código y liberarlo de procesos innecesarios que ralentizan la respuesta de la web.
  • Utilizar herramientas de medición, como PageSpeed Insights, para medir y monitorizar el rendimiento de la página.
  • Identificar interacciones lentas o con latencias muy altas y optimizarlas.
  • Optimizar la carga de recursos, como imágenes y scripts, y asegurarse de que se carguen eficientemente.
  • Priorizar el contenido visible, es decir, asegurarse de que el contenido visible para los usuarios cargue rápido, para lo cual se debe optimizar el orden de carga de los elementos.
  • Minimizar el uso de recursos externos, como el caso de fuentes o scripts de terceros. Cada recurso adicional añadido afecta la capacidad de respuesta de la web.
  • Realizar pruebas en diferentes equipos y conexiones para verificar el rendimiento de la página y poder identificar posibles fallos.

Imagen: Google.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!