Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

El mercado de los wearables cada vez se parece mas al de los teléfonos inteligentes en materia de demandas, y es que en menos de un mes, Fitbit vuelve a ser demandada.

Tal y como lo protagonizaron Apple y Samsung en el pasado, la batalla legal de los wearables hoy se da con Jawbone y Fitbit. A finales de mayo, la primera había presentado una demanda en Estados Unidos contra la segunda por supuestos “robos industriales y comerciales”.

Jawbone acusaba a Fitbit de “saquear” secretos y datos que tienen propiedad intelectual registrada, a través de sus propios empleados. La denuncia incluía a 5 ex empleados de Jawbone, a quienes Fitbit habría ofrecido unirse a la compañía a cambio de información y planes de desarrollo, los cuales en teoría habrían sustraído información en unidades USB.

En esa demanda, Jawbone afirmó que Fitbit trató de convencer al 30% de su plantilla de empleados para unirse a ellos a cambio de información. Por lo tanto, el objetivo no era sólo generar ventaja competitiva, sino destruir literalmente -de manera poco ética- a su rival.

La razón por la cual Fitbit vuelve a ser demandada

Ahora, Jawbone vuelve y presenta una nueva demanda contra Fitbit, en esta ocasión por un supuesto uso ilícito de patentes.

Jawbone denuncia que Fitbit está utilizando en sus productos vestibles una patente registrada, la cual Jawbone marcó para ejecutar aplicaciones de bienestar que midan datos a través de bandas externas.

Según Jawbone, desarrollar esta tecnología costó aproximadamente 100 millones de dólares, una cifra por la que esperan una recompensa o un mandato judicial que impida las ventas. De no ser resuelto este asunto, sumado al del mes pasado, Jawbone pretendería elevar sus acusaciones contra Fitbit a la Comisión de Comercio Internacional.

Esto toma en mal momento a Fitbit, que está saliendo a operación en la Bolsa. En su defensa, niega la mayor parte de las cosas que Jawbone demanda y defiende su independencia tecnológica como empresa.

Sobre Jawbone y Fitbit:

  • Jawbone, con gran enfoque hacía los productos portátiles, tiene su sede en San Francisco, California. Entre sus productos se encuentran los braceletes UP y UP24, y dispositivos de audio portátil como los altavoces inalámbricos Jambox y Big Jambox. También se encuentran, entre los destacados, los auriculares Bluetooth awbone Era y Icon, además de tecnología de cancelación de ruido.
  • Fitbit Inc. se enfoca igualmente hacía los productos portátiles, e igualmente tiene su sede en San Francisco, California. Sus productos llevan el mismo nombre de la compañía, teniendo como destacados los “activity trackers” o medidores de actividad, así como dispositivos wireless capaces de medir el número de pasos en una caminata o carrera, la calidad del sueño y otro tipo de métricas personales.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.