Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Algunas de las más grandes compañías de Internet, Facebook, Twitter, YouTube y Microsoft, han firmado un código de Conducta propuesto por la Comisión Europea con la finalidad de erradicar mensajes de discriminación, violencia y odio en redes sociales.

En este documento, las empresas se comprometen  con la Unión Europea a revisar y bloquear todo contenido que incite a la violencia en un plazo máximo de 24 horas después de haber recibido una notificación al respecto, entre otras acciones a tomar. Además, se pide a estas plataformas diseñar y promover campañas de “contrapropaganda” y tomar acciones que sensibilicen a los usuarios contra los mensajes violentos.

Violencia y mensajes de odio en redes sociales

Desde los lamentables sucesos terroristas en París y Bruselas ha aumentado la presencia de mensajes con tendencias racistas y xenófobas online, y se pretende detener la incitación al odio, especialmente la proveniente de ISIS.

«Los recientes atentados terroristas nos han recordado la urgente necesidad de hacer frente a la incitación ilegal al odio en Internet.” Declaró la Comisaria europea de Justicia, Vĕra Jourová.

La comisaria añadió que uno de los instrumentos que los grupos terroristas utilizan más frecuentemente para radicalizar a los jóvenes son las redes sociales, al igual que es una plataforma para que los racistas difundan violencia y odio. Y es por esto que se ha vuelto una “necesidad urgente” eliminar dichos mensajes para lograr una responsabilidad colectiva y evitar la propagación de mensajes de este tipo.

Facebook, Twitter y YouTube defienden la libertad de expresión

Y por supuesto se pone en tela de juicio nuevamente las decisiones tomadas sobre si esto es una falta a la libertad de expresión y la neutralidad de la red.. Pero las empresas de Tecnología de la Información aseguran que la libertad de expresión, que es un derecho fundamental, se mantiene y reafirma, pero los mensajes a la violencia y odio en redes sociales son un delito, y por supuesto que existe una clara distinción entre ellas.

Karen White, Jefa de Política Pública para Europa de Twitter, comentó que “Al tiempo que actuamos frente a las conductas de odio que infringen las normas de Twitter, sacaremos también el máximo provecho a la increíble capacidad de la plataforma para empoderar a las voces positivas, desafiar los prejuicios y abordar las causas profundas de la intolerancia.”

Y de hecho en todas las plataformas existe un reglamento que regula este tipo de mensajes, entre otros, para lograr una convivencia sana en redes sociales. Pero ahora el esfuerzo se verá reforzado y se crearán nuevos procedimientos para tratar de erradicarlos.

El hecho de promover el pensamiento crítico, de reforzar las voces positivas y trabajar de forma conjunta para garantizar un ambiente de respeto y de consideración es sin discusión positivo. En cualquier caso, siempre debe tenerse en mente la libertad de expresión, sabiendo distinguir entre incitación al odio en redes sociales  y los mensajes que simplemente muestran una opinión diferente a la de otros. Para lograr esto deberán tener sistemas de rastreo sumamente eficientes para examinar las denuncias en menos de 24 horas, defendiendo al mismo tiempo los derechos de los usuarios.

Para esto, estas grandes empresas  y la Comisión Europea se han comprometido también a evaluar los compromisos públicos de este Código de conducta de manera periódica para evaluar tanto sus logros como sus repercusiones, y seguir deliberando la manera de promover la transparencia y fomentar los “contradiscursos”. Se llevará a cabo una evaluación preliminar de este acuerdo a finales de 2016.

ImagenShutterStock

Shares