Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Siguiendo en su tónica habitual de generar al menos una noticia de impacto por semana, ayer conocimos a través del muy recomendable magazine online The Verge que Facebook está trabajando en un software que hará mucho más sencillo y preciso el proceso de reconocimiento e identificación de las caras de sus usuarios en las fotos alojadas en su plataforma.  Este nuevo software, denominado Deep Face, permitirá a la Red Social identificar con una exactitud del 97,25% a las personas que aparezcan en cada imagen, lo que supone (casi) igualar la funcionalidad del ojo humano, que es capaz de reconocer las caras de sus congéneres con un 97,53% de eficacia. Asombroso

Deep Face procesará las imágenes en dos etapas: En la primera de ellas corregirá el ángulo en el que la cara está orientada, utilizando un modelo de una cara “estándar” que mire al frente. Posteriormente, Deep Face trabajará sobre la cara reorientada para tratar de hallar similitudes con otras dos imágenes. En tal caso, este software, que trabajará con una red neuronal simulada con más de 120 millones de conexiones, decidirá que se trata de la misma cara. Teniendo en cuenta que los usuarios de la Red Social suben a su plataforma una media de 350 millones de fotografías al día, está claro que  Deep Face tendrá mucho trabajo por delante.

(Si eres curioso por naturaleza, o simplemente te gusta la ingeniería, puedes consultar aquí el informe completo con todos los detalles acerca del nuevo sistema).

Deep Face de Facebook: un nuevo paso en el debate sobre la privacidad

Este nuevo proyecto de Facebook abre de nuevo la polémica acerca del grado de privacidad de los datos (incluyendo imágenes) del que los usuarios disfrutan en esta y otras redes sociales.

Hace ya tres años, Facebook decidió activar el reconocimiento de caras como forma de acelerar y facilitar el etiquetado de amigos en las fotos subidas por sus usuarios, lo que fue visto por muchos sectores como un ataque a su privacidad, al no haber advertido previamente de la activación de este servicio, llegando a motivar la redacción de artículos DIY como éste, en el que se trataba de mostrar cómo eludir el poderoso ojo de Facebook.

En 2012, tras diversas protestas de diferentes organismos europeos, la compañía de Mark Zuckerberg se vio obligada a borrar sus bases de datos relacionadas con el reconocimiento facial, aunque los recientes cambios en su política de privacidad volvieron a abrir el debate al respecto.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram