Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Llega la primavera y, a pesar de la crisis y las recientes rebajas, los anuncios, las carteras y los armarios se alían para hacerte comprar nueva ropa que se adapte a las nuevas condiciones climáticas… y de moda. Nuevos colores, nuevas líneas, nuevos tejidos… las tiendas de moda se preparan para recibir hordas de clientes ávidos de nuevas prendas. Hace años, los responsables de los grandes centros comerciales y tiendas físicas en general se estarían frotando las manos. Sin embargo, hoy en día el auge del eCommerce pone en peligro, y cada vez más, el calentamiento global de sus extremidades. Por ello, los comerciantes del mundo físico buscan cualquier forma de combatir el cada vez mayor poder del mundo virtual. Como en el caso de Westfield y Snap Fashion: una alianza para combatir el eCommerce entre unos grandes centros comerciales y los creadores de una exitosa app de mCommerce.

#editme de Snap Fashion

Westfield es un grupo empresarial dedicado a la creación y gestión de grandes centros comerciales en todo el mundo. Con más de 4.000 empleados, cuenta con edificios (o, más bien, megacontenedores) en países como Australia, Estados Unidos o Reino Unido. Y es en este país donde, precisamente, ha llegado a un acuerdo con Snap Fashion para tratar de revitalizar las ventas de sus tiendas. El fruto de esta alianza entre Westfield y el equipo de desarrollo de aplicaciones de SnapFashion es #editme, una app pensada para hacer más atractiva la compra de moda.

El funcionamiento es muy sencillo: El usuario de #editme puede subir, con su app, la imagen de una prenda (ya sea tomando una fotografía o subiéndola desde Internet). Mediante el software de reconocimiento de imagen que ha hecho famosa a Snap Fashion, el cliente recibirá de inmediato una serie de sugerencias de prendas complementarias o similares, que puede encontrar a la venta en las tiendas de los centros comerciales Westfield.  Además, los usuarios de #editme podrán crear álbums personales con sus modelos preferidos, que podrán compartir a través de redes sociales, y recibir asimismo sugerencias y consejos para completar su look.

Lo más curioso de esta alianza es que Snap Fashion había logrado el éxito siendo capaz de canalizar las experiencias del mundo físico hacia compras en el mundo virtual. Con su aplicación, los usuarios pueden, mediante un proceso similar al de #editme , localizar y comprar online las prendas a las que fotografiaban en el mundo físico.  Ahora, ha decidido pasarse al otro lado del comercio. Veremos cuál es el resultado

Shares