Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Hace unos meses te hablamos de que el líder indiscutible de la eCommercesfera mundial, Alibaba, se enfrentaba a una terrible crisis financiera…y de credibilidad . Una serie de (más o menos) catastróficas desdichas que comenzaban con la presentación de unos resultados peores de lo esperado y que, además, incluían una seria advertencia por parte del gobierno chino.

Habitualmente tan protector con sus empresas, el gobierno de Beijing anunció que Alibaba había incurrido en toda una serie de prácticas dudosas,  como la venta de productos falsos, la aceptación de sobornos por parte de sus empleados y la falta de controles internos. ¿El resultado? El impacto combinado de esta crisis de reputación con los malos resultados financieros llegó a provocar una caída en cotización de sus acciones de hasta el 10%

La reacción de Alibaba contra las falsificaciones

Lo cierto es que parece que aquella crisis sirvió para hacer reaccionar a la empresa de Jack Ma: Alibaba se apresuró a crear un grupo especial de empleados que se enfrentase a las falsificaciones y comenzó a desarrollar políticas que pudiesen eliminar la piratería de sus stands virtuales. Ahora, el líder del eCommerce acaba de presentar su última creación en este campo: Los Dotless Visual Codes

¿Qué son los Dotless Visual Codes?

Los nuevos Dotless Visual Codes, desarrollados para Alibaba por Visualead, son unos pequeños códigos, muy similares a los conocidos códigos QR, pero incluyen pautas creadas con series de puntos y, además, la posibilidad de incrustar una imagen en su interior.  De acuerdo con las informaciones publicadas, cuando los clientes reciban sus productos, podrán escanear los Dotless Visual Codes a través de una app propiedad de Alibaba, y confirmar que el producto es auténtico. Además, cada código es único, y no puede ser escaneado más de una vez.

Una propuesta ambiciosa

De acuerdo con fuentes de la propia compañía, los Dotless Visual Codes comenzarán pronto a ser utilizados por algunas grandes marcas, entre las que se incluyen Ferrero y L’Oreal, pero con la ambiciosa idea de que puedan alcanzar en un futuro no demasiado lejano a una gran parte del inmenso catálogo online que incluyen los distintos portales propiedad de Alibaba.

Shares