Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Desde hace meses hay una guerra entre varios medios de eCommerce y los Ad Blockers, cuyo uso se ha hecho cada vez más cotidiano. En España, para ser específicos, Elogia realizó un estudio en el que destacaba que la cuarta parte de los usuarios de Internet los utilizaba.

Y es que estos Ad Blockers están perjudicando de manera grave a los editores que ofrecen contenido publicitario ya que sus ganancias por este medio se han visto agravadas y hay millones de webs que hacen de la publicidad su principal fuente de ingresos. Algunos de los grandes detractores de estos bloqueos son The New York Times y Google, entre otros muchos.

Algunos de estos medios disconformes han optado por instalar en sus sitios scripts detectores de Ad Blockers y así forzar al usuario a desactivarlos para acceder al contenido de sus páginas, como una opción para continuar con sus campañas publicitarias y que los avisos lleguen a los usuarios.

Los detectores de Ad Blockers podrían ser ilegales

Hace unos meses Alexander Hanff, CEO de Think Privacy Inc envió una carta a la Comisión Europea, requiriendo una aclaración sobre la privacidad y comunicaciones electrónicas o “ley anti-cookies” preguntando si el artículo 5.3 de esta normativa aplicaba únicamente a las cookies del navegador o si cualquier información almacenada en un equipo y que formara parte de la esfera privada del usuario era merecedora de protección.

La respuesta de la Comisión Europea fue que cualquier clase de script ya sea del lado del cliente o del servidor que intente acceder o recopilar información almacenada en los dispositivos de usuario debe solicitar acceso previo, es decir, pedir permiso antes de recopilarla

Y claro, esto vino al cuento ya que la tecnología utilizada por los programas de detección de Ad Block y otras aplicaciones anti anuncios necesitan ejecutar código JavaScript en los dispositivos del usuario para reunir la información sobre la configuración del navegador.

Si se apega a esta ley de la Comisión Europea sobre privacidad, los editores no podrían bloquear a los usuarios el acceso al contenido sin su consentimiento previo. Así es, estrictamente están violando la ley.

Tomando medidas legales contra los detectores de ad blockers

Teniendo ya las cartas sobre la mesa y el pretexto ideal, Hanff ha avisado que utilizará la carta de la Comisión Europea como argumento para iniciar acciones legales contra cualquier medio que recurra a este sistema Anti –Ad Blocker sin solicitar permiso previo ya que vulnera la privacidad del usuario

Y no solo eso, quiere también crear una lista pública con aquellos sitios que él cree que están actuando ilegalmente a este respecto.

Al forzar a los medios a solicitar permiso antes de poner en marcha detectores de Ad Blockers se sigue poniendo en riesgo a muchos sitios que subsisten gracias a sus anuncios… pero también es necesario que los medios moderen el uso de estos anuncios para que no resulten cansados y fastidien a los usuarios.

En los próximos meses deberá haber un consenso y llegar a un acuerdo donde tanto usuarios puedan disfrutar el contenido de las páginas sin llenarse de anuncios como los medios poder subsistir a base de su publicidad sin que ninguna parte quede muy afectada.

 

Imagen: ShutterStock

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram