Copiar enlace

La gestión de una agencia de marketing digital es el reto diario de muchos profesionales del sector. Entre las tareas comunes se incluyen coordinar equipos, manejar cuentas, gestionar clientes, cuadrar la logística o actualizarse en nuevas tendencias. Muchas agencias, además, enfrentan el desafío adicional de la internacionalización del negocio.

Un caso que tenemos de cerca y que nos va a servir como ejemplo es el caso de Smartup, una agencia digital fundada en España hace 15 años, pero operando en México desde hace 10. Desde su base en México, Smartup ha logrado expandir con éxito sus operaciones por toda Latinoamérica.

David Ruiz e Iván Palomera, socios de Smartup, destacan que internacionalizar una agencia digital «va mucho más allá de abrir una oficina con tu logo en otra ciudad y adaptar estrategias concebidas en España«.

Por qué optar por la internacionalización

El primer paso para la internacionalización, según nos explica Ruiz, es reflexionar sobre la necesidad de que una agencia digital se expanda internacionalmente. «En Smartup nos especializamos en el crecimiento basado en datos, un mercado altamente variable con cambios en el consumidor, nuevas tecnologías, estrategias innovadoras y herramientas distintas«, señala Ruiz.

Palomera agrega que, en un sector tan dinámico, la internacionalización se convierte en una estrategia para equilibrar mercados, aprovechar oportunidades y diversificar riesgos.

Ensayo y error

«El proceso de internacionalización no tiene magia, sino miles de horas de búsqueda de un método«, enfatiza Ruiz. Smartup pasó por experiencias en diferentes países, como Asia, con un equipo en Filipinas y una oficina comercial en China. Sin embargo, decidieron retirarse de estos mercados cuando creció su clientela hispana.

Smartup se centró en trasladar al mercado latinoamericano los servicios más rentables del mercado español, estableciéndose primero en México y luego expandiéndose hacia otros puntos de la región. «Queríamos aprovechar nuestra capacidad de adaptación a las divergencias entre mercados, donde surgen muchas oportunidades de negocio«, explica Ruiz.

Diferencias culturales y económicas

A pesar de los fuertes lazos culturales y lingüísticos entre España y Latinoamérica, existen diferencias notables en ambos mercados. «En España, hay una fuerte influencia de la cultura europea, enfocada en la estabilidad y la regulación. En cambio, en Latinoamérica, la mentalidad empresarial es más emprendedora y flexible ante cambios en regulaciones«, aclara Ruiz.

Es crucial no concebir a Latinoamérica como un mercado único, ya que hay diferencias significativas en idiomas, culturas y niveles de desarrollo económico. Además, las fluctuaciones monetarias son más habituales en Latinoamérica, mientras que el uso del euro en España proporciona mayor estabilidad.

Abordando estas diferencias, Smartup ha priorizado la gestión del talento en México y ha coordinado la gestión financiera para facilitar las inversiones locales. En resumen, priorizamos entender la cultura y la economía, pasando por la gestión de personal y la financiera. Hasta ese momento, no hacíamos nada que no hubiesen puesto en marcha otros colegas de profesión que, tras este salto internacional, tenían que replegarse de nuevo…”, subraya Ruiz.

3 retos: mercado, personas y comunicación

Los socios de Smartup establecieron tres desafíos clave para diferenciarse en la internacionalización: entender el mercado y a quién les interesa su enfoque, gestionar el conocimiento y la rotación del personal, y garantizar una comunicación efectiva con equipos en dos países.

Para comprender el mercado mexicano, Smartup implementó estrategias como ponencias y clases ejecutivas en universidades y escuelas de negocios. Esto les permitió obtener conocimiento cultural y establecer una red comercial, evitando la rotación de perfiles valiosos.

En cuanto a la comunicación entre equipos en dos países, Palomera destaca que Smartup cuenta con un equipo homólogo en México, no simplemente una adaptación superficial. Un equipo de dirección estratégica en España coordina la producción, lo que proporciona estabilidad en situaciones de crisis.

Con estos desafíos clave superados, Smartup ha demostrado que la internacionalización exitosa va más allá de establecer una presencia física en otro país. Su enfoque se basa en comprender la cultura y la economía local, gestionar el talento y asegurar una comunicación efectiva para perdurar en el tiempo y crecer en el mercado mexicano y latinoamericano.

Imagen: Equipo Smartup

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!