Copiar enlace

En el dinámico escenario laboral actual, la combinación estratégica de marketing y recursos humanos emerge como el secreto para atraer y retener el mejor talento. En este contexto, donde los candidatos son cada vez más selectivos, las empresas deben innovar y destacar como empleadores de elección.

La influencia del marketing en el embudo de reclutamiento, paso a paso

El embudo de reclutamiento, también conocido como embudo de contratación o embudo de selección, es una representación visual del proceso que sigue una empresa para reclutar y seleccionar a nuevos empleados. Se utiliza como una analogía al embudo de ventas en marketing, ya que ambas involucran la filtración y selección progresiva de candidatos o clientes a través de diferentes etapas. El embudo de reclutamiento generalmente se divide en varias fases, cada una con su propio conjunto de actividades y objetivos:

1. Búsqueda (Awareness)

En esta etapa, se busca atraer la atención de posibles candidatos. Puede incluir estrategias de marca empleadora, presencia en redes sociales, y participación en eventos o ferias de empleo.

2. Preselección (Interest)

En este punto, los candidatos expresan interés y la empresa evalúa sus habilidades y adecuación cultural. Pueden aplicar a través de currículums, cartas de presentación o plataformas en línea.

3. Contratación (Consideration)

Los candidatos preseleccionados son entrevistados y evaluados más a fondo. La empresa busca determinar si el candidato es la elección adecuada para el puesto y la organización.

4. Selección (Intent)

En esta etapa, se realizan ofertas formales y se negocian los términos del empleo. Los candidatos seleccionados demuestran una intención de unirse a la empresa.

5. Contratación (Action)

El candidato se convierte en empleado. En esta fase, se completa el proceso administrativo, como la firma de contratos y la integración en la empresa.

Adaptabilidad y análisis continuo:

Es crucial destacar que, dado el cambio constante del panorama laboral, estas estrategias deben ser adaptables. La capacidad de ajustarse a las tendencias emergentes garantiza la efectividad a largo plazo.

Medición y análisis de resultados

Más allá de la implementación, es esencial medir y analizar constantemente los resultados de las estrategias combinadas. Esto permite identificar áreas de mejora y ajustar las tácticas para mantenerse alineado con las expectativas del talento y las necesidades de la empresa.

La intersección estratégica entre marketing y recursos humanos no solo atrae talento excepcional sino que también fortalece la retención. A lo largo de este viaje, hemos visto cómo herramientas como Lucca, editor de software de RR. HH, se integran naturalmente, potenciando cada fase del proceso de gestión de talento.

Foto: Depositphotos

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!