Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Tic, tac tic, tac…. Para los más perezosos a la hora de ponerse en marcha y para procrastinadores en general, el tiempo para adaptar su tienda online a la nueva normativa está comenzando a agotarse. Y eso que no se trata precisamente de un cambio precipitado.

A pesar de que es ahora cuando los blogs y revistas de economía, marketing y comercio electrónico comienzan a recordar la proximidad de la entrada en vigor de este texto, la Ley General para la Defensa de los Consumidores fue aprobada hace más de seis meses. En todo caso, y teniendo en cuenta que el 26% de la población procrastrina alegremente, analizaremos algunos de los principales cambios que entrarán en vigor a partir del próximo 13 de junio para tratar de evitar lamentaciones posteriores a los miembros de la eCommercesfera española.

Información, información, información

Parece increíble, pero uno de los ejes centrales de esta nueva ley es la  obligación de informar a los consumidores de aspectos básicos del funcionamiento de los eCommerce. Y parece increíble porque es destacable que muchas tiendas online no hayan entendido todavía la importancia de la transparencia en las condiciones de compra a la hora de aumentar sus ventas online. En todo caso, los puntos fundamentales sobre los que a partir de junio deberán informar los eCommerce son:

  • Garantías postventa
  • Garantías legales
  • Modalidades de pago
  • Depósitos y bloqueos de importes requeridos para realizar, por ejemplo, una reserva hotelera.
  • Gastos de devolución, especialmente en el caso de productos voluminosos y difíciles de devolver por correo ordinario

Gestión de devoluciones en eCommerce

Uno de los cambios más significativos se produce en el ámbito de las devoluciones. A partir de la entrada en vigor de la ley, las tiendas online deberán aumentar el plazo durante el que los clientes pueden ejercer su derecho de desistimiento, desde los actuales 7 días hasta los 14 días. En el caso de que no informen de este plazo en su web (recuerda: ¡información!), el plazo pasará a ser de 12 meses.

Además, con esta nueva normativa, se trata de acabar con la malas prácticas de algunos eCommerce obligando a que tras ejercer su derecho de desistimiento, haya que devolver al cliente todas las cantidades que haya satisfecho, incluidos los gastos de envío, y en el plazo de 14 días desde su solicitud.

Por otra parte, para tratar de armonizar la gestión de las devoluciones con el resto de nuestros vecinos europeos, se ha creado un modelo de formulario para que los clientes puedan ejercer su derecho de desistimiento.

Contacto asumible

Tratando de eliminar otra de las malas prácticas de algunas tiendas online, la nueva Ley obliga a que, de existir un teléfono de contacto a disposición de los clientes, este deba funcionar bajo una tarificación básica. Además, la venta a través de este soporte queda condicionada a que posteriormente el cliente plasme por escrito su conformidad con dicha operación, ya sea a través de correo, mail o fax.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram