Carmina, la fábrica artesana de calzado que logra ventas más allá de España con su eCommerce

Fundada en 1997 por José Luis García, la marca mallorquina de calzado de lujo ya vende en 15 países, y abrió tiendas en Paris y Nueva York.
varios pares de zapatos de distintos modelos sobre un fondo gris junto al logo de la marca de zapatos Carmina
28 de agosto, de 2023
Copiar enlace

Un calzado elegante es lo que puede marcar la diferencia entre destacar con la presencia y el pasar desapercibido. Quien mejor sabe de eso es Carmina, la empresa mallorquina de fabricación de calzado que se especializa en estilos tradicionales hechos de cuero.

Desde su fundación, en 1997, la tienda se ha convertido en un referente en el mundo del calzado de lujo y artesanal, y ha sabido trasladar a la perfección un negocio de tradición familiar al mundo online. Eso le valió el premio a mejor estrategia de internacionalización en nuestros Ecommerce Awards 2022. Como explicó en ese entonces José Luis García, director del área de Madrid en Carmina, la empresa «lleva muchos años haciendo las cosas muy bien, también online. Es la cuarta generación de una empresa familiar, producción totalmente local, exportación del 96% de lo que produce y presenta un alto valor de ticket de compra».

La historia de Carmina

La historia de esta tienda online comienza con Matías Pujadas en 1866, quien fundó un taller de zapatos a medida en la ciudad española de Mallorca. La pasión por la artesanía continuó con su hijo Mateo, quien en 1905 estableció una fábrica de cosido Goodyear en Baleares. El legado llegó a José Albaladejo Pujadas, bisnieto de Matías, que después de un periodo de aprendizaje junto a los mejores zapateros de Florencia, decidió abrir su propia fábrica en 1961, creando una de las empresas de calzado más importantes de España. De hecho, un año después, José lanzó al mercado el icónico modelo del mocasín 1330, del que se llegaron a producir dos millones de pares.

Finalmente, en 1997, José Luis García, con 60 años, fundó Carmina Shoemaker junto a su familia.

En 1998 abrieron la primera tienda en Madrid, y en 1999 lanzaron su primera colección de zapatos de señora con cosido Goodyear.

El gran salto fuera de España fue en 2003, cuando abrieron la primera tienda Carmina en Avenue de l’Opéra, Paris. Luego llegó la tienda de Barcelona en Paseo de Gracia (2010), y el último gran hito en 2017 con la apertura de la primera tienda Carmina Shoemaker en Manhattan, Nueva York, consolidando su estatus en el calzado artesanal de lujo.

Hoy en día cuenta, la marca cuenta con tiendas físicas en Palma de Mallorca, Nueva York, Madrid, Barcelona y París, y tiene presencia en puntos de venta en 15 países. Si bien fabrica sus productos en España, vende en 120 países y la mayor parte de sus ventas provienen del exterior.

Presencia online y servicios destacados

El diseño de su sitio web, realizado con LogiCommerce, tiene un estilo minimalista para mantener su elegancia. En él destacan características como su personalizador de zapatos 3D con el que los clientes pueden visualizar a detalle cómo se verá el producto antes de ordenarlo.

Además, tienen presencia en otras redes sociales como Instagram y YouTube. En la primera cuentan con 270.000 seguidores y mantienen un estilo sobrio con colores terracota para sus fotografías; mientras que en la plataforma de vídeos tienen 13.000 suscriptores y muestran a detalle los productos y la historia detrás de cada una de sus creaciones.

 

Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Carmina Shoemaker (@carminashoemaker)

Las políticas de envío y devolución también desempeñan un papel crucial en la popularidad de Carmina. La tienda ofrece envíos gratuitos en pedidos superiores a 180 euros, con tiempos de entrega que varían entre los 2 y 7 días, según la disponibilidad del producto y el destino.

También ofrece envíos especiales para zapatos hechos de piel exótica para mantener su calidad. Si el producto está hecho con piel de lagarto, aligátor o cocodrilo, debe ir acompañado de un certificado expedido por el Ministerio que informa de la trazabilidad de las pieles.

Cuando compras un producto, recibes un email automático con tu número de seguimiento de pedido, fecha prevista de entrega y localización del paquete.

Si quieres devolver un artículo, debes solicitar la devolución directamente a través de tu cuenta de cliente Carmina, en la sección Mis pedidos. En el caso de que hayas realizado un pedido como invitado, debes contactar al mail de atención al cliente. Solo acepta artículos en su estado original y no cubre los costes de envío y aduanas, a menos que el problema sea imputable a la empresa, como en el caso de productos defectuosos o equivocados. En caso de artículos defectuosos, en su sitio web recomiendan notificarlo inmediatamente con detalles y fotos para proceder a coordinar la inspección y una posible recogida del producto.

Foto: Carmina.

 

Publicado por

Suscríbete a M4C

Únete a nuestro canal de Whatsapp