Facebooktwitterlinkedin

Al momento de hacer una compra electrónica, las reseñas, opiniones y valoraciones de terceros toman un papel indispensable, una influencia que las marcas conocen y que en algunas ocasiones lo aprovechan con prácticas deshonestas. Para tratar de eliminar las reviews falsas en eCommerce ha entrado en vigor el real decreto aprobado en noviembre del 2021, con el que se modifica la Ley General para Defensa de los Consumidores y la Ley de Competencia Desleal.

Bajo esta Ley las empresas están obligadas a garantizar que las reseñas de sus bienes y servicios provienen de personas que realmente los han usado o adquirido, así como mostrar información clara y detallada sobre la forma en que estas reseñas son procesadas.

Adiós a las reviews falsas en eCommerce de España

Las modificaciones están orientadas a eliminar la publicación de reviews falsas en eCommerce, aquellas que han sido pagadas por los vendedores o empresas. Igualmente se considera como práctica desleal la inclusión de reseñas y valoraciones de consumidores sin comprobar que realmente han adquirido el producto o servicio.

Otra práctica desleal que se perseguirá será comerciar un bien como idéntico al mostrado cuando los productos sean diferentes. Así se evitará que ciertas marcas cambien la calidad de un mismo producto dependiendo el país de la Unión Europea donde se comercialice.

Por otro lado, se quiere acabar con la reventa de entradas a espectáculos usando bots (robots digitales), cuando estos impidan a todos los consumidores acceder al mercado con normalidad.

Por último, se contempla el incumplimiento de garantías para los consumidores, así como la imposición de limitaciones y exigencias sin justificación, como no dejar que los usuarios puedan ejercer su derecho a baja contractual o de un servicio.

Las multas para los infractores ascenderán hasta un millón de euros

Con esta nueva norma, el Ministerio de Consumo podrá sancionar a las empresas por realizar fraudes masivos o por usar publicidad encubierta en redes sociales

En el caso de infracciones cometidas únicamente en España, las sanciones máximas pueden elevarse hasta el millón de euros u ocho veces el valor de la ganancia obtenida ilícitamente. En caso de que las infracciones sean hechas en varios Estados miembros, la multa podrá elevarse hasta el 4% del volumen de facturación de las compañías.

Para cuantificar la multa se tomarán en cuenta la capacidad económica del responsable, su grado de culpabilidad o la existencia de intencionalidad, así como el carácter continuado de la infracción. Igualmente, se estudiará el número de usuarios engañados o el nivel de daños que hayan sufrido.

También se podrán aplicar otras sanciones como la confiscación de mercancía, cierre de tiendas hasta por cinco años y la publicidad de las sanciones impuestas.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), celebra que esta norma comience a regir, ya que según ellos es muy común encontrar fake reviews a la hora de hacer compras por internet. Ya en 2019 pudo constatar que había empresas que, a cambio de una valoración positiva, ofrecían una comisión o un producto gratis.

La eterna lucha de Amazon por eliminar las reviews falsas

Por supuesto que este problema ha estado presente en eCommerce y marketplaces de todo el mundo desde hace muchos años y la lucha por evitar las reviews falsas ha sido constante para los gigantes de internet, especialmente en Amazon que debido al gran tamaño de su marketplace y la inmensa cantidad de vendedores con los que cuenta, la regulación no ha sido nada fácil.

En su caso, el gigante de las compras online se ha dedicado a lanzar políticas que permitan el desarrollo de un mercado justo para todos los vendedores, sin importar el tamaño de su negocio desde el 2016, sin embargo, las reviews falsas en eCommerce han seguido vigentes, y es por esto que durante el 2021 Amazon decidió bloquear 600 vendedores de su plataforma por pagar a los consumidores por comentarios y clasificaciones.

Estas prácticas eran disfrazadas como estrategias de fidelización, garantías extendidas o programas VIP. Entre las marcas suspendidas destacan Aukey, Mpow, RAVpower, Shenzhen Youkeshu Technology, entre otros. 

El bloqueo que hizo Amazon a estos vendedores no se limitó a eliminar su presencia de la plataforma, ya que también el gran marketplace retuvo los fondos de algunas empresas, como el caso de Shenzhen Youkeshu Technology, a la cual le cerraron 340 tiendas y congelaron 20 millones de dólares (alrededor de 17 millones de euros).

A esta lucha se ha unido recientemente Avamzes, una nueva Asociación de Vendedores en Amazon España, ya que tal como su presidente Víctor García nos explicó en entrevista: “Una de las cosas que más hemos detectado es que los empresarios españoles están bastante… digamos que “quemados” con el tema de las reviews falsas… Uno de los proyectos más ambiciosos de Avamzes es crear un departamento de IT para ayudar a Amazon con la gran problemática de las reviews falsas que inundan Amazon y que es pan de cada día en grupos de Facebook, Telegram, etc. Nuestro objetivo será el de localizar, recabar pruebas y denunciar ante Amazon dichas irregularidades”.

Imagen Deposiphotos

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!