Multiplataforma
Usabilidad
Servicios
Diseño
Confianza

La app de Imaginarium se queda muy lejos de las características que ofrece la versión web, con puntos débiles que lastran su valoración.

58


Puntuación usuarios: 0 (0 votos)
Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Tal y como te comentamos en la revisión de su eCommerce, Imaginarium es una empresa española que se ha convertido en una referencia mundial en el mercado de los juguetes educativos y de calidad. Sus tiendas físicas son claramente reconocibles por su diseño, un aspecto que la empresa ha tratado de incorporar a su presencia en el mundo online, en primer lugar en la versión web y, a continuación, en su aplicación móvil, disponible de forma gratuita para Android e iOS. Pero los resultados han sido dispares.

App de Imaginarium: un diseño muy bien intencionado que no llega a brillar

Lo primero que te encontrarás cuando descargues en tu smartphone la app de Imaginarium es un enigmático carrusel con efecto 3D que cumple la función de menú principal. Su matiz enigmático viene dado porque lo único que verás durante unos segundos son siete círculos con la cara de la conocida mascota de la empresa: el ratón KikoNiko. Tras la sorpresa inicial, las imágenes correspondientes a cada una de las categorías comenzarán a cargarse, a una velocidad asombrosamente lenta.

Una vez constituido el carrusel y elegida la categoría (juguetes, puericultura, muebles y decoración…), encontrarás un nuevo filtro de subcategorías y tras él, finalmente, los productoscuyas imágenes tardarán en aparecer, hasta que consigan reemplazar los huecos ocupados por, nuevamente, iconos de KikoNiko.

Las fichas de producto de la app de Imaginarium son muy completas, con adecuada información acerca de cada juguete, llegando a aportar incluso su manual de instrucciones o montaje. De todas formas, quizá se eche en falta la posibilidad de hacer zoom en las fotografías. En todo caso, lo que parece evidente es que esta aplicación necesita de más filtros que hagan más sencilla la elección de un artículo y que permitan por ejemplo, ordenarlos en función de sus precios o de la valoración de sus usuarios.

Una vez llegada la hora de la compra, aparecen los puntos más débiles de esta app. Tras acceder al carrito de compra, el cuidado diseño de toda la aplicación se desvanece. La pantalla final de compra no es responsive, es decir, no se adapta al formato de cada terminal, con lo que deberás deslizar tus dedos por la pantalla para ver todo su contenido. Un contenido en el que aparece el importe total de tu compra, pero no el de, por ejemplo, los gastos de envío y que, en mi caso, jamás he llegado a ver. El motivo: al tratar de pasar a la siguiente etapa del proceso de pago, en la que se solicitan los datos personales, la aplicación provoca un error fatal (Error 404, para ser más exacto) del que es imposible salir.

Más allá de si se trata de un error puntual o no, lo cierto es que la app de Imaginarium está muy por debajo de lo que ofrece su eCommerce, incluso en aspectos tan esenciales como el de la ayuda o la información de las condiciones de compra.

Muchos aspectos a retocar para poder ofrecer a sus clientes el servicio de calidad al que están acostumbrados.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!

Recibe los mejores contenidos de marketing digital y comercio electrónico en tu email.

Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas conforme a la política de privacidad de Iniciativas Virtuales.