Tiempo de lectura: 2 minutos
Shares

Twitter ama a sus usuarios VIP. A los usuarios influyentes que generan tráfico y “movimiento”. Es por ello que quiere hacerles la vida en su red social lo más cómoda posible. Y no hay nada más incómodo que la publicidad a todas horas y por todas partes. Ha llegado el momento de los privilegios para los anuncios en Twitter.

La jugada maestra

De un tiempo a esta parte, Twitter no logra un crecimiento relativamente estable de usuarios, algo que preocupa a la compañía y a sus inversores. Es por ello que quieren mimar todo lo posible a sus usuarios más influyentes para que no se vayan, para que sigan con ellos.

Y es que si esos usuarios influyentes, famosos, con gran cantidad de followers, se quedan… ¿Qué pasará? Pues que las personas que les siguen con cierta “devoción” también lo harán e incluso se incorporarán otros nuevos usuarios. El resultado: fidelización. Esta creencia es la que lleva manteniendo en el tiempo Jack Dorsey, CEO interino de Twitter. Eso sí, no miden esa influencia únicamente con el número de seguidores. No es suficiente con eso.

Anuncios en Twitter: ¿Quién es influyente y quién no?

Depende de varias variables, de varias métricas para llegar al resultado final de “usuario influyente en Twitter”: cuántas veces se ha visto un tuit, cuántos RT han tenido, el volumen de respuestas, el volumen de menciones que genera esa cuenta de Twitter, y también depende de (cómo no) el número de seguidores.

Eso sí, parece que la red de microblogging no ha conseguido “fidelizar” a sus altos ejecutivos como quieren hacer con sus usuarios VIP. Y es que cuatro de sus altos directivos “han abandonado el barco” de forma totalmente voluntaria.

Todos podremos saltar los anuncios en Twitter de vídeo

Twitter además está cambiando su publicidad de Amplify. Permitirá a sus anunciantes incluir publicidad en vídeo de tipo pre-roll con una duración de 30 segundos o más.

Eso sí, lo pondrán junto con un botón de “saltar”, por lo que podremos elegir si lo vemos completo o no. Twitter sólo cobrará a sus anunciantes por los anuncios que sean vistos durante al menos 3 segundos. Los que el usuario “salte” les saldrán gratis. Además, según Re/Code, la red social habría generado más de dos mil millones en ingresos en 2015, casi todos a partir de los anuncios.

La sombra de Youtube es alargada, y Twitter sigue la estela de la red social de vídeo con esta táctica.

Shares