Tiempo de lectura: 10 minutos
Shares

Hace ya más de 10 años que un grupo de profesionales del audiovisual salieron del mundo de la televisión para adentrarse por el tortuoso camino del freelanceo, donde se come muy mal y a deshora pero también se aprende mucho y se conoce a gente interesantísima.

No pasó mucho tiempo antes de que esa miniestructura se convirtiera en Sr.Grunberg. Hoy pueden decir que disponen de la flexibilidad, la experiencia y la capacidad para dar servicio a todo tipo de marcas y negocios que quieren crecer a través del Vídeo Marketing. Hoy nos sentamos con Rubén Alonso, socio fundador y encargado de desarrollo de negocio de Sr.Grunberg, para conocer de primera mano cómo el uso de vídeos puede ayudar a una empresa.

Entrevista a Rubén Alonso, socio fundador y encargado de desarrollo de negocio de Sr.Grunberg

¿Quién es el Sr.Grunberg y qué tiene de especial?

En Sr.Grunberg somos gente corriente, un grupo de profesionales del audiovisual en una agencia de vídeo en Madrid. Hacemos lo que hace la gente normal, trabajar y descansar cuando podemos. Eso sí, ponemos todo nuestro cariño y toda nuestra experiencia en hacer buenos vídeos para ayudar a nuestros clientes a comunicar su mensaje, a vender mejor sus productos y a impulsar su marketing con imágenes en movimiento y sonidos. Supongo que es eso lo que nos hace diferentes.

El nombre se lo cogemos prestado a Peter Grünberg, un científico alemán que recibió el Premio Nobel de Física por sus descubrimientos sobre la magneto-resistencia gigante que suena a peli de ciencia ficción pero es la tecnología que se utiliza en la lectura de los datos de los discos duros de los ordenadores. Nosotros trabajamos con grandes volúmenes de vídeo así que, consumimos muchos discos duros, y nos pareció apropiado hacer un homenaje al Sr.Grunberg.

¿En qué consiste vuestro trabajo? ¿Cómo es una productora, o agencia de vídeo como vosotros?

Somos una agencia de vídeo, una productora, no sé. Si te digo la verdad preferimos pensar que somos un partner estratégico. Una solución para ayudar a las marcas a vender más y mejor pero solo centrándonos en vídeo, qué es lo que sabemos hacer.

El enfoque estratégico lo marca siempre el cliente o la agencia de marketing, contamos lo que ellos quieren contar y sus objetivos son los nuestros. Cuando el cliente tiene claro sus objetivos, pero no sabe muy bien cómo conseguirlos nosotros vemos la mejor manera en que podemos ayudar con vídeo. Algunas veces te hacen un encargo muy concreto o te dan un brief y ya sabes, viene todo muy cerrado.

El proyecto o la campaña ya está lista y además suele ir todo con prisa. Entonces nos concentramos en la ejecución de la producción. Nos encargamos del tema técnico. A veces si hay buena comunicación podemos dar alguna idea con el fin de conseguir un impacto mayor.

Es cierto que cuanto más grande es la marca, más difícil es cambiar algo. La mayor parte del equipo venimos del mundo de la televisión, aunque también hemos trabajado mucho para agencias y productoras. Así que hemos crecido en un entorno muy técnico y creativo, pero donde también hay que sacar muchos minutos de programa al día para alimentar al monstruo de la TV y las deadlines a veces son mortales.

Nosotros somos bastante flexibles, nos movemos rápido pero también sabemos que en grandes marcas no es así, las decisiones tienen que pasar por muchas manos y cada cambio es muy lento.

Es cierto, pero también en la manera que se consumen contenidos hoy en día, en todas partes desde el móvil. Parece que todo tiene que ser en tiempo real o ya no vale ¿no?

Lo sabemos y nos adaptamos. Pero sin perder de vista la marca. A veces por correr mucho se puede hacer daño a la marca o el producto. En Sr.Grunberg ponemos la flexibilidad que tenemos a la hora de probar cosas para encontrar soluciones y aportar velocidad de reacción minimizando los riesgos.

Trabajamos mucho con maquetas y con el ensayo error. Cuando mejor funcionamos es cuando entramos en el plan de marketing desde el principio. Quiero decir, cuando se cuenta con Sr.Grunberg a la hora de diseñar la estrategia de marketing del año o por trimestres. De esa manera podemos pensar las mejores estrategias de utilizar un presupuesto ya cerrado para vídeo y perseguir los objetivos que se están estableciendo. Al trabajar así, podemos pensar en nuestras propias necesidades de manera estratégica y diseñar con el cliente un paquete de vídeos orientado a objetivos . Esto tiene muchos beneficios para el cliente y para nosotros, hace poco escribí un post en nuestra web hablando de esto

Háblanos de vuestro último trabajo

Lo último que hemos realizado ha sido un Spot muy divertido para TV de Gedescoche, junto con los chicos de Mask Comunicación. La agencia quería explicar el producto de su cliente y hacerlo reconocible frente a la competencia. Poco tiempo y un presupuesto imitado…

Nos pusimos a trabajar con ellos y después de mucho trabajo este fue el resultado. Este año más que nunca el consumo de vídeo parece que se dispara y sobre todo en móviles

¿Crees que está preparada la industria?

Sí, es cierto, el vídeo va a más, parece que es imparable. No me extraña, los vídeos son fáciles de ver. Son mucho más fáciles de compartir que artículos y blogs, las posibilidades son infinitas y eso abre la puerta a mucha creatividad, pero al mismo tiempo creo que la manera en que la tecnología ha evolucionado, quizá nos ha hecho pensar que cualquiera puede hacer un vídeo.

Y por un lado es verdad, hay vídeos amateur que están teniendo muchas reproducciones en redes sociales y a todos nos parece que funcionan muy bien. Si puedes integrar tus vídeos caseros y los vídeos de gatos y caídas en tu estrategia de negocio ¡adelante! tienes la gallina de los huevos de oro.

Esto sirve para algunos negocios pero no es lo habitual. Creo que muchas veces a la producción de vídeo no se le da la importancia que tiene y al fin y al cabo estamos hablando de la imagen de nuestra marca. Es un poco nuestro escaparate. Si el cliente no tiene una buena sensación al ver nuestros vídeos, no solo estamos dejando de vender, es que además estamos haciendo daño a la marca.

Seguro que tú misma te has cruzado con un montón de vídeos de producto, demos y, tutoriales o vídeos corporativos malos que no te han dado una buena impresión de la marca, sino más bien lo contrario. En este sentido, contestando a tu pregunta, las empresas que piensan en la producción de sus vídeos de manera estratégica y tienen un presupuesto disponible para hacer marketing en este formato, si están preparadas para lo que viene. Y las que no tengan muchos recursos pueden empezar a probar cosas o buscar algún aliado, porque el vídeo está aquí para quedarse.

Bueno y dinos, ¿qué tiene que tener un vídeo para que funcione?

Está claro que siempre hay aspectos técnicos que hay que cuidar pero lo más importante es el guión, digamos la historia que contamos.

sr grunbergDe todos modos a veces se olvida que el vídeo para marketing no suele ser un fin en sí mismo, sino un medio, una herramienta para alcanzar nuestros objetivos comerciales.

Si no trabajas el vídeo alineado con tus objetivos de marketing y no hay una estrategia clara detrás, entonces estás actuando de manera compulsiva, por seguir una tendencia o hacer caso a un gurú que ahora dice que hay que hacer vídeo o un estudio de no sé qué revista. Y si actuamos compulsivamente no tenemos el control de lo que hacemos. Esto puede dañar la reputación y la imagen de tu negocio de forma muy seria.

Por este motivo no creo que debamos pensar que el becario, el informático o cualquier persona que ande libre en la oficina para encargarse de la producción de algo tan importante como la imagen de nuestro negocio. Y que conste que lo digo con todo el respeto a los becarios y a los informáticos.

No nos engañemos. Realizar cualquier forma de contenido en vídeo, (incluso un vídeo de 15 segundos) puede parecer una tarea sencilla pero te aseguro que no lo es. Cualquiera que lo haya hecho alguna vez lo sabe. Desde la búsqueda de buenas ideas, el enfoque estratégico a la captura de la imagen o la postproducción del sonido o el color todo el proceso consume muchísimo tiempo y muchísimos recursos.

La mayoría de los vídeos que triunfan en la web han sido realizados por una productora o al menos por una persona que sabe cómo iluminar, capturar sonido de la manera correcta y tiene acceso a una cantidad importante de equipamiento y software. El vídeo profesional no es fácil ni barato a pesar de lo que todo el mundo online parece que quiere hacernos creer.Eso sí es una herramienta súper potente.

En tu experiencia. ¿Cuál crees que es la mejor estrategia de vídeo?

Bueno, es que en realidad no creo que exista una mejor estrategia de vídeo. Como una estrategia premium o algo así. Es un poco más de lo mismo, dependiendo de los objetivos que tengamos será mejor ir por un camino o por otro para llegar a ellos. Cada negocio es diferente y siempre hay que pensar mucho cual es la mejor manera de impulsar nuestras acciones de marketing con vídeo de manera individual y personalizada. Lo que está claro es que vivimos en la era del vídeo. Youtube, Facebook, Netflix… hoy cualquier contenido de vídeo se enfrenta a una competencia brutal.

Son tantos los impactos al día que hay que llamar la atención del público y captar su interés de maneras originales. Creo que las marcas tienen que recordar que el objetivo del contenido de marca en vídeo es crear “películas” que la gente quiere ver y dentro de esto compites con todo el contenido del mundo, desde vídeos de gatos hasta la última temporada de Juego de Tronos.

La estrategia a seguir es una decisión que hay que tomar basada en tu tipo de negocio, el mensaje de tu marca y los recursos que tengas disponibles. Para negocios con experiencia, ideas y presupuesto creo que es el momento de crear vídeos para mostrar lo increíbles que son. Compartir y amplificar con vídeo las experiencias de usuario que ellos mismos generan.

También pueden trabajar la realización de contenido de marca tipo vídeo encuentros y shows con celebrities que interesen a su público o docu realities donde exista una verdadera inmersión en la filosofía y el espíritu de la marca, eso sí, intentando no hablar mucho del producto y generando contenido que realmente interese a su audiencia. Luego si gusta, el producto se vende solo.

Para otros negocios la fórmula puede ser una programación combinada de vídeos presentación y vídeos formativos o tutoriales de producto para educar a tu público objetivo. La estrategia adecuada puede ser completamente distinta en cada caso. La fórmula para el éxito no existe pero suele pasar por ser generosos, pensar en lo que quiere ver tu audiencia y también por el ensayo error.

Es el momento de ser transparentes, responsables, de tener empatía con el consumidor. No solo porque parece que la gente está más dispuesta a consumir los productos o servicios de una marca cuando hemos disfrutado con el contenido que nos han regalado. Además nos ayuda a crear una buena reputación y visibilidad.

Para terminar, ¿podrías darme tres consejos para empezar con el vídeo marketing?

Si quieres consejos, yo no hablaría de vídeo. Como te comentaba creo que el vídeo no es un fin sino un medio así que te diría: Piensa en tus objetivos con claridad. Piensa de qué punto a qué punto va a llevar tu vídeo al cliente en el proceso de compra o la experiencia de marca. Diseña un plan estratégico. No puedes hacerlo todo tú sola, así que rodéate de los mejores profesionales y delega.

Dispara y vuelve a cargar. Se trata de ensayo-error. Analiza cómo está funcionando tu vídeo y si es necesario haz ajustes. Por último, recuerda que producir vídeo es duro pero hay que ser humilde. Si en algún momento empiezas a creer que el trabajo que haces es más importante que el que hace el cliente o cualquiera de los que te rodean, necesitas unas vacaciones.

Shares