Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Así es, Jack Dorsey lo ha hecho de nuevo. El límite de caracteres en Twitter ha sido una de las principales señas de identidad de Twitter, desde su irrupción en el mercado en 2007.

Rubén Bastón defiende su cambio a 10.000 caracteres en este vídeo:



Ya desde finales del 2015 la empresa se encontraba estudiando un producto complementario a la red social pensado para desarrollar ideas más extensas, pequeños textos que podrían asociarse a un tweet de forma similar a la que ahora se usa para añadir imágenes.

Cambios en el límite de caracteres en Twitter: de 140 a… ¡¿10.000?!

Ahora, Jack Dorsey ha “traído” a la superficie el interés de elevar el límite de caracteres en Twitter hasta.. diez mil. Así, el CEO de la compañía apuesta por integrar hasta 10.000 caracteres en un tuit, pero no de la manera que piensas:

A través de su tuit, Jack Dorsey explica lo que esta propuesta de “aumento” en el límite de caracteres en Twitter significa.

Twitter está explorando la posibilidad de que, una vez integrado un bloque de texto como adjunto, éste se pueda mostrar junto con el convencional tuit de máximo 140 caracteres. Sin embargo, a diferencia de adjuntarse como solo una imagen, este texto añadido podrá ser transformado en datos, por lo que los usuarios realmente podrán buscar texto o contenido integrado a los tuits (algo que es un tanto difícil con una imagen).

Esta nueva “regla” en el límite de caracteres en Twitter produciría, potencialmente, que los usuarios pasen más tiempo en la red social y publiquen más contenido enriquecido.

El límite de caracteres en Twitter no existe en los DM

Como comentábamos, las propuestas de romper con el límite de caracteres en Twitter no es algo nuevo, ni algo que la compañía haya respetado al 100% hasta el día de hoy, al menos no en funciones o aplicaciones colaterales de la red social de micro-blogging. Tan sólo a mediados del año pasado, Twitter anunció a través de su cuenta que estaría dando un gran cambio dentro de sus DM (Direct Messages); a partir de julio del 2015, los DM ya no tuvieron un límite de caracteres tal y como lo obliga a hacer en los posts públicos.

Este tipo de cambios es quizás es de provecho para cualquier persona u organización que usa esta herramienta regularmente. Si bien en los tuits públicos la “brevedad” es la clave para el streaming propio de Twitter, en la parte privada el contexto cambia y normalmente hay una sensación de apertura a una conversación más larga.

¿Qué opinas de esta nueva propuesta por parte de Jack Dorsey? Comparte tu opinión.

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram