Copiar enlace

Un estudio reciente realizado por Boston Consulting Group (BCG) en colaboración con SISTA, un colectivo de mujeres empresarias e inversoras, reveló que las startups compuestas exclusivamente por mujeres obtuvieron una financiación total de 6 millones de euros en 2022, superando a las startups formadas por equipos mixtos, que consiguieron 4,3 millones de euros (un 28,3% menos). De hecho, una de las mayores captaciones de fondos de Europa la protagonizó en España Unavets, una startup de atención veterinaria con presencia en España y Portgual, fundada por Junko Io Sheehan, con 144 M€.

A pesar de estas cifras prometedoras, las startups fundadas por mujeres representan solo el 8% de las empresas creadas, el 7% de las operaciones de financiación y el 4% de los fondos captados.

Además, el estudio destaca la persistente prevalencia de roles y estereotipos de género en la elección de sectores en los que las mujeres emprenden, que suelen acotarse a la moda y bienestar, la salud, el cuidado de menores y la educación.

Porcentaje de startups fundadas por hombres, por mujeres y mixtas en 2022, según la industria. Fuente: BGC.

Falta de representación y de acceso al capital

Las mujeres están infrarrepresentadas en el ecosistema de emprendimiento, y esta disparidad empeora a medida que las startups avanzan en su ciclo de vida. Solo el 10% de las empresas de nueva creación en 2022 fueron fundadas por mujeres.

Suecia es el país con mejor relación de igualdad entre ambos sexos, con una de cada tres startups creadas en 2022 por al menos una mujer. Por el contrario, Francia y España tienen los peores resultados, con solo una de cada cinco startups con una mujer en el equipo fundador.

La brecha de financiación es otra preocupación importante, ya que las startups fundadas por mujeres obtienen significativamente menos financiación, incluso en sectores con una mayor representación de fundadoras. La cantidad media recaudada por equipos formados exclusivamente por mujeres es 4 veces menor que la recaudada por equipos formados exclusivamente por hombres (la media global es de tan solo 1,9 M€). Además, esta brecha se amplía con el tiempo, llegando a ser 10 veces mayor al cabo de 9 años.

Porcentaje de startups creadas por mujeres, hombres y mixtas versus cantidad de capital recaudado. Fuente: BCG.

Dependiendo del país, las startups con fundadores hombres obtienen entre el 77% y 91% del total de los fondos recaudados, dejando tan solo entre el 7% y 22% para equipos mixtos, y entre el 1% y el 5% para equipos fundadores formados exclusivamente por mujeres.

Como explica Amaryllis Liampoti, managing director & partner de BCG, “Somos conscientes de que hay mujeres extraordinariamente fuertes que están entregando resultados excepcionales para sus accionistas, pero necesitamos atraer a más mujeres al ecosistema. […] El estudio demuestra que las mujeres no necesitan mentoría, sino acceso a capital”.

Cómo es el sector emprendedor en España

Los resultados del estudio de BCG van de la mano con nuestra reciente publicación sobre cómo son los emprendedores en España. En ella hablamos sobre el Mapa del emprendimiento español 2023, realizado por South Summit, en colaboración con IE University, que muestra un claro desequilibrio en la representación de género. Aunque las emprendedoras españolas cuentan con un alto nivel de educación y experiencia laboral, solo constituyen el 20% del total de emprendedores en el país.

Además, suelen ocupar roles como CEO, COO y CMO en las startups, mientras que en el caso de los hombres, los roles más comunes son CEO, CTO y COO, lo que sugiere una distribución desigual de roles en función del género.

Es cierto que en España, según detaca el estudio de BCG y SISTA, existen avances en este aspecto y las mujeres están demostrando que pueden lograr un gran éxito como emprendedoras trabajando tanto solas como en colaboración con otras mujeres. Sin embargo, aún persiste una importante brecha de género a la hora de crear una startup y obtener financiación.

Aún resta mucho por hacer

Para los creadores del estudio, la brecha en la financiación y representación de las mujeres en las startups en Europa envía un mensaje claro: queda mucho trabajo por hacer y es urgente. Estas empresas están dando forma al mundo del mañana y ese futuro no puede diseñarse sin tener en cuenta al 50% de la población. A pesar de las diferencias observadas, ninguno de los países europeos analizados puede pretender ser un adalid en igualdad de género, y la escasa presencia de mujeres en el ámbito empresarial no la única causa.

En este sentido, el informe recomienda adoptar las directrices de la “Carta SISTA”, que sirve de marco global para que los inversores y las empresas de capital riesgo mejoren su implicación en materia de igualdad de género. Al firmarla, se comprometen a contribuir a medir la representación femenina, a adoptar políticas de contratación e inversión inclusivas y a promover las mejores prácticas en el sector.

Foto: Freepik.

 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram

Escribir comentario

¡Mantente al día!