Tiempo de lectura: 3 minutos
Shares

Al comprar los regalos de Navidad agradecemos mucho que nos pongan el bendito ticket regalo para poder cambiarlo porque realmente no siempre logramos acertar. Seguro que a todos nos ha pasado: momento de abrir un regalo y tener que forzar una sonrisa al ver  el pijama de topos con un dibujo de un oso bien grande en el medio. ¿Cómo podemos evitar estas situaciones? ¿Hay posibilidad de evitarlas realmente? El equipo de Worten se puso manos a la obra y ha ofrecido, con su campaña “Indirectas navideñas”, una alternativa muy original basada en la técnica del remarketing. Una propuesta my interesante del equipo de Worten on line que analizaremos en detalle.

Lanzando “indirectas navideñas” mediante cookies

En más de una ocasión hemos hablado de la técnica de remarketing (con vídeo incluido). Una técnica que, tal y como nos explicaba Roberto López en su post “debe ser un must en nuestras estrategias de marketing online y suele estar entre las campañas más rentables y con mejores tasas de conversión. Técnicamente, a través de cookies se recoge diferente información de los usuarios: usuarios que ya visitaron una determinada web, navegaron por una categoría del eCommerce o llegaron al carrito pero no convirtieron. Esto nos permite separar a los usuarios en diferentes listas para posteriormente impactar al usuario dependiendo de la fase del ciclo de compraen que se encuentre. Es decir, el mensaje será más agresivo si el usuario llegó a agregar un producto al carrito que si simplemente navegó por la home”.

Como bien comentábamos entonces, esta técnica se puede considerar, aparentemente, como invasiva porque es un anuncio mucho más directo y que se basa en la navegación que ha realizado el usuario previamente en el site. En casos como éstos, vemos que es posible convertir, de una forma original y divertida, esta técnica en una herramienta útil para el cliente.

La campaña de Worten on line, paso a paso

Para aquéllos que tenían claro lo que querían, y querían mandar indirectas a tus familiares o amigos, lo primero que pedía Worten on line es entrar en la página http://navidadesworten.com/. Una vez allí, tenían que especificar:

  • Qué producto querían recibir:

Con la posibilidad de elegir entre una gran variedad de productos: móviles, tablets, televisiones, robot Roomba, eBook,…

  • A quién mandarle las indirectas:

Madres, padres, hijo/as, abuelo/as… También existía la posibilidad de mandarle indirectas a nuestra pareja, cosa que no está nada mal pensada 😉

  • Si el usuario es chica o chico para tenerlo en cuenta al personalizar el mensaje que se le va a mostrar a la persona que hayas determinado.
  • Especificada la información anterior, podremos ver qué tipo de mensaje podrá recibir el usuario al que mandar la indirecta teniendo en cuenta la información que previamente se ha especificado.

Indirectas navideñas Worten - Selección

Hecho esto, piden saber el nombre y email del usuario así como el email de la persona a la que quieres impactar para poderle mandar la felicitación. Como todo se basa en indirectas, lo que recibirá la persona a la que se haya pedido que envíen indirectas será el siguiente (sutil y discreto):

Indirectas navideñas Worten - Felicitación

La persona que haya recibido el mensaje, eso sí, recibirá una alerta conforme esta página utiliza cookies y, cuando inocentemente acepte, estará aceptando el empezar a recibir indirectas sobre el deseado regalo. Los banners de Worten on line que se muestren, estarán personalizados mostrando el mensaje que hemos programado desde la página web anterior.

Indirectas navideñas Worten - Cookies

¡Y ahí empieza el juego! A la que el usuario de Worten on line empiece a navegar por páginas que muestren publicidad, podrá empezar a visualizar las indirectas navideñas.  Si esto funciona correctamente, la campaña “Indirectas navideñas” podrá ayudar a no tener que fingir lo que gusta un regalo. Solamente habrá que practicar cómo fingir una gran cara de sorpresa. ¡Suerte! 

Mantente informado de las noticias más relevantes en nuestro canal de Telegram